Cannabis y ojos rojos: ¿a qué se deben y qué hacer para evitarlos?


Cannabis y ojos rojos: ¿a qué se deben y qué hacer para evitarlos?

Hay unos cuantos signos que indican que alguien ha estado fumando hierba: el deseo por devorar cualquier cosa, una sonrisa boba y los típicos ojos rojos.

¿Pero qué causa exactamente los ojos rojos tras fumar, vaporizar o comer hierba?

En este artículo analizaremos por qué fumar cannabis causa ojos rojos y qué puedes hacer acerca de esto.

¿POR QUÉ EL CANNABIS PROVOCA OJOS ROJOS?

Hay unas cuantas razones por las que el cannabis provoca ojos rojos.

Algunas personas simplemente son más sensibles al humo, que ya de por sí irrita los ojos de forma natural. Para esta gente, hasta estar en la misma habitación que un fumador puede hacer que sus ojos se irriten y enrojezcan.

Otro factor que en algunos casos puede causar ojos rojos son las alergias al cannabis. Aunque este problema no es muy habitual, sí existe, y al igual que con muchas otras reacciones alérgicas, quienes sufren alergias al cannabis y se exponen a él pueden experimentar ojos rojos, así como una serie de síntomas más serios, como urticarias, hinchazones e irritaciones de la piel.

Sin embargo, el cannabis también causa enrojecimiento de los ojos en gente que no sufre alergias al cannabis ni a fumar. De hecho, el cannabis también puede provocar ojos rojos cuando se vaporiza o se ingiere.

Esto es provocado por el THC, o tetrahidrocannabinol, el principal compuesto activo del cannabis.

Cuando consumimos cannabis (ya sea fumado, vaporizado o ingerido), el THC interactúa con una variedad de células receptoras ubicadas por nuestro cuerpo y cerebro. Estos receptores se conocen como CB1 y CB2, y forman parte del sistema endocannabinoide de nuestro cuerpo.

Cuando se introduce en nuestro cuerpo, el THC se adhiere a estos receptores y nos provoca una gran variedad de efectos, siendo el más perceptible su "colocón" psicoactivo.

Sin embargo, otro efecto habitual del THC es el de disminuir la presión sanguínea, dilatar los vasos capilares e incrementar el flujo de sangre alrededor del cuerpo.

Esto causa que las arterias del ojo se expandan, dándoles básicamente una apariencia mucho más roja, como ensangrentada.

El hecho de que el cannabis pueda dilatar los vasos sanguíneos e incrementar el flujo de sangre en el ojo resulta muy prometedor como tratamiento para el glaucoma, una enfermedad caracterizada por el aumento de la presión intraocular (entre otros síntomas).

Los estudios sobre esta materia surgieron en los años 70 y obtuvieron resultados esperanzadores, dado que el cannabis demostró poder reducir la presión intraocular en los pacientes. La única limitación del consumo de cannabis para tratar el glaucoma es que sólo es capaz de disminuir la presión intraocular durante unas horas, y el glaucoma tiene que tratarse las 24 horas del día.

CÓMO TRATAR LOS OJOS ROJOS DE FUMAR HIERBA

CÓMO TRATAR LOS OJOS ROJOS DE FUMAR HIERBA

La mayoría de consumidores de cannabis, ya sea con fines medicinales o recreativos, querrán ocultar los síntomas de los ojos rojos.

A pesar de que el movimiento por la legalización gana terreno y cada vez más gente cambia su percepción acerca del cannabis, todavía quedan muchos prejuicios en torno al cannabis y su legalidad como medicina.

A continuación os dejamos algunos trucos sencillos para ocultar vuestros ojos rojos tras haber fumado, vaporizado o comido hierba:

Gotas oftálmicas

Las gotas oftálmicas ofrecen un alivio rápido de los síntomas de enrojecimiento de ojos y permiten a los consumidores de cannabis mantener la discreción cada vez que consumen hierba. Algunas marcas conocidas son Vispring o Visine, entre otras. Simplemente echa unas cuantas gotas en cada ojo y en pocos minutos recuperarás su estado habitual.

Lágrimas artificiales

Las lágrimas oculares están pensadas para un uso frecuente en pacientes con síndrome de ojo seco y suelen estar disponibles sin receta. Dado que están pensadas para un uso continuo, las lágrimas se consideran ligeramente menos agresivas para tus ojos que las gotas oftálmicas.

Algunas de las marcas más habituales son Systane Ultra o Dacrolux. Al igual que las gotas oftálmicas normales, simplemente tienes que echar unas pocas gotas en cada ojo tras consumir cannabis y tus síntomas deberían haber desaparecido en cuestión de minutos.

Usa gafas de sol