Leche de marihuana con cereales: ¡El desayuno de los campeones!


Leche de marihuana con cereales: ¡El desayuno de los campeones!

Un tazón de cereales es una gran forma de empezar el día, ¿verdad? ¿Pero por qué hacerlo con leche cuando podrías hacerlo con leche de marihuana? ¡Sí! Es hora de hablar de uno de nuestros temas favoritos otra vez, ¡la cocina cannábica!

Cereales con leche de cannabis suena muy bien, pero obviamente quizás no sea el desayuno ideal cuando tienes una reunión importante a primera hora de la mañana. ¡No te preocupes! Este ejemplo es sólo una de las muchas ideas que puedes poner en práctica con la leche de marihuana.

Puedes usarla para cocinar, en el café, tomarla con miel o incluso preparar un batido.

INGREDIENTES

  • Leche entera (¡no uses leche desnatada o semi! La grasa es necesaria para que los cannabinoides se combinen con la leche)
  • Marihuana bien picada
  • Un paño o un filtro muy fino

Tú decides las cantidades. Te recomendaríamos empezar con entre 0,5 y 1 gramo de marihuana por cada ¼ de litro de leche. Si consumes cannabis con frecuencia quizás quieras añadir más, pero ten cuidado de no superar tu tolerancia y mide bien la dosificación de comestibles.

INSTRUCCIONES

  • Lleva la leche al borde del punto de ebullición a fuego medio y déjalo a esa temperatura.
  • Añade la marihuana picada mientras revuelves la leche para que se mezcle bien.
  • Ahora deja la leche a fuego muy lento durante aproximadamente una hora, revolviendo de vez en cuando. Asegúrate de que no vuelva a hervir ni se queme.
  • Posteriormente, puedes sacar el cazo del fuego y dejar que la mezcla se enfríe.
  • Cuela la leche a través del paño o el colador para filtrar la materia vegetal y exprime bien el paño para no desperdiciar ni una gota de leche.

Tu leche de marihuana está lista para disfrutarla. Asegúrate de consumirla antes de la fecha de caducidad de la leche utilizada para la receta.

¡Que aproveche!