Los mejores insectos para tu cultivo de marihuana


Los mejores insectos para tu cultivo de marihuana

A medida que el mundo avanza hacia prácticas más respetuosas con el medio ambiente, todos tenemos que poner de nuestra parte. Y el cultivo de hierba tampoco es diferente. Con algunos conocimientos sobre insectos, podemos cultivar cannabis ecológico y evitar el uso de pesticidas tóxicos. ¡Y además tus cogollos serán mejores!

Cada vez somos más conscientes del terrible daño que los pesticidas están causando a nuestro planeta. Y hay que preguntarse, cuando no existían los insecticidas, ¿por qué las plantas no eran completamente devoradas por plagas herbívoras? Bueno, a la naturaleza le gusta el equilibrio, y hay un montón de bichos carnívoros dispuestos a comerse y poner sus huevos en estos insectos devoradores de hojas.

Una aclaración respecto al vocabulario: las plagas no existen. Aunque en este artículo nos referiremos a ciertos animales como plagas, recuerda que esa es una relación entre nosotros y sus acciones. No hay nada intrínsecamente malo en ellas: solo están sobreviviendo. Así que, aunque tomemos medidas para reducir sus poblaciones cuando intenten comer lo que es nuestro, no asumamos que hay algo malo en estos animales.

¿Por qué usar insectos en tu cultivo de marihuana?

Puede parecer contraproducente utilizar insectos u hongos en tu cultivo de hierba, pero introducir las especies adecuadas puede tener una serie de ventajas. Tanto si quieres reducir tu impacto medioambiental, como si quieres fertilizar tus plantas de forma orgánica y gratuita, o intentar evitar que surjan problemas, los insectos beneficiosos te ofrecen una solución.

Puedes utilizar los insectos en cualquier cultivo, pero son más adecuados para los invernaderos o las plantaciones al aire libre. Al tratarse de seres vivos con necesidades normales, se desarrollan mejor en entornos naturales. La naturaleza artificial de un cultivo interior pequeño y caluroso puede ser demasiado para ellos. O, si salen adelante, puedes encontrarte tu casa llena de insectos carnívoros. Aunque esto no sea un gran problema, tampoco sería la experiencia más agradable del mundo.

Los insectos son un control de plagas respetuoso con el medio ambiente

¿Es realmente necesario contaminar las fuentes de agua con pesticidas solo para poder colocarse? A nadie le resultará extraño que el ecosistema se haya visto gravemente afectado en los últimos siglos, pero tampoco debería sorprendernos que la naturaleza estuviera en equilibrio antes de eso.

Hay muchos insectos depredadores que están encantados de vigilar tu cultivo a cambio de un buen suministro de comida. La ventaja es que ni el suelo en el que cultivas ni el planeta reciben una dosis de pesticidas tóxicos. Además, al mismo tiempo, harás muy felices a algunos insectos depredadores.

Los insectos mejoran la salud del suelo

No solo evitas envenenar tu suelo, sino que puedes convertirlo en un entorno mucho más rico para que vivan tus plantas. Los insectos que introduzcas -por ejemplo, un nematodo depredador- excretarán residuos en el terreno que lo harán aún más habitable para las raíces de tus plantas. Así, te permiten evitar el uso de pesticidas químicos y de fertilizantes artificiales, haciendo que tu cultivo sea doblemente sostenible.

Los insectos son una prevención proactiva de plagas

Los insectos son una prevención proactiva de plagas

Si introduces insectos en tu cultivo desde el primer día, es probable que nunca te encuentres plagas o infestaciones. Si mantienes su concentración alta, van a consumir constantemente poblaciones de plagas a medida que vayan llegando. Esto te hace la vida mucho más fácil, ya que tratar un problema cuando ya se ha producido siempre implica una cierta pérdida. Por ejemplo, si observas una infestación en una planta, lo mejor es eliminarla y aislarla para evitar que se extienda. A veces, esto puede provocar la muerte de la planta. Evitar esto es una solución mucho más sencilla y eficaz para obtener cosechas abundantes y un cultivo fácil.

Cómo atraer insectos beneficiosos a tu cultivo de cannabis

Algunos centros de jardinería especializados venden el tipo de insectos que quieres introducir en tu cultivo. En este caso, puedes simplemente comprarlos. Suelen venir refrigerados, simulando la hibernación o en forma de huevos. Dependiendo de la especie, tendrás que colgarlos cerca y esperar a que eclosionen, o echarlos a la tierra. Es probable que sean tan eficaces que tengas que añadir más a menudo, ya que cuando se coman todo su alimento, se irán o morirán.

