¡El cáñamo es sano! El valor nutritivo de las semillas de cáñamo


¡El cáñamo es sano! El valor nutritivo de las semillas de cáñamo

Si sacas el tema de conversación de las semillas de cáñamo en tu próximo evento social, lo más probable es que dejes impresionados a los asistentes. Simplemente mencionar cualquier cosa relacionada con el cannabis es demasiado fuerte para algunos, que inmediatamente empiezan a imaginar en su cabeza a alguien colocándose. En realidad, consumir semillas de cáñamo no provoca ningún efecto psicotrópico. Sin embargo, sí proporcionan una serie de beneficios nutricionales como ninguna otra semilla en la naturaleza.

¿El veredicto? ¡El cáñamo es sano! El valor nutritivo de las semillas de cáñamo es indiscutible, ya que incluye una compleja composición de proteínas, grasas, vitaminas y minerales que reducen y previenen enfermedades graves como el cáncer y las cardiopatías.

FUENTE DE PROTEÍNAS

Las semillas de cáñamo son una excelente fuente de proteínas. Contienen los 9 aminoácidos esenciales que el cuerpo humano no produce. Las únicas semillas que contienen más proteínas son las de soja. En total, las semillas de cáñamo contienen los 20 aminoácidos que se conocen, ayudando a estimular el crecimiento muscular y fortaleciendo el sistema de defensa natural de nuestro cuerpo.

Para vegetarianos y veganos, las semillas de cáñamo son un sustituto de la carne perfectamente válido, con 10g de proteína cada tres cucharadas. Las semillas también tienen bastante valor calórico, lo que las convierte en un aporte dietético ideal para deportistas y personas muy activas.

FUENTE EXCELENTE DE GRASAS

FUENTE EXCELENTE DE GRASAS

Algunas de las implicaciones nutricionales más importantes de las semillas de cáñamo se deben a su rica concentración de lípidos. De hecho, más de un 30% de las semillas de cáñamo está compuesto de grasas, con una balanza desequilibrada hacia las grasas poliinsaturadas, con un 75-80%, y sólo un 9-11% de grasas saturadas. Por lo tanto, las semillas de cáñamo presentan un equilibrio perfecto, con un ratio de ácidos grasos omega-6 respecto a omega-3 de 3 a 1. El ser humano necesita estos dos tipos de grasas para mantenerse sano. Contrariamente a las creencias populares, ¡algunos tipos de grasas son buenas para ti!

El cáñamo contiene un compuesto natural conocido como ácido gamma-linolénico (GLA). El GLA se clasifica como un ácido graso omega-6, que resulta muy esperanzador en el ámbito del tratamiento del cáncer y ofrece muchos otros beneficios para la salud.

SALUD CARDÍACA Y HORMONAL

El GLA también es esencial en el mantenimiento de una salud cardiovascular y hormonal adecuada. Los ácidos grasos omega-3 ayudan a reducir la inflamación y aliviar el dolor. Las semillas de cáñamo contienen arginina, un aminoácido que produce ácido nítrico, que a su vez contribuye a reducir el riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

Las semillas de cáñamo han ganando aceptación últimamente como tratamiento para el síndrome premenstrual. El GLA produce prostaglandina E1, reduciendo así los efectos adversos de la hormona prolactina, responsable de los síntomas del dolor. El GLA puede ayudar a aliviar estas reacciones físicas y emocionales que muchas mujeres experimentan.

BUENAS PARA EL APARATO DIGESTIVO

Las semillas de cáñamo contienen fibras solubles e insolubles, que incentivan el tránsito intestinal y la salud general del aparato digestivo. Estas fibras consiguen controlar los síntomas del colesterol elevado y constituyen un alimento probiótico que mejora la capacidad del sistema inmune.

DOSIS ELEVADAS DE VITAMINAS Y MINERALES

La abundancia de fitonutrientes presentes en las semillas de cáñamo las convierte en una fuente perfecta de vitaminas y minerales esenciales. Algunos de estos minerales más importantes son el calcio, el hierro, el azufre y el zinc.

Por otra parte, contienen al menos siete tipos de vitaminas en diferentes concentraciones, como la vitamina A y la vitamina B12. Este potente fitocomplejo permite al consumidor ingerir una fuente nutritiva equilibrada, sin tener que comprar múltiples suplementos diferentes en cápsulas y tinturas.

ALIVIO PARA LA PIEL

ALIVIO PARA LA PIEL

Las semillas de cáñamo contienen antioxidantes que penetran la piel para aliviar inflamaciones, sequedades y rojeces. El aceite de semillas de cáñamo es un ingrediente muy habitual en productos para el cuidado de la piel y el pelo, ya que estimula un crecimiento celular saludable.

Los aceites de cáñamo también suelen formar parte de tratamientos para el eccema, de productos hidratantes o incluso de aplicaciones para prevenir el acné. Las semillas de cáñamo ayudan a curar heridas superficiales más rápido, ya que este superalimento actúa como suplemento para la regeneración natural de las células y la piel.

NO PSICOACTIVAS

Antes de seguir avanzando, es necesario despejar algunos rumores que afirman que ingerir semillas de cáñamo te coloca. Puedes estar seguro de que no son ciertos. Aunque es verdad que el cáñamo es una variante genética de la planta Cannabis sativa, sus niveles de THC son despreciables. Jamás tendrás que preocuparte de sentir efectos no deseados media hora después de haber echado unas semillas en tu comida. Décadas de desinformación y rigurosa legislación han hecho creer a los consumidores que cualquier cosa relacionada con el cannabis es perjudicial para la salud, cuando en realidad, ¡es todo lo contrario!

COCINAR CON SEMILLAS DE CÁÑAMO

Curiosamente, las semillas de cáñamo no son semillas en absoluto. Son frutos. Una vez las pruebas, te resultará lógico. La belleza de este producto está en que se puede añadir a multitud de tipos diferentes de comidas y bebidas. Si dispones de poco tiempo, puedes espolvorearlas directamente sobre tus platos y ensaladas. Al mismo tiempo, puedes incorporarlas a batidos y zumos para añadir un suplemento natural y rico en proteínas a tu dieta habitual. Básicamente, en cualquier receta donde utilices semillas de chía, éstas podrán ser sustituidas fácilmente por cáñamo.

Dado que las semillas de cáñamo son supresoras del apetito, permiten perder peso de forma natural. Comerlas como aperitivo entre horas, en forma de barrita energética, es una gran forma de ingerir grasas y proteínas beneficiosas en cualquier parte, sin tener que cocinar nada. Esto es especialmente útil para quienes llevan una vida ajetreada y comen con una mano mientras teclean en el ordenador con la otra.

¡EL CÁÑAMO ES INCREÍBLE!

No sería exagerado considerar el cáñamo como una planta milagrosa. Además de contener cannabinoides revolucionarios como el THC y el CBD, así como terpenos aromáticos, el cáñamo también ofrece una gran variedad de ventajas nutricionales, que inducen efectos reales sobre la salud física y psíquica del ser humano.