¿Qué son los nudos y los entrenudos de las plantas de cannabis?


¿Qué son los nudos y los entrenudos de las plantas de cannabis?

El cannabis, como muchas otras plantas, desarrolla nudos y entrenudos durante su ciclo de crecimiento, que juegan un papel fundamental en la comprensión de la salud general de tus plantas y son vitales para manipularlas de forma que se adapten a tu entorno de cultivo o produzcan los mejores resultados.

Todos los tallos de la planta están unidos mediante nudos y entrenudos.

Los nudos son las partes de la planta que conectan los nuevos brotes con partes de la planta ya existentes, que pueden tomar la forma de una raíz, una hoja o incluso un cogollo.

En una planta de cannabis, por ejemplo, los nudos del tallo principal son las zonas donde las nuevas ramas se separan del tallo central de la planta. También será el espacio que ocuparán algunas flores.

El nudo justo por debajo de la flor principal de una planta de cannabis (que a veces se conoce como la "corona") se llama meristemo apical.

Los entrenudos, por otra parte, son las secciones del tallo o la rama entre dos nudos. Las cepas de cannabis que más suelen espigarse tienen normalmente entrenudos más largos que los de otras variedades.

¿qué son los nudos y los entrenudos de las plantas de cannabis?

¿POR QUÉ SON IMPORTANTES?

Los nudos y los entrenudos te pueden decir mucho sobre el sexo de tus plantas y si están expuestas a las temperaturas y a las horas de luz necesarias. También juegan un papel importante en las podas y la clonación.

GÉNERO DE LAS PLANTAS

Si no estás seguro de que una planta sea macho o hembra, analiza sus nudos en profundidad.

Las plantas suelen empezar a desarrollar sus flores entre 3 y 6 semanas después de haber comenzado su fase vegetativa. Estas flores se forman en los nudos junto al meristemo (el tallo central) de la planta y otras ramas, tomando dos formas diferenciadas.

Las flores con pelos alargados y blanquecinos son señales de una planta femenina. Mientras unas bolitas cerradas serán señales de plantas masculinas.

TEMPERATURA E ILUMINACIÓN

Por último, el espaciado y el tamaño de los nudos y entrenudos de tus plantas te pueden dar ciertas pistas para ajustar la temperatura o la iluminación en tu espacio de cultivo.

Si aprecias que los entrenudos de tus plantas están creciendo demasiado o muy poco, podría ser un síntoma de que están experimentando un cambio de temperaturas excesivo entre la noche y el día.

Las noches cálidas y los días frescos suelen acortar las distancias internodales. Por otra parte, días cálidos y noches frías pueden provocar entrenudos más largos.

Unos entrenudos exageradamente largos también podrían ser síntoma de una planta demasiado espigada. Esto suele suceder cuando no recibe luz suficiente y va en búsqueda de la fuente de luz más próxima.

Los entrenudos largos son problemáticos, ya que pueden dar lugar a ramas más débiles que en el momento de la floración podrían romperse con el peso de los cogollos de la planta. Entrenudos cortos garantizarán que las ramas sean lo suficientemente robustas para sostener el peso de las flores de tus plantas cuando se acerque la época de la cosecha.

PODAS

Los nudos y los entrenudos también son importantes cuando se aproxima el momento de aplicar podas.

Tras unas 2 o 3 semanas de crecimiento vegetativo, vigila tus plantas y asegúrate de que tengan varios entrenudos bastante largos antes de empezar a podar.

Hay diversas formas de podar plantas de cannabis y la mayoría de ellas consisten en cortar tus plantas a la altura de un nudo en concreto.

La poda apical, por ejemplo, te obliga a cortar el meristemo de la planta ligeramente por encima de un nudo con ramas gruesas y fuertes. Esto permite que el meristemo desarrolle dos ramas separadas que acabarán dando lugar a grandes coronas o colas.

Alternativamente, algunas técnicas de poda consisten en podar el meristemo hasta dejar sólo 4 ramas principales. Esto concentrará el crecimiento en esas zonas y contribuirá al desarrollo de cogollos gruesos y densos a lo largo de esas ramas.

Algunos cultivadores también afirman que cortar las puntas de las ramas potencia el crecimiento de los brotes que quedan justo por debajo del corte.

Independientemente de la técnica de poda que escojas, los nudos y los entrenudos son fundamentales para entender dónde hacer los cortes apropiados para que tu planta crezca y se desarrolle perfectamente.

ESQUEJADO

La clonación te permite conservar un fenotipo de planta específico durante años, lo cual es muy interesante si te encuentras con un ejemplar que muestra cualidades excepcionales.

Los esquejes se suelen cortar de las zonas bajas de las plantas, ya que son ramas más fuertes y sanas. La mayoría de los cultivadores sacan esquejes de ramas que están situadas al menos tres nudos por debajo de la copa de la planta, para garantizar un crecimiento óptimo de sus clones.

Para sacar un esqueje de una planta madre lo habitual es cortar una rama justo por encima de su nudo.

Esquejado