Cómo cultivar variedades de marihuana ricas en CBD


Cómo cultivar variedades de marihuana ricas en CBD

¿Quieres cultivar marihuana rica en CBD? Cada día somos más... Entonces, ¿por dónde empiezas tu aventura de cultivo? Y, ¿hay alguna diferencia entre cultivar cannabis rico en CBD y hierba rica en THC? ¡Aquí tienes una guía para ayudarte!

En los últimos años se ha producido un gran revuelo en torno al cannabidiol.

El CBD, como es más conocido, ha despertado mucho interés por su carácter no psicotrópico, falta de toxicidad, y potencial para ejercer una gran variedad de beneficios fisiológicos. Una búsqueda rápida en Google te mostrará numerosos estudios y artículos que analizan los efectos del CBD para diversos trastornos físicos y mentales.

Dada su popularidad, tanto cultivadores como criadores han desarrollado cepas con un contenido alto de CBD para satisfacer la demanda del mercado, dando lugar a una nueva era del cannabis. A diferencia de las variedades ricas en THC, que están destinadas principalmente a consumidores con fines recreativos, estas variantes se utilizan para su posible uso terapéutico o para favorecer el bienestar en general.

Si te encanta el cannabidiol, o quieres cultivar variedades con un contenido alto de CBD, estás en el lugar adecuado. A continuación, vamos a ver qué son las variedades de CBD, así como sus beneficios, los problemas legales relacionados con su cultivo, y algunas recomendaciones para cultivar en casa.

¿Qué es una variedad rica en CBD?

Cuando hablamos de cannabis, solemos centrarnos en sus efectos psicotrópicos, es decir, el “subidón”; algo que debemos agradecer en gran parte al cannabinoide THC. En pocas palabras, cuanto más alto sea el contenido de THC de una cepa, más fuerte será su efecto.

Las variedades ricas en CBD, por el contrario, no producen colocón (salvo que también contengan bastante THC). Pero, por sí solo, el CBD no altera la consciencia de forma perceptible. En su lugar, funciona "en segundo plano" reforzando el equilibrio del cuerpo.

Por esta razón, entre otras, el CBD también se estudia por su potencial clínico. La investigación preliminar ha tratado de determinar la capacidad del CBD para aliviar y/o tratar varias afecciones; y, aunque todavía no se pueden sacar demasiadas conclusiones sobre su potencial terapéutico, se han dado casos en los que el CBD ha sido aprobado con fines médicos concretos.

El desarrollo de variedades ricas en CBD se ha conseguido tras muchos años de cruzamientos y experimentación, pero, sin duda, ha allanado el camino a un montón de posibilidades para la comunidad del cannabis y más allá.

Artículo relacionado

Ventajas de las variedades ricas en CBD

Según los consumidores, el CBD puede producir diversos beneficios potenciales. En este estudio de 2018, por ejemplo, se encuestó a un grupo de consumidores de CBD a lo largo de un período de tres meses.

En total, el 62% de los participantes indicó que tomaban CBD como tratamiento para un trastorno específico, y un 36% informó de que el cannabidiol les iba “muy bien por sí mismo”. Aunque se registraron algunos efectos nocivos, uno de cada tres consumidores afirmó que no eran graves.

Estos resultados son una buena indicación de los posibles beneficios de las cepas ricas en CBD. Además, aparte de su consumo en contextos clínicos, el CBD también se utiliza con frecuencia como suplemento diario para potenciar el bienestar, la vitalidad y la salud en general.

Dada la buena reputación del CBD, es lógico pensar que su cultivo es legal en todos los países. Y es cierto, la mayor parte del mundo está de acuerdo con su legalización. Sin embargo, algunas naciones siguen sin permitir el cultivo de variedades con un contenido alto de CBD.

Veamos primero lo que ocurre en Europa. En Suiza y la República Checa, por ejemplo, se permite la venta de CBD aislado. Italia, sin embargo, se encuentra en una zona gris, con unas leyes en constante cambio. Luego está Eslovaquia, que prohíbe casi todas las facetas del sector del CBD.

En Estados Unidos, todo depende de cómo se venda el CBD. Según la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), debe cumplir con las leyes vigentes; siendo la principal de ellas la Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos.

Para los cultivadores, la mejor opción es consultar con los legisladores locales y familiarizarse con las normas que rodean al CBD en su jurisdicción. En general, las sanciones por cultivar unas pocas plantas de CBD en casa son mínimas, especialmente si el nivel de THC es bajo, pero, si te descubren, no hay garantía de que no te vayan a procesar.

