9 consejos para cuando estás demasiado colocado


9 consejos para cuando estás demasiado colocado

A todos nos ha pasado. Tanto si eres consumidor de marihuana con fines terapéuticos como recreativos, lo más probable es que alguna vez te hayas excedido con el cannabis.

El THC, el principal compuesto psicoactivo del cannabis, puede tener diversos efectos sobre el consumidor. A algunos les hace sentir relajados y con sueño, mientras a otros les provoca ansiedad, inquietud y paranoia.

Cuando se consume en dosis muy elevadas, el THC suele causar más efectos adversos que beneficiosos.

En este artículo compartimos 9 sencillos consejos para rebajar tu colocón.

1. RELÁJATE

Lo primero que tienes que hacer cuando empiezas a sentir los efectos negativos del cannabis es mantener la calma.

¿Recuerdas el típico argumento de los fumetas de toda la vida que dice que nadie se ha muerto jamás por una sobredosis de cannabis? Repítete eso y simplemente piensa que, sea lo que sea lo que estás experimentando, al final se pasará.

Puede ser complicado hacer esto cuando sientes que el mundo da vueltas a tu alrededor y todos los que están contigo te persiguen, pero recordar que una sobredosis de cannabis es sólo temporal es uno de los pasos más importantes para enfrentarse a la sensación agobiante de estar muy fumado.

2. MANTENTE HIDRATADO

Un consejo habitual para una persona demasiado ebria es mantenerse hidratada, y te sugerimos hacer lo mismo cuando estás muy colocado.

Nuestra recomendación es beber agua fría o zumos de frutas, que te pueden ayudar a elevar tus niveles de azúcar en sangre y frenar los efectos desagradables de una sobredosis de cannabis.

Hagas lo que hagas, ni se te ocurra beber alcohol o bebidas con cafeína, como café, té o refrescos. Tampoco te bebas 2 litros de agua de golpe. Más bien sírvete un vaso grande y ve dando pequeños tragos poco a poco. Cuando lo acabes, vuélvelo a llenar o pídele a alguien cercano que lo haga por ti.

3. HUELE/MASTICA PIMIENTA NEGRA

El cannabis contiene diversos terpenos que le aportan su perfil aromático y también juegan un papel importante en la forma en que la sustancia afecta a nuestro cuerpo.

Varios de los terpenos presentes en el cannabis también se encuentran en muchas otras plantas o frutas. El limoneno, por ejemplo, está presente en frutas cítricas; el mirceno, por otra parte, nos lo encontramos en el perejil, el tomillo o el lúpulo.

El terpeno beta-cariofileno se encuentra tanto en el cannabis como en la pimienta negra, y activa en el cerebro los mismos receptores que el THC. Según un estudio científico publicado en la revista británica de farmacología, cuando el THC y el beta-cariofileno se combinan producen efectos calmantes.[1]

Desgraciadamente, la mayoría de variedades de cannabis sólo contienen cantidades insignificantes de beta-cariofileno. Así que si estás experimentando ansiedad, inquietud o paranoias tras consumir hierba, intenta oler o masticar unos granos de pimienta negra.

4. BEBE ZUMO DE LIMÓN

¿Recuerdas que hemos comentado que el cannabis contiene limoneno? Bien, según el libro sobre cannabis de David Schmader, "Weed: The User's Guide", este terpeno tiene una capacidad similar a la del beta-cariofileno para modular el THC en el cerebro.

Así que si no tienes pimienta negra a mano, prueba una combinación con el zumo de un limón, un poco de su cáscara rallada y tanta miel o azúcar como sea necesario. Mezcla todo bien y bébetelo de un trago. Poco a poco deberías notar como algunos de los efectos secundarios de tu sobredosis de cannabis empiezan a desaparecer.

5. SAL Y RESPIRA AIRE FRESCO

Éste es otros de esos consejos válidos para cualquier situación en la que alguien ha consumido demasiado de cualquier cosa. Respira largo y profundo y plantéate ir a dar un paseo, o sentarte en un balcón o cerca de una ventana.

6. PRUEBA CON CBD

El cannabidiol, uno de los cannabinoides principales del cannabis, ha demostrado poder aliviar los síntomas de la ansiedad. Por desgracia, en muchas ocasiones ha quedado relegado a concentraciones casi imperceptibles en algunas cepas de cannabis modernas.

La investigación ha demostrado que el CBD puede contrarrestar la ansiedad y la paranoia que a veces se asocia con el THC. Por lo tanto, si estás sufriendo estos síntomas debido a un exceso de THC, nuestra sugerencia es que pruebes una microdosis de un producto rico en CBD, como el aceite Charlotte’s Web, por ejemplo.

Recuerda que los cannabinoides pueden tener diferentes efectos en cada persona, en función de la química particular de nuestros cuerpos y del producto que hayamos consumido. Así que no esperes que el CBD sea un método infalible para aliviar los episodios de ansiedad y paranoia. Más bien, experimenta con dosis pequeñas para ver cómo respondes.

7. COME

Comer es el pasatiempo preferido de cualquier fumeta y puede ser una forma estupenda de mitigar algunos de los efectos secundarios de estar muy fumado.

Sin embargo, si no te encuentras bien después de haber consumido demasiado cannabis, nuestra recomendación es que te mantengas alejado de cualquier antojo poco saludable (por ejemplo, comidas rápidas muy grasas o aperitivos como patatas fritas, galletas o cualquier alimento procesado de este estilo).

En cambio, deberías optar por comidas ligeras y nutritivas. El yogur es una gran opción, al igual que la fruta o cualquier tipo de vegetal con mucho contenido de agua (como el pepino o el apio). Una taza de muesli o cereales saludables también es una muy buena alternativa.

Si llueve y hace frío fuera, quizás también puedas probar con un tazón de sopa casera bien calentita.

8. MANTENTE ENTRETENIDO

Sin duda, la mejor cura para un colocón excesivo siempre es el tiempo. Por tanto, tendrás que hacer que pase lo antes posible y de la manera más agradable para ti.

Una gran forma de hacer esto es entretenerte con algún tipo de actividad. No intentes hacer nada demasiado exigente (como deportes o juegos de mesa complicados), ya que tu cuerpo y tu mente probablemente no puedan tolerarlo y podrías acabar sintiéndote peor.

Sin embargo, puedes probar con distracciones más sencillas, como ver una película, escuchar una vez más tu disco preferido o jugar a algún videojuego. Otras opciones podrían ser libros para colorear para adultos o mandalas, aunque garabatear en cualquier cuaderno puede tener el mismo efecto.

9. DESCANSA UN RATO

Como decíamos anteriormente, la mejor cura para una sobredosis de cannabis es el tiempo. Así que aunque todos los consejos que acabamos de compartir pueden ser útiles en determinadas situaciones, lo único que te devolverá a tu estado normal es el paso de las horas.

Creemos que una de las mejores formas de hacer que el tiempo pase más rápido es descansar un poco. Ponte ropa cómoda (como un pijama o algo similar), acurrúcate en tu sofá o en la cama y, si es posible, intenta dormir un rato.

Si cerrar los ojos te hace sentir náuseas o ansiedad, o si simplemente estás demasiado inquieto, intenta entretenerte con una película, música o cualquiera de las alternativas que mencionamos en el punto anterior.

Referencias

  1. ^ NCBI, Taming THC: potential cannabis synergy and phytocannabinoid-terpenoid entourage effects, recuperado Abril-14-2017
    Enlazar