¿Cuáles son los efectos secundarios y los riesgos del CBD?


¿Cuáles son los efectos secundarios y los riesgos del CBD?

Al igual que muchas sustancias utilizadas para potenciar el bienestar, el CBD también tiene sus inconvenientes. Así que, ¿cuáles son los efectos secundarios y los riesgos del CBD? ¿Qué dice la ciencia acerca del consumo de CBD durante el embarazo, o junto a otros medicamentos? Sigue leyendo para descubrirlo.

Desde que el cannabis medicinal cobró importancia a comienzos de la década de 2010, el uso del cannabidiol no ha hecho más que aumentar. El CBD, como es conocido de forma popular, se ha ganado la reputación de sustancia milagrosa que puede aliviar potencialmente numerosas enfermedades físicas y mentales.

A medida que se publican más investigaciones, los expertos han sido capaces de señalar las ventajas y los inconvenientes del consumo de CBD. Y mediante una búsqueda rápida en Google encontrarás una larga lista sobre los beneficios para la salud creíbles del CBD.

Pero en este artículo nos centraremos en los posibles efectos secundarios y riesgos que entrañan el consumo de aceite de CBD y otros productos de CBD. Analizaremos cómo este cannabinoide afecta a funciones específicas, y proporcionaremos consejos sobre cómo usar el CBD de forma segura.

¿Qué es el CBD?

El CBD es uno de los muchos cannabinoides que se encuentran tanto en las plantas de cáñamo como en las de cannabis. Pero a diferencia de su primo cercano, el THC, el cannabidiol no produce ningún efecto que altere la mente.

También, a diferencia del THC, el CBD no se combina con los receptores CB1 y CB2 del sistema endocannabinoide del cuerpo. En cambio, activa otros receptores, como los de la serotonina 5-HT1A. Como consecuencia, el CBD tiene el potencial de inducir relajación y reducir las sensaciones de nerviosismo.

Los productos de CBD se encuentran disponibles en varios formatos, desde cápsulas y comestibles a cremas tópicas y, por supuesto, aceite de CBD. Este último es el producto utilizado con mayor frecuencia, y normalmente se aplica de manera sublingual (debajo de la lengua).

¿Produce efectos secundarios el CBD?

La respuesta corta es que sí, los produce. Las pruebas llevadas a cabo en animales han sacado a la luz efectos secundarios adversos, y en el caso del ser humano, los problemas potenciales se centran principalmente en las interacciones del CBD con otros medicamentos.

Es importante tener en cuenta que es necesario que se lleven a cabo más investigaciones para determinar el espectro completo de los efectos secundarios del cannabidiol.

Efectos secundarios potenciales del CBD

Ahora indaguemos un poco más. En base a diversos descubrimientos científicos, estos son los efectos secundarios potenciales del CBD.

Cambios en el apetito y el peso

Los cambios en el apetito son uno de los efectos secundarios potenciales del consumo de CBD. En muchos casos, los consumidores experimentan un aumento del apetito, lo que redunda potencialmente en un incremento de peso.

En un estudio de 2015, los investigadores evaluaron a 117 padres de niños con epilepsia. A los pacientes se les administró 4,3mg/kg de CBD al día durante un periodo de 6,8 meses. Al término del mismo, el 30% de los participantes reconocían un aumento del apetito, lo que generalmente se percibe como un efecto positivo.

Este análisis de 2017, sin embargo, menciona un estudio que dio un resultado completamente opuesto. En él se describe un ensayo clínico de tres meses de duración con 137 niños y jóvenes con diversas formas de epilepsia. A todos ellos se les administró Epidiolex, una solución sintética de CBD que ahora ya ha sido aprobada por la FDA. En total, el 16% de los participantes afirmó haber experimentado una disminución del apetito.

Mareos

Conviene mencionar que el CBD afecta a las personas de manera distinta, y hay quienes experimentan vértigo y mareos tras consumir el cannabinoide. Esto podría deberse a cambios en el flujo y la presión sanguínea, aunque no ha sido demostrado científicamente. Pese a todo, las investigaciones muestran que los mareos son un efecto secundario común de ciertas medicaciones, como los antibióticos y los antihipertensivos, por nombrar algunos.

Diarrea

La diarrea es otro efecto secundario experimentado habitualmente por los consumidores de CBD. Volvamos otra vez al análisis de 2017 en niños con epilepsia mencionado anteriormente. Otro estudio destacado se realizó con 261 pacientes infantiles, principalmente.

