Aceite de CBD y aceite de CBG: ¿en qué se diferencian?


Aceite de CBD y aceite de CBG: ¿en qué se diferencian?

Aunque el aceite de CBD ocupa un lugar destacado en el sector del bienestar, no es la única opción disponible. El aceite de CBG es otra opción cada vez más popular, aunque tal vez no sepas mucho al respecto. Sigue leyendo para descubrir qué es el CBG y cómo se compara con el CBD.

El aceite de CBD es un producto ampliamente disponible en internet y en tiendas especializadas, pero ¿sabías que no es el único compuesto potencialmente beneficioso del cáñamo? De hecho, esta planta contiene más de cien cannabinoides diferentes. Un compuesto especialmente interesante es el cannabigerol (CBG).

Aunque tiene muchas similitudes con el CBD, el CBG tiene varias características que lo convierten en un suplemento versátil por derecho propio. Pero, antes de sumergirnos en la comparación de ambas moléculas, veamos sus posibles ventajas.

¿Qué es el aceite de CBD?

El aceite de CBD es un conocido suplemento de bienestar, que contiene un ingrediente principal: el cannabidiol, también llamado CBD. El cannabidiol es un compuesto natural que se encuentra en el interior de las plantas de cáñamo. Los productores extraen cuidadosamente este cannabinoide de la planta, y lo mezclan con varios aceites portadores para que la gente pueda consumirlo más cómodamente.

Los aceites de CBD están disponibles en varias concentraciones; cuanto mayor sea el porcentaje de CBD, más potente será su efecto. Una vez administrado, el CBD es absorbido por el organismo, donde influye en una amplia red de receptores. Estos receptores están repartidos por todo el cuerpo y ayudan a gestionar el equilibrio o, dicho de otro modo, el buen funcionamiento conjunto de los diferentes sistemas de nuestro cuerpo. El efecto equilibrante del CBD es una de las principales razones por las que se ha convertido en un suplemento popular para el bienestar.

Ventajas del CBD

Muchos de los estudios sobre las posibles ventajas del CBD aún se hallan en fase preclínica o de experimentación animal. Pero, de momento, las pruebas sugieren que este compuesto podría influir en lo siguiente:

  • Modular el dolor
  • Influir en nuestra respuesta inflamatoria
  • Equilibrar los trastornos de la piel
  • Regular el estado de ánimo
  • Favorecer un ciclo de sueño saludable

¿Qué es el aceite de CBG?

Ahora es el momento de explorar la opción menos conocida: el aceite de CBG. En primer lugar, veamos por qué los productos con CBG son menos frecuentes que los que llevan CBD. La planta de cáñamo tiene más de cien cannabinoides, pero no todos existen simultáneamente. Durante la fase de plántula, se producen los mayores niveles de CBG; y para cuando el cáñamo alcanza la madurez, los niveles de CBG suelen descender a menos del 1%.

Sin embargo, con los conocimientos y el equipamiento técnico adecuados, es posible aislar concentraciones considerables de CBG y mezclarlas con un aceite portador, como se hace con el CBD. ¿Y por qué el CBG es cada vez más deseable? Esto se debe a dos factores: el primero es la falta de psicoactividad de este compuesto, y el segundo es su influencia en el cuerpo humano. El CBG afecta a un montón de procesos biológicos, pero de forma ligeramente diferente al CBD, lo que lo convierte en un suplemento de bienestar alternativo, pero igualmente eficaz.

Ventajas del CBG

Dada la dificultad para aislar niveles significativos de CBG, no hay un gran número de investigaciones concluyentes al respecto. Sin embargo, los primeros indicios sugieren que el CBG podría tener las siguientes cualidades:

  • Agente antibacteriano prometedor
  • Estimulante del apetito
  • Tratamiento novedoso para el glaucoma
  • Favorece la salud digestiva

Ventajas del cbg

Aceite de CBG Vs aceite de CBD

Una vez cubiertos los aspectos básicos del CBG y el CBD, es hora de pasar al cara a cara. ¿Cómo se comparan ambos compuestos?

Efectos

Ya hemos destacado las diferencias en sus efectos potenciales, pero lo que realmente distingue a estos compuestos es cómo influyen en nuestro cuerpo. El CBD actúa en la sombra, interactuando con varios receptores de forma global. Como resultado, no afecta directamente a ninguna zona concreta del cuerpo, sino que actúa como una especie de "director general" para asegurar que nuestros sistemas funcionan óptimamente.

En cambio, el CBG se une directamente a los receptores de zonas concretas del cuerpo, por lo que las ventajas potenciales del CBG son más específicas. Esta diferencia fundamental entre ambos cannabinoides significa que no solo sirven para tratar diferentes problemas de bienestar, sino que consumirlos de forma combinada podría ser sumamente beneficioso.

Seguridad

Lo más probable es que tomes aceite de CBD o CBG varias veces al día, por lo que es fundamental que conozcas los posibles efectos secundarios. La buena noticia es que estos dos compuestos no son psicoactivos. Por tanto, no provocan colocones y parecen ser bien tolerados por el cuerpo humano.