También puedes atraer a los insectos silvestres a tu cultivo con plantas que les resulten especialmente interesantes. La ventaja de esto es que es barato y puede traer una variedad equilibrada de bichos. El inconveniente es que el equilibrio puede no ser tan útil como una gran concentración de depredadores.

Dependiendo de tu cultivo, tendrás que decidir si es mejor introducir insectos beneficiosos o tratar de atraerlos.

Cultivos asociados que atraen insectos beneficiosos

Utilizar otras plantas para atraer insectos a tu cultivo probablemente será más fácil si cultivas al aire libre. De hecho, es probable que ya tengas muchas de estas plantas cerca. Aunque es posible en interiores, puede ser interesante aumentar las poblaciones con otras compradas.

Algunas plantas beneficiosas son las siguientes:

• Ortiga muerta purpúrea: constituye una de las primeras fuentes de alimento para las abejas
• Capuchina: actúa como una forma de sacrificio. A las plagas les gusta tanto comerla que es probable que dejen en paz a tus otras plantas
• Diente de león: es probable que ya tengas alguno por ahí. Los insectos, incluidas las mariquitas, adoran el diente de león y se acercarán en grandes cantidades
• Eneldo: esta hierba atrae a las mariquitas y a las avispas parásitas (y se puede comer)
• Lavanda: atrae a las avispas parásitas
• Menta: atrae a las avispas parásitas y repele a algunos insectos plaga

(a continuación te explicamos por qué las mariquitas y las avispas parásitas son tan buenas)

¿Cuáles son los mejores insectos para ayudar a proteger las plantas de cannabis?

Entonces, sin más rodeos, ¿qué insectos son los mejores para controlar las plagas en tu cultivo?

Mariquitas

Todo el mundo sabe lo que son, pero ¿sabías que son mortales para muchas de las plagas más perjudiciales para la marihuana? Son depredadoras voraces y pueden consumir hasta 60 pulgones al día. Esto las convierte en unos de los mejores guardianes de tu cannabis. Si consigues unas cuantas, verás cómo disminuyen las poblaciones de pulgones.

Pero son aún más versátiles. También comen moscas blancas, ácaros y gorgojos, por nombrar algunos. Esta capacidad de arrasar con las plagas las convierte en las favoritas de los cultivadores. Solo hay que vigilar la hidratación del suelo, ya que también les gusta beber.

Conviene soltarlas al atardecer, o justo antes de apagar las luces, ya que no vuelan por la noche. De esta forma, se instalarán en tu cultivo y lo considerarán su nuevo hogar.

Chinche asesina

Chinche asesina

La chinche asesina, también conocida como chinche besucona, es el nombre genérico que recibe cualquiera de los 3000 miembros de la familia Reduviidae. Se trata de bellos insectos que parecen dispuestos a matar. Utilizando su rostrum, la parte de la boca, clavan una lanza a su presa, inyectándole veneno. Una vez que la desafortunada víctima está inmovilizada, le chupan las entrañas. Agradable, ¿verdad?

Las chinches asesinas patrullarán activamente el cultivo, al acecho de cualquier cosa que puedan absorber. Así que tener estos bichos en tu cultivo mantendrá a raya el número de plagas. Pero ten en cuenta que les encanta matar y que acabarán rápidamente con cualquier otro depredador que hayas introducido. Estos insectos se encuentran principalmente en los Estados Unidos y en climas cálidos, aunque ahora también se encuentran en zonas más calurosas de Europa.

Ácaros depredadores

Hypoaspic miles y Amblyseius andersoni son ácaros depredadores que viven en el suelo. Merodean en la oscuridad subterránea y se pegan un festín de larvas y pupas de trips y mosquitos. Por lo tanto, son una gran incorporación para tu cultivo, ya que mantienen las raíces a salvo de las infestaciones subterráneas.

También les gusta la humedad. Así que riega bien la tierra antes de añadirlos, y otra vez unas horas después. Así te asegurarás de que tengan el mejor punto de partida posible.