¿es legal cultivar cepas ricas en cbd?

¿Qué diferencia hay entre las variedades ricas en CBD y el cáñamo?

El cáñamo y las cepas ricas en CBD pertenecen a la misma especie, pero se diferencian en función del contexto.

El cáñamo es un poco más fácil de clasificar; son plantas de cannabis que han sido criadas para que apenas contengan THC. En la mayor parte de Europa, el límite legal de THC para el cáñamo es del 0,2%, mientras que en EE UU es del 0,3%, de acuerdo con la Ley Agrícola de 2018. En cualquier caso, esta cantidad de THC es demasiado baja para causar un subidón.

El cáñamo se ha utilizado durante mucho tiempo con fines industriales y por sus semillas altamente nutritivas. Recientemente, también se ha convertido en la principal materia prima para elaborar productos de CBD (dada su legalidad generalizada).

Las auténticas cepas con un contenido alto de CBD (también conocidas como cepas ricas en CBD) contienen precisamente eso: mucho CBD. Aunque el cáñamo contiene más CBD que las variedades de marihuana recreativa promedio, esta cantidad no es comparable a la que ofrecen las plantas especialmente creadas para que contengan CBD. Mientras que el cáñamo tiene múltiples usos, la marihuana rica en CBD se cultiva casi exclusivamente por el cannabidiol.

La legalidad suele ser el principal aspecto que diferencia al cáñamo de las cepas ricas en CBD. Aunque una variedad rica en CBD puede no ser psicotrópica y apenas contener THC, si el nivel está ligeramente por encima del límite, su cultivo será ilegal según lo descrito anteriormente.

Es un poco complicado, pero, en resumen: tanto el cáñamo como las cepas ricas en CBD dan prioridad a su contenido de cannabidiol y, en general, no son psicotrópicos. El primero, sin embargo, está mucho más regulado y tiene una definición más clara que las segundas.

¿Se cultivan igual la marihuana rica en CBD y la marihuana normal?

En su mayor parte, los pasos que se siguen para cultivar marihuana normal y rica en CBD son los mismos. Ambos cultivos necesitan los mismos elementos: agua, aire fresco, una iluminación adecuada y fertilizantes. La única diferencia es que la marihuana rica en CBD contiene menos THC.

La genética determina el contenido de CBD de cada variedad, aunque unas prácticas de cultivo ideales pueden ayudar a maximizar el nivel de CBD, de forma parecida a cuando los cultivadores producen hierba rica en THC.

Al igual que ocurre con el THC, no hay que esperar demasiado tiempo para cultivar estas cepas, ya que el CBD se degrada cuanto más se expone a los elementos. Aparte de esto, el proceso de cultivo es prácticamente el mismo. De hecho, es imposible saber si una variedad contiene CBD solo por su aspecto (u olor); todo depende de los cannabinoides producidos por sus cogollos.

Investigación sobre el cultivo de plantas de cáñamo con un contenido alto de CBD

Especialmente ahora que el cáñamo forma parte de una gran industria, y se utiliza para fabricar todo tipo de productos de CBD, tanto los productores como los cultivadores caseros están tratando de optimizar el proceso de cultivo para aumentar sus ganancias. Afortunadamente, este estudio de 2011 menciona tres factores específicos para producir grandes cantidades de CBD en el cáñamo industrial.

• Reducción de la exposición a la lluvia
• Aire más cálido
• Mayor temperatura del sustrato

Estos factores son sobre todo para el cultivo en exterior, siendo un entorno más cálido el denominador común. La investigación todavía no ha analizado el cultivo en interior en este contexto, pero lo mejor es cultivar con una temperatura superior a 20°C. Y evitar regar en exceso.

Cómo aumentar el nivel de CBD al cultivar marihuana

¿Es posible potenciar el contenido de CBD de tus plantas de marihuana? ¡Sí! Sigue estos cuatro pasos para maximizar el contenido de cannabidiol de tus cepas ricas en CBD.

Elige la genética adecuada

Todas las plantas ricas en CBD provienen de cepas con un alto contenido de CBD. Si quieres cosechar cogollos realmente ricos en CBD, tendrás que optar por variedades que desarrollen un porcentaje de cannabidiol muy por encima del 10%.

Una de las mejores opciones es utilizar clones que hayan producido plantas ricas en CBD. Aunque, obviamente, también puedes cultivar marihuana a partir de semillas, y conseguir un nivel de CBD igual de alto.

Analízalas pronto

Para tener la seguridad de que tu planta es rica en CBD, puedes pedir a un laboratorio que la analice.

