La mejor forma de almacenar semillas de marihuana


La mejor forma de almacenar semillas de marihuana

Los cultivadores novatos suelen hacer preguntas sobre las semillas. ¿Cómo se almacenan de forma segura? ¿Cuánto tiempo duran? ¿Tendrán las mismas cualidades que las semillas nuevas? Si se almacenan de forma adecuada, sí, se puede cultivar cannabis a partir de semillas de diez años igual que si se tratara de semillas de un par de meses de antigüedad. Lo más importante es guardarlas en un lugar fresco, oscuro y seco, y no exponerlas nunca a la luz directa del sol.

Cuando las semillas de cannabis se almacenan de forma adecuada, la mayoría siguen intactas después de cinco años. Muchos cultivadores han cultivado marihuana de excelente calidad a partir de semillas de diez años.

¿POR QUÉ ES NECESARIO UN ALMACENAMIENTO ADECUADO?

Con el método adecuado de almacenamiento, las semillas de cannabis pueden durar hasta 5-10 años. El almacenamiento de las semillas es importante por varias razones. Alguien que acaba de crear su propia línea de genes podría querer conservar sus semillas para reproducir esa variedad.

Mucha gente que vive en zonas donde hay gran cantidad de activismo y reformas con respecto a la marihuana, está almacenando sus semillas favoritas para cultivarlas cuando sea legal. Cualquiera que sea la razón, recuerda que el cuidado de la semillas es una de las cosas más importantes que se pueden hacer por una cosecha.

LA ATMÓSFERA ES CLAVE

Las semillas de cannabis se deben almacenar en un lugar frío. Ya sea en el congelador, el frigo o en un armario o cajón, lo importante es dejarlas allí hasta que llegue el momento de germinarlas. Los cambios bruscos de temperatura destruyen la integridad genética de tus semillas.

Además, nunca deben exponerse a la luz directa del sol, y deben conservarse en un lugar oscuro y seco. Un exceso de luz y humedad puede conducir a una germinación prematura. Lo mejor es una humedad del 9% o menos.

DIFERENTES MÉTODOS DE ALMACENAMIENTO

Si sólo se van a almacenar durante unos meses, se pueden conservar en una bolsa con cierre, un tarro de vidrio, o cualquier otro tipo de recipiente hermético. Para un almacenamiento a largo plazo, lo mejor es usar un paquete sellado al vacío. Mucha gente añade un desecante de grado alimenticio.

Como ya hemos mencionado, las semillas necesitan temperaturas frías para no perder su esencia. Tanto la congelación como la refrigeración son buenos métodos, pero si las vas a guardar en el frigorífico, asegúrate de colocarlas lo más atrás posible, para que no se vean afectadas por los cambios de temperatura cada vez que se abre la puerta.

También es importante señalar que cada vez que se descongelan y se vuelven a congelar, las semillas van perdiendo sus propiedades. Tanto la congelación como la refrigeración, pueden llevar a un exceso de humedad, algo que se debe vigilar de cerca.

Cuando las semillas de cannabis se almacenan de forma adecuada, la mayoría siguen intactas después de cinco años. Muchos cultivadores han cultivado marihuana de excelente calidad a partir de semillas de diez años. No existe una fórmula exacta en lo que respecta a los organismos vivos, pero al igual que los seres humanos, las plantas de cannabis (y sus semillas) se benefician de unos buenos cuidados.