Crisopas

Crisopas

Las crisopas verdes parecen bastante inocentes, pero son mortales para los pulgones y las cochinillas. Las larvas son especialmente feroces, así que lo mejor es comprar los huevos y liberarlos, esperando a que eclosionen. Si lo haces en un cultivo exterior, mantenlos alejados del suelo, ya que serían una buena presa para otras especies. Y asegúrate de liberarlos enseguida, ya que si eclosionan sin nada que comer, ¡se comen entre ellos!

Mantis religiosa

Se trata, sin duda, de unos de los animales más brutales y salvajes que existen. Y defenderán tu cultivo con mucho gusto. Cuando se aparean, la hembra suele decapitar al macho una vez que ha terminado. Llevan la relación de sumisión al siguiente nivel.

Mantis religiosa

Hambrientas y agresivas, cuelgan sus huevos cerca de tu cultivo y se extenderán rápidamente en cuanto eclosionen. Solo tienes que darles espacio y mucha comida, ya que no tienen prejuicios y se comerán entre ellos con tanta alegría como a las plagas.

Cochinillas

Estas pequeñas criaturas no son tan buenas para acabar con las plagas, pero son perfectas para limpiar el desastre que dejan los insectos más agresivos. Se alimentan de materia en descomposición, tanto vegetal como animal. Por tanto, aceleran la descomposición de la materia orgánica en el suelo, lo que permite convertirla fácilmente en alimento para las plantas. Por lo tanto, actúan como un potenciador natural de los fertilizantes y mantienen tu cultivo con un aspecto ordenado, en lugar de estar lleno de cadáveres.

Lombrices de tierra

De nuevo, su función es la de fertilizar y no la de controlar las plagas. Una vez que la materia en descomposición llega al suelo, todavía puede descomponerse un poco más. Las lombrices de tierra se encargan de ello. Además, al desplazarse, crean caminos que mejoran la aireación y el drenaje.

Estafilínidos

Estafilínidos

La especie antiguamente conocida como Athetia coriaria, ahora Dalotia coriaria, son unos insectos de esta familia que viven en el suelo y tienen sed de sangre. Aunque son escarabajos, tienen la apariencia de cortapicos o tijeretas que pueden volar. Así que no es el insecto más atractivo del mundo. Si tienes un cultivo en un armario, quizás deberías decantarte por algo menos siniestro.

Sin embargo, en exterior o en invernaderos, son mortales y eficaces tanto en la fase larvaria como en la madura. Se venden en cantidades de entre 100 y 3000, y se distribuyen bien por todo el espacio de cultivo.

Chinche Delphi

Se alimentan de los huevos de la mosca blanca. Tanto las larvas como los adultos son útiles, e igualmente hambrientos. Asegúrate de soltarlos inmediatamente al recibirlos, ya que sobreviven poco tiempo si no pueden comer ni beber.

Nematodos

Estos son probablemente los insectos más espantosos de nuestra lista. Como gusanos parásitos, excavan en el suelo en busca de su presa y, cuando la encuentran, le inyectan sus huevos y las larvas se comen vivo a su huésped. ¡Encantadores! Sin embargo, a pesar de sus costumbres satánicas, son fantásticos para controlar los mosquitos de los hongos, los trips y mucho más.

Solo hay que tener mucho cuidado de traer a tu cultivo las especies correctas de nematodos, ya que algunas pueden ser increíblemente destructivas para las plantas. El Steinernema feltiae es probablemente la especie más útil a la hora de controlar las plagas.

Insectos beneficiosos: La forma ecológica de cultivar cannabis

Está claro que introducir insectos beneficiosos en un cultivo puede ser una forma increíblemente eficaz de controlar las plagas y detener los focos antes de que se produzcan.

Pero para el cultivador de marihuana concienciado con el medioambiente, son imprescindibles. Al evitar la necesidad de bañar tus plantas en pesticidas dañinos, te haces un favor a ti mismo y a la tierra. ¿Realmente quieres que los residuos tóxicos permanezcan en tu hierba? ¿Realmente quieres echar productos químicos venenosos a la tierra?

Esta forma orgánica de cultivar cannabis se está imponiendo incluso en grandes explotaciones y cultivos comerciales. Aunque al principio fue recibida con escepticismo, cada vez más cultivadores reconocen los múltiples beneficios de utilizar los depredadores de la naturaleza en nuestro propio beneficio. Si lo que quieres es una hierba con el mejor sabor y el mínimo impacto ambiental, ¡pon depredadores en tus plantas!