Afghani

0 opiniones sé el primero

Afghani 1
Afghani 1
Afghani (Homegrown Fantaseeds)
Afghani (Homegrown Fantaseeds)
Más imágenes
Afghani 1
Afghani (Homegrown Fantaseeds)
Genética
Indica (90-100%)
Padres
Variedad pura de Afganistán
THC
Medio
CBD
Desconocido
Olor & Sabor
Terroso
Fresco
Picante
Efecto
Calmante
Body-buzz
Relajante
Alegre
Sofá
Palmarés en copas cannábicas

Afghani: a menudo llamada 'Afghani 1' o simplemente 'Afghan'

La Afghani no es que sea de la vieja escuela, es que probablemente es una hierba prehistórica, quizás tan antigua como las propias montañas del Hindú Kush, que marcan la frontera entre Afganistán y Pakistán y de donde esta variedad es orginaria.

La sabiduría popular del fumeta dice que los valiosos genes de esta cepa de cannabis pura Afghani, se exportaron desde esa región en los años 70, antes de la invasión soviética.

Una vez en manos de cultivadores europeos y norteamericanos, la cepa se fue refinando y pronto se convertiría en la primera variedad de cannabis en llegar al estatus de leyenda a nivel global.

Durante siglos, los cultivadores de hierba de Oriente Próximo y el subcontinente indio han producido el mejor hachís a partir de sus cosechas Kush. La Afghani moderna y estabilizada no es sólo una “planta para hachís”, es hierba de primer nivel.

La típica marihuana índica como la Afghani está recuperando su popularidad, puesto que se trata de una sinsemilla muy potente y tiene un enorme potencial para extractos, gracias a su suculenta capa de resina.

AROMA, SABOR Y EFECTOS DE LA AFGHANI

El intenso aroma de la Afghani contrasta en gran medida con las dulces fragancias florales y afrutadas de las variedades de cannabis modernas. La Afghani huele rico, terroso y recuerda mucho al hachís. Sus cogollos son densos con pistilos naranjas y contienen muchísima resina. Tras un plazo de curación decente, los matices a pino y los toques cítricos podrían hacer su aparición.

Cuando fumas Afghani, sin duda lo percibirás. Lo más probable es que los consumidores novatos sufran un ataque de tos en cuanto prueben un material vintage como éste. Tanto el sabor como los efectos son bastante extremos. El sabor de la Afghani tiene mucho cuerpo, a madera y con un deje al hachís negro que a menudo se produce a partir de sus flores. Algunos podrían considerar la Afghani demasiado “bruta”, pero si le das una oportunidad acabarás enamorándote de ella.

La Afghani es una índica pura clásica, sin herencia sativa, así que sin duda será una hierba para fumar por las noches, y nunca una fumada diurna revitalizante o alegre. Se da por hecho que tras fumar esta hierba te quedarás atrapado en el sofá. El profundo colocón corporal y el efecto duradero de la Afghani no deberían subestimarse. Esta vieja gloria todavía te deja fuera de combate. Los niveles de THC en los mejores ejemplares pueden superar el 20%.

Los consumidores de marihuana terapéutica son grandes fans de esta variedad, ya que la Afghani ofrece un efecto calmante muy eficaz y contribuye al tratamiento de diversas dolencias. Además, después de una sesión con Afghani, tanto consumidores recreativos como medicinales confirman un gran estímulo del apetito.

CÓMO CULTIVAR AFGHANI

La Afghani es una cepa fantástica para cultivadores con cualquier nivel de experiencia. Incluso cuando se cultiva a partir de semilla, las plantas serán increíblemente uniformes, como si la plantación se hubiese hecho con esquejes. En interior, la Afghani es la cepa ideal para SOG.

Bajita, poblada y con poco mantenimiento. Es difícil equivocarse en el cuarto de cultivo con genes así. Las necesidades de fertilización son mínimas y la mayoría de cultivadores se sentirán afortunados de tener Afghani en su espacio de cultivo.

Una floración rápida y una estupenda proporción de flor respecto a hojas permiten una cosecha generosa en sólo 7 u 8 semanas. Utilices el método de cultivo en interior que utilices, desde puristas orgánicos hasta instalaciones hidropónicas e incluso avanzados sistemas aeropónicos, la Afghani nunca defraudará al cultivador.

En exterior, la Afghani se puede cultivar fácilmente en todo el sur de Europa y es especialmente indicada para los climas mediterráneos de España e Italia. Además, esta cepa es muy robusta y resistente al moho, así que también se puede cultivar con éxito más al norte, durante veranos cálidos.

En interior, la Afghani se suele recoger cuando no supera el metro de estatura, con cosechas de 500g/m² usando SOG, mientras al aire libre dos o tres “arbustos” bien cuidados de hasta 2 metros de altura podrían ofrecer una cosecha comparable.

AFGHANI EN LOS CONCURSOS

La Afghani es una materia prima muy valiosa para casi cualquier banco de semillas en la actualidad. La lista de híbridas y cruces derivados de estos genes ancestrales que han sido premiados en competiciones es demasiado larga para enumerarla aquí.

Sobra decir, que no importa en qué parte del mundo te encuentres, desde un dispensario de Alaska hasta un sofisticado club cannábico de Barcelona, la influencia de la Afghani estará siempre presente.

Cultiva tu propia Afghani

Dificultad de cultivo
Fácil
Tipo de floración
Fotoperiodo
Periodo de floración
7-8 semanas
Época de cosecha (exterior)
Finales de septiembre/octubre
Producción en interior
400g/m²
Producción en exterior
Medios
Altura en Interior
Baja
Altura en exterior
200cm

linaje genético de la Afghani

Fold Unfold
  • Afghani
    • Variedad pura de Afganistán

Afghani genetics are present in the following strains:


Criadores / Bancos de Semillas

Todavía no hay opiniones, sé el primero