Receta de galletas de mantequilla de cacahuete con cannabis


Cuando era niño, la mantequilla de cacahuete era lo que más me gustaba en el mundo entero. Un trozo de pan blanco, un poco de mantequilla de cacahuete y una pizca de azúcar por encima. Me encantaba (y aún me encanta).

Mi madre me suplicaba que comiera pan integral con queso, pero yo me negaba. Al final, hice un trato con ella. El pan integral con queso no está nada mal, si lleva mantequilla de cacahuete por encima.

Ahora tengo casi 40 años y sigo comprando mantequilla de cacahuete (la de los trocitos de cacahuete... deliciosa). Así que te puedes imaginar lo emocionado que estoy de informarte de que hemos encontrado la manera de combinar dos de las cosas que más me gustan: ¡mantequilla de cacahuete y marihuana!

Hemos perfeccionado esta receta en tres sesiones de cocina con nuestros amigos de Stoney. Créeme, la oficina nunca había olido tan bien. Para esta receta utilizamos mantequilla de cannabis.

Mi consejo es que te abastezcas bien de leche antes de empezar a cocinar. Cuando termines con las galletas, sabrás por qué. ¡Que aproveche!

INGREDIENTES

  • 120 gramos de mantequilla de cannabis
  • 115 gramos de mantequilla de cacahuete (la mejor es la de trocitos)
  • 40 gramos de harina
  • 60 gramos de azúcar
  • 65 gramos de azúcar moreno
  • 1 huevo
  • Media cucharadita de bicarbonato de soda
  • Media cucharadita de vainilla (en polvo)
  • Media cucharadita de levadura en polvo

INSTRUCCIONES

Calienta el horno a 190°C.

Mezcla bien la cannabutter y la mantequilla de cacahuete; asegúrate de que formen una pasta suave.

Añade los demás ingredientes a la vez que remueves. Si pruebas la masa, ten cuidado de no comértela toda. Ya sé que sabe muy bien, pero vas a necesitarla para hacer las galletas.

Forra una placa de horno con papel de hornear.

Forma pequeñas esferas con 2 cucharas y ponlas sobre la placa.

Hornea durante 7-10 minutos a 190°C.