El aceite de CBD y la dieta cetogénica: lo que necesitas saber


El aceite de CBD y la dieta cetogénica: lo que necesitas saber

La dieta cetogénica podría parecer otra moda pasajera de la salud, pero sus beneficios suelen superar las expectativas de mucha gente. Resulta que el aceite de CBD tiene una posición similar en el mundo del bienestar. Aunque la investigación actual no ha mostrado pruebas consolidadas, cada día aprendemos un poco más sobre el cannabinoide, y los nuevos estudios apuntan en una dirección cada vez más positiva.

Al tener el mismo tipo de reputación, es especialmente interesante pensar en cómo el aceite de CBD podría combinarse con una dieta keto. Al parecer, pueden funcionar de formas distintas y complementarias para favorecer sus propios efectos y, en última instancia, beneficiar el bienestar general.

CÓMO FUNCIONA LA DIETA CETOGÉNICA

Para comprender cómo podría actuar el aceite de CBD en una dieta cetogénica, primero hay que entender bien la propia dieta. Básicamente, implica reemplazar los carbohidratos por grasas saludables, además de eliminar los dulces y el alcohol, las grasas no saludables, casi todas las frutas e incluso tubérculos como las patatas y las zanahorias.

Puede que estés pensando, "Espera un momento, ¿las patatas y las zanahorias no son saludables? ¿Por qué hay que eliminarlas?”. Bueno, normalmente son buenas para ti, pero unidas a otros alimentos prohibidos interrumpen una parte vital de lo que hace que la dieta funcione: la cetosis.

A ver, la mayoría de las células de tu cuerpo prefieren obtener energía de la glucosa, también conocida como azúcar en sangre, que normalmente obtenemos a través de los carbohidratos. Sin embargo, cuando consumes menos de 50 gramos de carbohidratos al día, tus niveles naturales de insulina disminuyen a medida que los ácidos grasos se liberan en el hígado y se convierten en cetonas. Los compuestos resultantes intervienen en el lugar de la glucosa y dan a las células la energía que necesitan.

Cuando tus células aprovechan las cetonas para obtener energía de forma regular, tu cuerpo entra en un estado de cetosis.

El aceite de cbd y la dieta cetogénica: lo que necesitas saber

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE LA DIETA CETOGÉNICA?

Entonces, ¿cuáles son exactamente los beneficios de cambiar la forma en que tus células obtienen energía? Bueno, hay que tener en cuenta que las cetonas están formadas por ácidos grasos. Normalmente, el exceso de grasa se acumula en nuestro organismo, un cúmulo de energía en potencia que no sabe dónde ir. Cuando nuestro cuerpo se ve obligado a convertirlo en cetonas, esas reservas de grasa se agotan mucho más rápido de lo que normalmente lo harían. Eso, a su vez, significa que puedes disfrutar mucho más de los alimentos grasos saludables que tanto te gustan normalmente.

Para muchos, los beneficios van mucho más allá. Muchos niños que sufren convulsiones, por ejemplo, notan cómo se reduce la frecuencia de sus síntomas cuando siguen la dieta cetogénica. Un estudio de 2015 también mostró propiedades antiinflamatorias de la dieta keto, e incluso el potencial de cambiar la forma en que percibimos el dolor.

¿ES EL ACEITE DE CBD COMPATIBLE CON LA DIETA CETOGÉNICA?

Ahora, una vez considerados los beneficios que ofrece, hace falta que nos detengamos y pensemos si el aceite de CBD es compatible con la dieta cetogénica. Al fin y al cabo, si incluso las patatas pueden interrumpir la cetosis, ¿qué podría hacer el aceite de CBD? Bueno, afortunadamente el aceite de CBD no interrumpe la cetosis de ninguna manera. De hecho, ciertos aceites de CBD están hechos con aceite de coco y MCT, que son muy populares en la comunidad cetogénica por sus grasas saludables y otros muchos beneficios.

¿CÓMO FAVORECE EL ACEITE DE CBD LA DIETA CETOGÉNICA?

Vale, entonces es compatible con la dieta cetogénica, pero ¿cómo favorece el aceite de CBD la dieta? Además de tener algunos beneficios en común, el CBD podría ayudar con otros problemas asociados a la dieta.

PODRÍA FAVORECER LA PÉRDIDA DE PESO

Para empezar, el aceite de CBD podría ayudar favoreciendo la cetosis y la pérdida de peso en general. En concreto, un estudio publicado en 2016 descubrió que el CBD había aumentado los marcadores asociados con el pardeamiento de la grasa, un proceso en el que la grasa "blanca" no saludable se convierte en grasa "marrón" saludable. El estudio también descubrió que el CBD podría acelerar el metabolismo de los lípidos (células grasas). Pero, al igual que el descubrimiento del pardeamiento de la grasa, esto solo se pudo observar in vitro, lo que significa que en el proceso de las pruebas no participaron sujetos humanos.