Según los expertos, el momento ideal para hacer esto es alrededor de 3-4 semanas después de que broten las plántulas. Esta estrategia te ayudará a determinar qué plantas son ricas en CBD incluso antes de que empiecen a florecer.

Quienes no se puedan permitir estas pruebas deberán esperar a probar la cosecha. Por eso, lo mejor es no dejar la genética al azar. Una vez más, consigue una cepa que garantice la producción de un contenido alto de CBD.

Analízalas pronto

Cuida de tus plantas

Al igual que cualquier otro organismo vivo, una planta sana desarrollará menos problemas. Evita las deficiencias de nutrientes, la aparición del moho, el estrés lumínico, y cualquier otro problema que pueda reducir el contenido cannabinoide.

Unas plantas mal cuidadas y poco saludables tendrán un nivel de cannabinoides bajo. Así que, dedica tiempo y esfuerzo a cuidar adecuadamente de tu planta. ¡Y no te olvides de los cuidados postcosecha! El secado y el curado son dos fases importantes que maximizan el contenido cannabinoide y la calidad general de los cogollos.

En otras palabras, ¡no escatimes recursos!

Cosecha en el momento adecuado

Como ya hemos mencionado en una sección anterior, el momento de la cosecha es muy importante para el desarrollo de los cannabinoides. No hay que cosechar demasiado tarde, pero tampoco demasiado pronto.

¿Cómo sabes si es el momento adecuado? Cuando alrededor del 60% de las cabezas resinosas de los tricomas (esas estructuras diminutas parecidas a pelos) adopten un tono turbio, será tu señal para empezar a cosechar.

Las mejores variedades de marihuana rica en CBD

Si buscas cepas con un contenido alto de CBD, las puedes encontrar aquí. Estas son nuestras recomendaciones. Todas contienen grandes cantidades de CBD y, aunque los niveles de THC varían, ninguna te enviará al espacio exterior ni te apalancará.

ACDC

No confundir con el mítico cuarteto australiano de rock duro. Esta variedad es ideal para consumidores con fines medicinales. Con solo un 1% de THC y hasta un 22% de CBD, la ACDC no te dejará en un estado psicotrópico.

Cuando la fumes, no sentirás una sensación embriagadora, pero disfrutarás de un perfil aromático agradable y reconfortante. Estos cogollos se pueden vaporizar mientras trabajas, estudias o participas en cualquier otra tarea creativa, sin colocarte.

A los cultivadores les encantará saber que esta variedad alcanza una altura media de 150cm, y produce impresionantes cosechas de cogollos cargados de CBD en solo 10 semanas de floración. La ACDC crece perfectamente en entornos secos y cálidos, y responde muy bien al LST.

Solomatic CBD

Esta cepa autofloreciente, índica dominante y no psicotrópica ofrece uno de los niveles de CBD más altos del mercado (21%), junto con menos del 1% de THC. Te presentamos a la Solomatic CBD.

Produce una sensación lúcida y relajante realzada por su aroma dulce y afrutado.

El cultivo de esta planta es igual de satisfactorio. En interior, conseguirás una producción media de hasta 475g/m², y de unos 150g por planta al aire libre. Todo esto ocurrirá en tan solo 10 semanas a partir de la siembra.

Solomatic cbd

CBD-Chronic

Esta cepa es un poco más fuerte, pero su perfil cannabinoide equilibrado mantiene las cosas bajo control. Si buscas una variedad con una proporción de THC y CBD de 1:1, la tienes en la CBD-Chronic.

Ofrece un porcentaje de THC del 5,4%, y un nivel de cannabidiol del 5,8%. Aunque esto pueda parecer poco CBD, la combinación de cannabinoides suaviza el efecto y hace que el consumidor se relaje, pero no demasiado. Podrás seguir con tu día como de costumbre.

Con un perfil aromático terroso y afrutado, no es de extrañar que la CBD-Chronic sea una de las favoritas de todo tipo de aficionados a la marihuana. Además, es muy fácil de cultivar, y tiene una floración de 60 días en interior. Sus cosechas también son muy prometedoras, de hasta 600g/m².

Cepas ricas en CBD: ¿El futuro del cultivo de marihuana?

En la actualidad, el cannabis ya no se consume solo para colocarse. Algunas personas buscan sus posibles beneficios holísticos, para su salud tanto física como mental.

Las variedades ricas en CBD ofrecen una forma diferente de utilizar la planta de marihuana para nuestro beneficio. Esto demuestra lo mucho que ha avanzado el cultivo de cannabis, y el enorme efecto que tiene sobre la vida de las personas.