Tras administrarles Epidiolex, los investigadores observaron una reducción de la media de la frecuencia de las convulsiones en un 45%. No obstante, el 10% de los pacientes presentaron efectos adversos, incluida diarrea.

La diarrea relacionada con el CBD podría estar causada por el uso de productos de baja calidad. Otra razón podría ser la presencia de aceite de MCT, un ingrediente empleado por determinadas formulaciones de aceite de CBD. Tal y como revela un estudio de 2007, el MCT podría ser una causa de heces blandas, especialmente entre los niños.

Fatiga

Algunos de los inconvenientes potenciales de tomar CBD son episodios de fatiga, cansancio y somnolencia. Estos se describen en un estudio de un año de duración publicado en 2015, en el que se administró CBD a 162 pacientes que padecían diversas formas de epilepsia. Dentro de la muestra, un 25% experimentó somnolencia, mientras que un 13% sufrió episodios de fatiga.

Sequedad de boca

Para quienes consumen cannabis de forma recreativa, la sequedad en la boca es uno de los efectos secundarios comunes del THC. Pero tal y como afirman algunos estudios, también se observa entre quienes consumen CBD.

Este artículo de 2009 incluía un estudio sobre cinco pacientes que padecían distonía, un trastorno del movimiento. Se les administró CBD por vía oral en dosis progresivamente más elevadas, pasando de 100 a 600 mg al día, y el experimento se alargó durante seis semanas.

Aunque todos los pacientes informaron de una mejora de entre el 20 y el 50% en su distonía, también experimentaron diversos efectos secundarios, entre ellos sequedad de boca. Otros padecieron mareos y sedación.

Reducción de la presión sanguínea

Ya hemos mencionado los mareos como un efecto secundario potencial del consumo de CBD. Sin embargo, estos no siempre se perciben como algo malo, ya que en ocasiones es una señal de una reducción de la presión sanguínea.

En este estudio aleatorizado de 2017 se administraron o bien 600 mg de CBD o un placebo a nueve voluntarios varones y sanos. Al terminar, se concluyó que el cannabidiol había provocado potencialmente una reducción tanto de la presión sanguínea en reposo y de un aumento de la presión sanguínea a causa del estrés, que normalmente se relaciona con un aumento del ritmo cardíaco.

Un estudio de 1993 arroja descubrimientos similares, pero esta vez estableciendo un vínculo entre el CBD y una reducción de los niveles de cortisol.

Once participantes recibieron 300 mg y 600 mg de placebo y de cannabidiol, respectivamente. Los resultados describen que el CBD tiene el potencial de reducir de forma significativa los niveles de cortisol en el cuerpo pasados tan solo 120 minutos de su administración. Los investigadores también informaron de un efecto sedativo potencial del CBD en este sentido.

Dolores de cabeza

Los dolores de cabeza forman parte de la lista de efectos secundarios potenciales del consumo de CBD. Pero la buena noticia es que al parecer estos incidentes afectan a un porcentaje pequeño de consumidores.

Pongamos como ejemplo este estudio clínico de 2019. Solo dos de un total de 88 pacientes a los que se les administraron 1000mg de CBD al día padecieron dolores de cabeza.

Los expertos señalan que una de las causas de los dolores de cabeza podría ser la reacción de Jarisch-Herxheimer. No dejes que este nombre tan extraño te desconcierte, pues no hace más que referencia a la reacción que se produce después de la liberación de endotoxinas como consecuencia de la muerte de microorganismos. En algunos casos, los dolores de cabeza son una reacción común.

La reacción Jarisch-Herxheimer se produce cuando existe un exceso de antioxidantes como la vitamina C. El CBD también es conocido por su potencial como antioxidante, lo que podría provocar posibles dolores de cabeza como consecuencia de la reacción Jarisch-Herxheimer.

Dicho esto, algunos expertos suelen aconsejar reducir la dosis de CBD para dejar que el cuerpo se acostumbre a la presencia de cannabinoides. La dosis recomendada en este caso es de alrededor de dos gotas de 0,05ml, dos veces al día.

Dolores de cabeza

¿Cuáles son los riesgos de tomar CBD?

Ahora ha llegado el momento de ponerse un poco más serios. En esta sección hablaremos sobre qué evitar al consumir CBD. Seguir estos consejos te ayudará a reducir cualquier riesgo.

