Cómo germinar semillas de marihuana viejas


Cómo germinar semillas de marihuana viejas

La mejor manera de hacer que tus semillas de cannabis duren muchos años, es almacenarlas correctamente. Sin embargo, cuanto más tiempo las guardes, más difícil será hacerlas germinar. Germinar semillas de cannabis viejas con éxito suele requerir de algunos trucos. En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber al respecto, pero primero, veamos cuáles son las condiciones necesarias para que una semilla de cannabis germine.

Hidratación: la clave para la germinación de semillas

Si quieres germinar tus semillas de cannabis con éxito, sean frescas o viejas, asegúrate de proporcionarles las siguientes condiciones: calor, oscuridad y humedad. Las dos primeras condiciones son muy importantes, sin embargo, es la humedad la que hace que la vida latente en el interior de la semilla comience su ciclo.

Por eso es tan importante almacenar las semillas de cannabis en un lugar seco: para que no germinen prematuramente, ni se llenen de moho y se pudran.

De hecho, uno de los problemas más comunes de las semillas de cannabis muy viejas es que, con el tiempo, su capa exterior se seca, lo cual dificulta incluso más la penetración del agua. Pero no te preocupes, hay algunas maneras de facilitar este proceso.

El mejor método para germinar semillas de marihuana viejas

Ahora que has aprendido la importancia de la hidratación en la germinación, la pregunta, “¿cómo germinar semillas de cannabis viejas?” se convierte en, “¿cómo asegurarte de que la humedad penetre en tus semillas viejas?”

La opción más simple es simplemente remojarlas antes de la germinación.

1. Germinar semillas de marihuana viejas en un vaso con agua

Si tienes semillas de cannabis viejas, probablemente tu técnica de germinación favorita (en servilleta de papel o directamente al medio de cultivo) no funcione. La razón es muy simple: estas técnicas no proporcionan suficiente humedad para penetrar la capa exterior que se ha ido endureciendo con el pasar del tiempo.

En este caso, lo mejor es poner tus semillas en un vaso con agua y él. Después de doce horas la cáscara se habrá ablandado un poco y el agua finalmente habrá penetrado en la semilla. No olvides revisar las semillas de vez en cuando: cuando se rompan y aparezca la raíz principal, será momento de sacar tus semillas del agua. Las semillas son organismos vivos que necesitan oxígeno — si las dejas sumergidas en agua durante 24 horas o más, correrás el riesgo de ahogarlas.

Para la germinación de semillas frescas, usar simplemente agua potable será suficiente, sin embargo, para germinar semillas de cannabis viejas, es necesario hacer ajustes adicionales. Algunos cultivadores usan agua carbonatada porque supuestamente la presencia de CO₂ estimula la penetración del agua en la cáscara de la semilla. De forma similar, se cree que unas gotas de peróxido de hidrógeno hacen el mismo efecto. Adicionalmente, puedes utilizar otros productos como:

  • Superthrive (una gota en un vaso de agua)
  • Nitrozyme (10 ml/L)
  • Ácidos húmicos y fúlvicos (10 ml/L)
  • Hormonas de enraizamiento

El único problema con estos estimuladores de crecimiento es que la dosis correcta es todavía desconocida. La información compartida por los cultivadores en los foros de marihuana es solo anecdótica y los estudios legítimos disponibles han sido realizados en otros cultivos. Por lo tanto, si vas a utilizar alguno de estos productos, investiga un poco o pregúntale a otros cultivadores, y recuerda siempre ser precavido.

1. germinar semillas de marihuana viejas en un vaso con agua

2. Escarificación de semillas de cannabis

Otro método para hidratar tus semillas es la escarificación, y la forma más sencilla de hacerlo es utilizando un papel de lija. Toma una caja de fósforos y forra su interior con papel de lija o enrolla un papel de lija en un tubo. Luego, coloca las semillas dentro y agítalas durante un minuto. Esto será suficiente para hacer muchas roturas pequeñas en la cáscara de la semilla, que permitirán que la humedad penetre más fácilmente.

3. Cómo abrir semillas de marihuana

Algunos cultivadores prefieren compran una herramienta especial para abrir semillas de cannabis viejas. Con este simple artilugio se aplica una ligera presión a la semilla hasta que se escucha un crujido. Otros cultivadores simplemente muerden la semilla, muy suavemente, hasta que escuchan que se rompe.

Cabe aclarar que, al igual que las técnicas que describiremos a continuación, este método particular de germinar semillas de cannabis viejas es un poco más arriesgado.

4. Retirar la cresta

La cresta de una semilla es bastante prominente y conecta las dos mitades de la capa exterior de la semilla. Cuando la raíz empieza a empujar, esta cresta se agrieta. Sin embargo, en las semillas más viejas, la cresta está demasiado endurecida, por lo que debe retirarse.

Usa un cuchillo afilado para cortar todo el largo de la cresta en ambos lados. Asegúrate de no cortar demasiado profundo, ya que podrías dañar la raíz.

4. retirar la cresta

5. Abrir semillas de marihuana con pinzas

Este procedimiento es similar a la rotura de semillas porque también la estás abriendo mediante el uso de fuerza, solo que en este caso, utilizarás un cuchillo afilado. Este método es muy arriesgado, así que te recomendamos que lo utilices como último recurso, en el caso de que todos los otros métodos hayan fallado.

Germinar semillas de cannabis viejas: ¡ten paciencia!

Ten en cuenta que, además de tener una tasa de germinación más baja, las semillas de cannabis viejas también suelen tardar más en brotar. Entonces, ¿cuánto tiempo se tarda exactamente en germinar semillas de cannabis viejas? Mientras que las semillas frescas generalmente germinan en 1-3 días, las semillas más viejas pueden tardar entre 7 y 10 días o incluso más. Por lo tanto, ten paciencia y, si la semilla permanece inactiva, prueba uno de los trucos descritos anteriormente, siempre comenzando por el menos invasivo. Está de más decir que lo mejor es que pruebes cada método uno por uno, y no todos al mismo tiempo.

Recuerda: no pongas tus semillas de cannabis viejas directamente en el medio

A nuestro equipo le encanta germinar semillas de cannabis directamente en la tierra, pero cuando se trata de semillas viejas, lo mejor es comprobar el estado de las semillas antes de comenzar el proceso de germinación. ¡Esto evitará que te muerdas las uñas esperando a ver brotar la raíz! Así que ya sabes, verifica la calidad de tus semillas y, si tienes alguna duda, elige un método que te permita observar el proceso, como la germinación en un vaso con agua.