El CBG no parece presentar efectos secundarios, aunque es importante señalar que los investigadores aún no han analizado el impacto de dosis más elevadas.

Precio

Si el precio de estos aceites parece demasiado bueno para ser verdad, lo más probable es que contengan elementos no deseados o que carezcan de la pureza de los productos de mayor precio. Además, la extracción de cannabinoides no es un proceso sencillo, así que ten en cuenta la reputación y la experiencia del vendedor.

La dificultad de extraer los compuestos del cáñamo también es la razón por la que los aceites de CBG suelen ser más caros que los de CBD. Como hemos comentado, los niveles naturales de CBG son mucho más bajos que los de CBD, por lo que se requiere más materia vegetal para que los productos de CBG alcancen las proporciones de un aceite de CBD de potencia media.

Legalidad

Un tema que no afecta a estos dos compuestos es la legalidad. Si quieres probar el CBD o el CBG para complementar tu rutina de bienestar, ambos cannabinoides son legales y están ampliamente disponibles en Europa y EE.UU. Pero, con los aceites de baja calidad, podría haber problemas con el contenido de THC, así que asegúrate siempre de comprar a vendedores de renombre. Más abajo explicaremos cómo elegir un aceite de CBD o CBG de alta calidad.

¿Se pueden tomar juntos el aceite de CBD y el aceite de CBG?

Ya hemos aludido a esto antes, pero uno de los puntos fuertes del CBD y el CBG es su sinergia. No solo se combinan bien, sino que podrían resultar más eficaces cuando se consumen a la vez.

Los cannabinoides se benefician de un fenómeno llamado "efecto séquito", lo que significa que sus respectivas propiedades se potencian cuando están en presencia de otros compuestos similares. Como resultado, la combinación de CBD y CBG podría ejercer un mayor efecto sobre el bienestar, siendo más eficaz que el consumo de estos compuestos por separado.

Cómo elegir un aceite de CBD o CBG de alta calidad

Elijas el aceite que elijas, siempre debes buscar productos de alta calidad, que hayan sido analizados de forma independiente. Pero, si no conoces el mundo de los productos de bienestar con cannabinoides, tal vez no sepas en qué debes fijarte. Para ayudarte, aquí tienes nuestros tres principales consejos para comprar aceites de CBD o CBG.

Comprueba los ingredientes

Aunque este consejo pueda parecer obvio, es fundamental comprobar qué contiene realmente un aceite de CBG o CBD. La extracción, la filtración y el procesado conllevan procedimientos sofisticados, con montones de pasos que podrían salir mal sin la experiencia adecuada. Comprueba cuánto CBD o CBG hay realmente en el frasco y de dónde procede. Los aceites más puros y seguros se obtienen a partir de cáñamo industrial cultivado de forma natural.

Verifica el contenido con los resultados de los análisis

Aunque comprobar los ingredientes es un gran primer paso, siempre recomendamos consultar los resultados de los análisis independientes para verificar el contenido. Por ejemplo, si indican que el aceite no contiene THC, ¿lo confirman los resultados?

También deberías comprobar que el porcentaje de CBD o CBG anunciado coincide con el contenido real del envase. Las empresas con buena reputación no deberían tener ningún problema en publicar los resultados de sus análisis o, al menos, en enviarte una copia si lo solicitas.

Lee las opiniones de otros clientes

Por último, una de las mejores formas de conocer la calidad de un producto es consultar las opiniones de otros clientes sobre la empresa y sus productos. Las reseñas pueden ser un tema subjetivo, pero busca temas comunes, buenos y malos.

¿Los productos se entregan a tiempo? ¿La gente ha tenido una experiencia positiva? ¿Hay algún caso de mal servicio al cliente? Leer las reseñas de los clientes puede proporcionar información valiosa sobre el funcionamiento de una empresa y la calidad de sus productos.

¿Cuál deberías elegir: aceite de CBD o aceite de CBG?

Ambos tipos de aceite tienen gran cantidad de posibilidades. Desde su efecto equilibrante en el bienestar cotidiano, hasta abordar problemas concretos, no hay duda de que los cannabinoides influyen en nuestro cuerpo y mente.

Sin embargo, es importante recordar que, aunque los investigadores saben que existe una influencia, aún no conocen el alcance total de la misma, ni la mejor forma de aprovecharla. Por ejemplo, los estudios sobre la mejor dosis de CBD o CBG siguen sin aportar conclusiones sólidas, por lo que no sabemos cómo se comportan estos compuestos con mayores concentraciones.

Dicho esto, ambos cannabinoides carecen de efectos psicoactivos y tienen un buen perfil de seguridad. Así que, siempre y cuando compres aceites de CBD o CBG a proveedores fiables, no hay razón para que no puedas probar estos cannabinoides para ver cómo afectan a tu bienestar.