Si es la primera vez que te dispones a probarlo, estos son solo algunos de los aspectos que merece la pena tener en cuenta.

Productos de CBD de baja calidad

Aprovechando que la demanda de CBD se ha incrementado tanto, las personas que operan en el mercado negro están sacando tajada. El resultado: productos de CBD de baja calidad que pueden acabar provocando efectos nocivos a largo plazo.

En 2019, el miedo a productos de CBD "tóxicos" producidos en China creció de forma alarmante en el Reino Unido. En ese momento, tan solo había pasado un año desde que ese país legalizase el cannabidiol para su uso médico.

Lo que se convirtió en motivo de preocupación fue la supuesta presencia de pesticidas en estos productos. Y es que no solo no aportan ningún beneficio, sino que podrían ser potencialmente dañinos para la salud.

Estos son los problemas habituales que surgen en los mercados sin regular. Pero una vez que el proceso se moderniza, hay una pequeña posibilidad de que este tipo de productos contaminados lleguen a los consumidores.

Sufrir una sobredosis de CBD

No existe ningún registro de nadie que haya sufrido una sobredosis letal de CBD. En primer lugar, el CBD está ampliamente considerado como una sustancia recreativa y no tóxica. Hay incluso quienes consideran que tiene el potencial de evitar recaídas en las drogas. Esto, por sí solo, reduce significativamente las posibilidades de sufrir una sobredosis de cannabidiol.

Sin embargo, ingerir más gotas de la dosis recomendada podría provocar algunos de los efectos secundarios mencionados más arriba. En ese caso, quizás experimentes un ligero malestar, pero probablemente por un corto periodo de tiempo.

Tomar CBD durante el embarazo o la lactancia

Tomar cbd durante el embarazo o la lactancia

Se necesitarían más investigaciones para determinar por completo las ventajas y desventajas de tomar CBD duranta el embarazo o la lactancia. Pero según la mayoría de estudios, el consumo de cannabis en general podría ser perjudicial de varias maneras.

Por una parte, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos descubrieron que el consumo de marihuana durante el embarazo parece provocar que los recién nacidos pesen poco, aunque esto se debe casi con toda probabilidad al THC. Otros riesgos potenciales son la posibilidad de que el niño desarrolle dificultades del aprendizaje y de la atención al crecer.

Conforme vayan viendo la luz más estudios, los expertos pronto encontrarán más respuestas precisas. Pero por ahora, el consenso es que conviene evitar el cannabis y el aceite de CBD durante el embarazo.

¿Cuánto tiempo permanece el CBD en tu organismo?

De media, el cannabidiol permanece entre dos y cinco días en el cuerpo. No obstante, este periodo de tiempo depende de varios factores.

La dosis y la frecuencia son dos buenos ejemplos. Cuanto más consumas, más tiempo tardará normalmente tu organismo en expulsarlo.

El método de consumo también importa. Tomar CBD en forma de golosinas o cápsulas se traduce en que el cannabinoide debe pasar por el aparato digestivo y el hígado. A continuación llega al torrente sanguíneo, lo que provoca que permanezca más tiempo. Vapear CBD o tomar aceite de CBD debajo de la lengua, por otro lado, son métodos de actuación más rápida. Sus efectos se dejan sentir en cuestión de minutos, por lo que el CBD permanece en el cuerpo durante un periodo de tiempo menor.

Por último, tu peso y metabolismo afectarán al periodo de eliminación del CBD, tal y como ocurre con cualquier otra sustancia que tomes.

¿Afecta el CBD a la medicación?

Sí, el CBD tiene el potencial de influir en los efectos de los medicamentos. En algunos casos, el cannabidiol podría interferir con el proceso de metabolización de determinadas medicinas. Como resultado, estas medicaciones no actúan de forma tan efectiva como deberían.

En otros casos, la interacción del CBD con las drogas conduce a una degradación más lenta (o descomposición) del CBD. Esto, a su vez, produce una dosis mayor de CBD, lo que no siempre es deseable. Esta interacción también se puede utilizar para el beneficio de los pacientes, pero solo bajo estrecha supervisión médica.

¿Qué medicamentos no se deberían consumir con CBD?

Dado que existen algunos efectos secundarios potenciales al consumir CBD con otros medicamentos, a continuación incluimos una lista de medicinas para que las taches de tu lista.

