El mejor intervalo de pH para las plantas de cannabis


El mejor intervalo de pH para las plantas de cannabis

El pH (potencial de hidrógeno/potencial de hidrogeniones) es una escala numérica que se utiliza para determinar el grado de acidez o alcalinidad de una solución o medio. Un pH correcto incide directamente sobre el sistema radicular de tus plantas de marihuana y su capacidad para absorber nutrientes. El pH adecuado proporciona un crecimiento óptimo y unos resultados excelentes.

Con una escala de 0 a 14, 7 es el punto neutro. Las sustancias con un pH de 7 no son ni ácidas ni alcalinas. Cuanto más baja sea la cifra, más ácida será la sustancia; y cuanto más alta, más alcalina.

A pesar de este ejercicio de malabarismo, los cultivadores novatos no deben asustarse de los niveles de pH. Con unas nociones básicas, un equipo adecuado y los conocimientos necesarios para saber cuándo se debe medir, controlar el nivel del pH es muy sencillo.

¿CUÁL ES EL pH IDEAL PARA EL CANNABIS?

Es normal suponer que lo ideal sería un valor de pH cercano a 7, ya que solemos ver el término medio como una opción segura. Pero las plantas de marihuana prefieren un medio más ácido. Un medio de cultivo ligeramente ácido también es más propicio para el crecimiento de hongos beneficiosos.

Una observación importante al margen de esto: incluso si solo se aumenta o disminuye un número de esta escala, tendrá un impacto muy significativo sobre tus plantas de cannabis. Una sustancia con un pH de 6 es diez veces más ácida que otra con un pH de 7. Un pH de 5 es cien veces más ácido. Con el pH, lo mejor es llevar a cabo pequeñas modificaciones que causen el menor estrés a tu querida hierba.

Y para complicar más las cosas, dependiendo del entorno de cultivo que elijas, el pH también varía. Pero no te preocupes, porque vamos a ver las directrices del pH tanto para cultivos en tierra como hidropónicos.

HIDRO

pH ideal: 5,5-5,7

HIDRO pH ideal: 5,5-5,7

Los cultivos hidropónicos pueden ser ligeramente más problemáticos en lo que respecta al control del nivel de pH. El depósito en el que se aplica la solución nutritiva tiene acceso directo a las raíces de las plantas. Al no haber un medio de tierra que diluya los posibles errores cometidos, en lo referente al aumento y disminución del nivel de pH, menos es más.

Esto se puede hacer de forma sencilla mediante aditivos, algo que veremos más adelante. La razón por la que la hidroponía prefiere una solución más ácida que el suelo es porque, normalmente, el agua suele tener un pH entre neutro y ligeramente alcalino.

TIERRA

pH ideal: 6,3-6,7

TIERRA pH ideal: 6,3-6,7

Los cultivos en suelo tienen un margen de error ligeramente más amplio, y son más indulgentes cuando se descontrola el nivel de pH. La principal causa de fluctuación del nivel de pH en el suelo es una consecuencia de la descomposición de los fertilizantes. Las sales ácidas se quedan atrás, rebajando el pH del suelo.

El mejor consejo es mezclar el sustrato de forma correcta. El suelo no es tan uniforme como un entorno hidropónico, por lo que una parte podría proporcionar un pH distinto a otra que no se haya mezclado correctamente.

FALLOS EN EL pH

Independientemente de la experiencia que tengas, llegará un momento en el que te equivocarás con el pH. Reconocer los signos de un pH incorrecto y su efecto puede ser vital. Empezando por lo último, ¿qué le ocurre al cannabis cuando el pH es demasiado alto o demasiado bajo?

¿Te acuerdas de la acumulación de sales que hemos mencionamos antes? Actuando como un bloqueador, las sales impiden que el cannabis absorba los nutrientes. Intentar rectificar esto añadiendo más fertilizantes no va a funcionar. Es esencial que el pH sea el adecuado.

En un medio demasiado alcalino, los nutrientes esenciales como el calcio, el hierro y el fósforo se unen unos a otros. De forma parecida a la sal cuando actúa como bloqueador, los nutrientes enlazados tampoco pueden ser absorbidos por las raíces de la planta. Ambas situaciones causan lo que se conoce comúnmente como bloqueo de nutrientes.

¿CÓMO RECONOCER LOS SÍNTOMAS DE UN pH INCORRECTO?

Un retraso en el crecimiento, el marchitamiento y unas hojas marrones o amarillas son todos ellos síntomas de un pH incorrecto y/o una deficiencia de nutrientes. Pero también pueden ser el resultado de un problema totalmente diferente.

Por eso, en caso de duda, lo mejor es medir el nivel del pH. Estas mediciones se pueden hacer de forma rápida y sencilla, lo que ayudará a diagnosticar cualquier problema.

¿CÓMO COMPROBAR QUE TIENES EL pH CORRECTO?

¿CÓMO COMPROBAR QUE TIENES EL pH CORRECTO?

KITS DE COLORES

El método más barato y popular de los dos. Disponibles en centros de jardinería, estos kits muestran un color distinto según el nivel de pH de la sustancia analizada.

Si compras tiras reactivas de colores, podrás insertarlas directamente en el suelo para medir el nivel de pH. Pero ten en cuenta que un suelo seco no proporcionará ninguna lectura. Estas soluciones son de un solo uso, por lo que podrías tener que comprar varios kits. Aparte de dar una indicación del pH basándose en un color, no proporcionan un valor numérico.

Dado que hasta el cambio de pH más minúsculo puede afectar a las plantas de cannabis de forma drástica, el segundo método, una sonda de pH, es el preferido para esta prueba.

SONDA DE pH

Igual de rápidas y fáciles de usar que los kits de colores, las sondas de pH son un poco más caras. Tienen una varilla conectada a una pantalla LCD que proporciona una indicación numérica del nivel de pH de la sustancia. Merece la pena invertir en una sonda de pH.

Asegúrate de limpiar la varilla entre mediciones, para que la lectura no resulte sesgada como consecuencia de la contaminación.

¿CÓMO CORREGIR EL pH DEL AGUA Y LOS FERTILIZANTES?

¿CÓMO CORREGIR EL pH DEL AGUA Y LOS FERTILIZANTES?

Los cultivadores de marihuana tienen a su disposición productos correctores de pH. Estos concentrados químicos también se pueden comprar en centros de jardinería. Puede parecer demasiado sencillo, pero pueden aumentar o disminuir el pH de la solución.

Para el suelo, otra opción es la cal dolomita, que proporciona un pH de 7 (neutro), por lo que se puede usar para corregir un medio que esté demasiado alejado de cualquiera de los dos extremos de la escala de pH. Pon una taza de cal dolomita por cada metro cuadrado de suelo en tu solución de riego. Espera un par de días para volver a medir el nivel de pH.

Tanto la cal dolomita como los correctores de pH ofrecen una solución para modificar el nivel de pH. En lo que respecta al ajuste del pH, la clave es poco y a menudo. Las grandes fluctuaciones de pH someten a las plantas a un estrés innecesario que perjudica su crecimiento y la producción de cogollos. En el peor de los casos, podrían acabar con ellas.

¿CUÁNDO SE DEBE MEDIR EL pH?

Tantas veces como sea posible. Un pH equilibrado ofrece a tus plantas de cannabis la mejor oportunidad para desarrollar su máximo potencial.

Si compruebas el pH de tu cultivo todas las semanas (el pH de la solución nutritiva antes de regar, el pH del medio de cultivo un par de días después del riego, y el pH del agua después del drenado) garantizarás que se mantengan todos los niveles. Una sencilla comprobación podría salvar a tus plantas de un desastre.