La mejor forma de almacenar marihuana


La mejor forma de almacenar marihuana

Al igual que otras hierbas que se fuman, como el tabaco, la marihuana se debe almacenar de forma adecuada con el fin de preservar su sabor y aroma, así como para protegerla del moho y la humedad. En esta entrada te enseñamos la mejor forma de almacenar hierba para garantizar que tengas un excelente humo en todo momento.

FRASCOS DE VIDRIO: LA MEJOR FORMA DE ALMACENAR HIERBA

FRASCOS DE VIDRIO: LA MEJOR FORMA DE ALMACENAR HIERBA

La mejor forma de almacenar hierba es en un recipiente o frasco hermético de vidrio como los que se venden en las ferreterías o tiendas de utensilios de cocina. Si no quieres comprarlos, guarda los tarros de mermelada y las tapas, lávalos bien, y ¡voila!

Intenta llenarlos lo más que puedas, para que los cogollos no se sequen, y guárdalos en un lugar fresco y oscuro, ya que con el tiempo la luz podría dañar los cogollos (como ocurre con el tabaco).

Evita colocar los frascos en sitios calientes como armarios sobre el fogón o cajones junto al horno. El calor secará tus cogollos rápidamente.

CONSERVA LA HUMEDAD

Cualquier cosa que fumes, ya sea marihuana, tabaco u otra mezcla de hierbas, debe mantenerse ligeramente húmeda.

Los fumadores de tabaco suelen guardar sus puros y tabaco de pipa con una humedad del 50-60%; y lo mismo se puede aplicar a tu alijo de cannabis. Con este nivel de humedad, tu hierba se conservará en buen estado y no desarrollará moho.

La mejor forma de mantener la hierba húmeda es con un humidificador, como los botones de humedad para tabaco. Empápalos en agua y mételos en bolsas selladas y dentro del frasco de hierba. Vuelve a empaparlos cada dos días o cuando sea necesario.

De forma alternativa, también puedes utilizar paquetes humidificadores, que vienen con distintos niveles de humedad y que mantendrán tu alijo fresco hasta durante 3 meses. Sólo tienes que añadir uno a cada frasco y sustituirlo cuando sea necesario.

La marihuana, al igual que el tabaco y otras hierbas, está hecha para disfrutar, y con el fin de maximizar ese disfrute, es de vital importancia guardar tu alijo correctamente. Sigue estos consejos y tendrá garantizado un excelente humo, independientemente de la velocidad con la que fumes tus cogollos.

EL PROBLEMA DE LAS BOLSAS DE PLÁSTICO

EL PROBLEMA DE LAS BOLSAS DE PLÁSTICO

La marihuana suele venir en bolsas baratas de plástico, que están bien para llevar los cogollos a casa, pero no debes usarlas para almacenarlos a largo plazo. He aquí el porqué.

Para empezar, estas bolsitas apenas proporcionan protección, lo que significa que, para cuando metas el cogollo en ellas y llegues al sitio donde tenías planeado fumar, la hierba estará aplastada y en pedazos.

En segundo lugar, estas bolsas no cierran bien y dejan que el aire entre y salga, lo que puede causar problemas para cualquiera que desee evitar llamar la atención, y también significa que los cogollos perderán su sabor y aroma.

Por último, las bolsas sellables dejan escapar la humedad, por lo que tus cogollos se secarán rápidamente.