PODRÍA REDUCIR LA INFLAMACIÓN

De todas las propiedades potenciales del CBD, su efecto inmunomodulador es uno de los más investigados. De hecho, en 2019 los investigadores destacaron los estudios en los que se detalla cómo el aceite de CBD podría disminuir la inflamación a través de la mediación de la respuesta inmune.

Para ser más concretos, un estudio observó que el CBD tiene un efecto antiinflamatorio en los sebocitos humanos (células de la piel), mientras que otro probó un modelo viral de esclerosis múltiple (EM) y descubrió que el CBD muestra una protección duradera contra el daño inducido por la inflamación relacionada con la EM.

Aunque estos resultados todavía no se han traducido en ensayos clínicos a gran escala, el potencial del CBD para mediar la respuesta inmunitaria es algo que los investigadores están analizando con gran interés. Lo mismo puede decirse de la capacidad antiinflamatoria de la dieta cetogénica.

POTENCIAL ANTICONVULSIVO

El aceite de CBD también se investiga cada vez más por su potencial para calmar ciertos tipos de convulsiones. El análisis de una investigación de 2017 lo deja claro y detalla tres estudios controlados con placebo que mostraron cómo el cannabidiol mejora los síntomas de la epilepsia.

Sin embargo, hay que señalar que estos estudios se centraron específicamente en dos tipos raros de epilepsia que afectan principalmente a niños. En uno se descubrió que el CBD superó a un placebo a la hora de reducir las convulsiones asociadas con el síndrome de Dravet, mientras que en otro se mostró cómo había disminuido la frecuencia de las crisis epilépticas en personas con síndrome de Lennox-Gastaut.

Aunque esto no confirma si el CBD tiene un potencial anticonvulsivo general, los resultados clínicos anteriores, entre otros, apuntan hacia un potencial específico para cada caso.

PODRÍA AYUDAR A ALIVIAR EL ESTRÉS

Además de establecer una relación sinérgica directa con la dieta cetogénica, el aceite de CBD también aporta sus propios beneficios únicos a la ecuación. Por ejemplo, el CBD puede ayudar a limitar uno de los principales conflictos que las personas encuentran en una dieta keto: el estrés.

La presión de tener que mantener una dieta determinada puede aumentar con el paso del tiempo. Las ganas de comer un helado o un pastel pueden aumentar cuanto más tiempo llevamos sin comerlos. Por otro lado, cuando hay algo que nos estresa en la vida, siempre podemos recurrir a la comida para afrontarlo. Aquí es donde puede tener su espacio el aceite de CBD.

Por ejemplo, un estudio práctico de 2016 descubrió dosis de CBD para ayudar a aliviar algunos síntomas del trastorno de estrés postraumático. Sin embargo, hay que mencionar que el estudio se centró únicamente en una niña en circunstancias particularmente difíciles. Además, resulta complicado identificar el problema que se redujo realmente y, por lo tanto, se necesitan estudios clínicos con muchos participantes.

Además de ello, en un estudio del año anterior señalaron que el CBD podría usarse para disminuir los síntomas de la ansiedad. En particular, descubrieron que el CBD reduce la ansiedad anticipatoria en personas que se someten a una prueba médica de imagen concreta. Otro estudio descubrió que el CBD reduce la ansiedad asociada con hablar en público.

PROMUEVE UN MEJOR SUEÑO

Además del estrés ocasional, la dieta cetogénica también provoca un cambio en la producción de hormonas que puede provocar problemas para dormir. Afortunadamente, el CBD ha sido estudiado por su potencial para beneficiar el ciclo sueño-vigilia.

Por ejemplo, un estudio de 2019 de 103 pacientes adultos mostró que habían estado más cerca de lo habitual de lograr un sueño completo y regular. Pero es importante señalar que los datos fueron recopilados a posteriori, no durante la administración de CBD. Teniendo esto en cuenta, es muy posible que intervinieran otros factores.

Incluso los autores señalan que hace falta que se realicen más estudios clínicos controlados para verificar el alcance de estos resultados. No podemos promocionarlo como una prueba absoluta del potencial del CBD, pero es suficiente para saber que puedes probarlo en primera persona con total seguridad.

¿DEBERÍAS TOMAR ACEITE DE CBD EN UNA DIETA CETOGÉNICA?

En relación a lo anterior, la única forma de saber si en tu caso funciona la combinación del aceite de CBD y la dieta cetogénica es probándolo. La dieta keto en sí puede que no sea apta para todo el mundo, ya que implica un cambio importante en la dieta de la mayoría de las personas y requiere mucha constancia. Dicho esto, no es algo peligroso en sí mismo.

En cuanto a la seguridad del CBD, según la Organización Mundial de la Salud no cabe duda alguna. Sin embargo, es mejor que pidas la opinión de tu médico, ya que el aceite de CBD puede interactuar con ciertos medicamentos.

Para saber si te ayudará a alcanzar tus objetivos marcados con la dieta cetogénica, dependerá de tu propia experiencia. Consigue un poco de aceite de CBD, quizás hecho con aceite de MCT o de coco, ¡y pruébalo!