En primer lugar, estas son las que sabemos que
reducen la biodisponibilidad del CBD: 

• Fenobarbital (medicamento anticonvulsivo)
• Fenitoína (anticonvulsivo para pre y postoperatorio)
• Rifampicina (medicamento antibacteriano)
• Carbamazepina (para la epilepsia y el dolor neuropático)

Estos medicamentos pueden entorpecer potencialmente la metabolización de otras medicaciones y cannabinoides al combinarse:

• Claritromicina (medicamento antibacteriano)
• Ketoconazol (medicamento antimicótico)
• Ritonavir (medicamento para el VIH/SIDA)
• Itraconazol (medicamento antimicótico)

Medicamentos que podrían aumentar los efectos secundarios al consumirse junto al CBD:

• Antidepresivos (como el Prozac)
• Amiodarona (medicamento para el corazón)
• Benzodiacepinas (sedantes)

Otros medicamentos que no se deberían administrar a la vez que el CBD:

• Warfarina (anticoagulante)
• Levotiroxina (medicamento para la tiroides)
• Clobazam (medicamento anticonvulsivo)
• Lamotrigina (medicamento anticonvulsivo)

Medicamentos que podrían aumentar potencialmente la toxicidad del hígado al combinarse con CBD:

• Metotrexato (medicamento para la leucemia y el cáncer)
• Ácido valproico (para convulsiones y enfermedades mentales)

¿Es adictivo el CBD?

Hemos hecho referencia a esto en la sección anterior, y la respuesta es que no. La mayoría de los expertos coinciden en que el CBD es una sustancia no adictiva.

Para exponer con mayor claridad este punto, esto es lo que la Organización Mundial de la Salud dice acerca del cannabidiol: "En humanos, el CBD no muestra efectos que indiquen que tiene riesgo potencial de abuso o dependencia".

La OMS también destaca los estudios clínicos del Epidiolex como medicamento anticonvulsivo. Su conclusión es que este medicamento "ha demostrado ser un tratamiento efectivo" para la epilepsia.

¿En qué nos debemos fijar al comprar CBD?

Si has llegado hasta esta sección del artículo, es probable que estés interesado en comprarte algún aceite o suplementos de CBD. Pero antes de que compres nada, estas son algunas cosas que debes tener en cuenta:

• Contenido de THC: al buscar aceite o cápsulas de CBD, el nivel de THC debe estar por debajo del límite legal (0,2% en Europa y 0,3% en los Estados Unidos). Si supera ese umbral, entonces no proviene de cáñamo, por lo que es ilegal.

• Origen del cáñamo: muchas empresas se conforman con productos de cáñamo que no han sido cultivados en las mejores condiciones. Un productor/vendedor de aceite de CBD fiable debería ser capaz de proporcionar el contexto completo sobre cómo se ha obtenido su cáñamo.

• Color del aceite: la tonalidad del aceite de CBD no lo es todo, pero si tiene color verde oscuro, evítalo a toda costa. Esto significa que contiene clorofila, material vegetal o cualquier otro elemento indeseable que no aportará nada a tu experiencia. Lo que estás buscando es CBD filtrado y purificado, que tiene una tonalidad más dorada.

• Método de extracción: el CBD se procesa con etanol de calidad alimentaria o mediante extracción con CO₂. Este último es más caro, pero en líneas generales está considerado más limpio y seguro.

• Si todo lo demás falla, comprueba siempre la etiqueta. Otra forma de comprobar la autenticidad de un producto de CBD es su lista de ingredientes. Desconfía de cualquier producto que presuma de pureza sin ser transparente respecto a su composición.

¿Es realmente seguro consumir CBD?

Si tenemos en cuenta las investigaciones que se han llevado a cabo hasta ahora, en especial los ensayos clínicos, el consumo de CBD se considera generalmente seguro.

Sin embargo, también es importante tener en cuenta sus ventajas e inconvenientes, incluidos efectos secundarios e interacciones potenciales con otros medicamentos. El cannabidiol es apreciado por sus posibles beneficios para la salud, pero también conviene que te familiarices con sus efectos secundarios.

Para ir sobre seguro, haz tus propias investigaciones. O mejor aún, busca el consejo de un profesional médico, pues te podrá dar un desglose detallado de toda la información que necesitas saber antes de probar el CBD.