¿Cuál es la mejor forma de almacenar el aceite de CBD?


¿Cuál es la mejor forma de almacenar el aceite de CBD?

Cuando compras algo importante y frágil, ¿qué es lo primero que haces? Si eres como nosotros, probablemente buscarás el lugar perfecto para almacenarlo. La vida es cruel, al fin y al cabo, y ciertas cosas pueden dañarse con el tiempo cuando se exponen a los elementos. La gente no tiene problema en hacer esto con sus joyas y antigüedades, pero creemos que los consumidores de aceite de CBD deberían tener la misma precaución con sus frascos nuevos.

LA IMPORTANCIA DE ALMACENAR CORRECTAMENTE EL ACEITE DE CBD

Podemos imaginar la primera pregunta que se te pasa por la cabeza: "¿Por qué? ¿Realmente es tan sensible?". En cierto modo, sí. No es que el aceite se evapore cuando está en un lugar inadecuado, pero la calidad puede disminuir con el tiempo. No es inmediato, pero tampoco tardará más de unas semanas en notarse una reducción de la potencia. Simplemente piensa: si compras dos frascos al mes, y son la mitad de efectivos debido a un almacenamiento inadecuado, ¿cuánto dinero pierdes? Quizás no demasiado en el momento, pero podrías perder varios frascos que equivalen a unos cuantos meses.

¿QUÉ FACTORES AFECTAN A LA INTEGRIDAD DEL ACEITE DE CBD?

Considerando la pérdida potencial, es bueno saber a qué amenazas concretas se enfrenta el aceite de CBD.

LUZ

En primer lugar, si el aceite de CBD se expone habitualmente a la luz, es posible que la potencia disminuya con el tiempo. De hecho, los investigadores nos han confirmado que la exposición a la luz es de lejos la mayor amenaza para los cannabinoides (incluyendo el CBD). Siendo conscientes de esto, la mayoría de las marcas de aceite de CBD utilizan envases tintados, garantizando una exposición mínima a la luz, independientemente de su ubicación. Sin embargo, no dejes que esa sea su única protección; asegúrate de mantener tu aceite fuera de la luz directa en cualquier caso.

Luz

AIRE

Aunque no es una amenaza tan importante como la luz, no es conveniente que el aire y el aceite de CBD se encuentren a menudo. Se trata de una cuestión de química, ya que el oxígeno puede alterar el equilibrio del aceite. Este problema, conocido como estrés oxidativo, se considera incluso desde el principio del proceso de fabricación. Los fabricantes se esfuerzan por limitar la exposición al oxígeno cuando fabrican el aceite, y se aseguran de no desperdiciar su trabajo manteniendo la botella sellada cuando no se utiliza.

CALOR

Por último, el calor puede acercarse sigilosamente y arruinar la calidad de tu aceite de CBD si no tienes cuidado. En lugar de afectar directamente al CBD, el calor altera ciertos minerales del aceite y posteriormente los cannabinoides. En consecuencia, el aceite puede tener una textura y aspecto turbio. Teniendo esto en cuenta, evita dejar el aceite de CBD cerca de cualquier radiador de calefacción o ventana de la casa.

¿CUÁL ES EL MEJOR LUGAR PARA ALMACENAR ACEITE DE CBD?

Saber qué hay que evitar es una cosa, pero saber cómo evitar todo eso es otra. No lo pienses demasiado, porque seguramente ya tienes el espacio de almacenamiento perfecto para tu aceite CBD.

ARMARIO

¿Sin exposición al aire? Sí ¿Sin fuentes de calor cerca? Salvo que estés en la cocina, casi seguro. ¿Sin luz? ¡Simplemente no pongas una lámpara ahí y listo!

Sí, en lugar de sugerir una elegante caja fuerte para CBD, simplemente recomendamos guardar el aceite en un armario fresco, oscuro y seco. Si tienes uno en tu dormitorio o en tu sala de estar, sería lo ideal. Incluso si estás en la cocina, puedes garantizar su seguridad manteniendo el aceite de CBD lejos del horno o la tostadora.

FRIGORÍFICO

Piensa en tu nevera como el armario más fresco de tu casa. No hay exposición a la luz (cuando está cerrada), es hermética, y el calor definitivamente no es un problema. Mientras solo lo guardes durante una o dos semanas seguidas, esta es, de lejos, tu mejor opción.

Puede que el aceite adquiera una consistencia extraña al enfriarse, pero poner el frasco bajo agua caliente debería solucionarlo. Eso se debe al aceite en sí, no al CBD, así que puedes confiar en que la calidad se ha conservado. Por ejemplo, si pones aceite de oliva normal en la nevera, verás que pasa lo mismo.

¿CADUCA EL ACEITE DE CBD?

Así que, hemos estado hablando de preservar la calidad, pero ¿cuánto tiempo se puede preservar el aceite de CBD? En otras palabras, ¿hay una fecha de caducidad?

Como con cualquier otro producto que contenga aceite, sí. Sin embargo, no será demasiado pronto después de su compra, así que tendrás algo de margen de maniobra. ¡No hay necesidad de conjeturas o estimaciones, tampoco! Cualquier marca de CBD de confianza, incluyendo Cibdol, traerá una fecha de caducidad impresa en sus envases.

¿SE PUEDE CONGELAR EL ACEITE DE CBD?

Ahora, considerando lo que acabamos de comentar sobre el frigorífico, te preguntarás si el congelador es un lugar válido para almacenar tu aceite de CBD.

Técnicamente, ¡sí! Si quieres conservar tu aceite de CBD durante más de un mes, el congelador es tu mejor opción. Dicho esto, no hay garantía de lo bien que se mantendrá el aceite en ese ambiente. Es decir, no todos los aceites de CBD tienen los mismos ingredientes, y no todos reaccionarán de la misma manera al ser congelados. Algunos se descongelan bien, pero otros pueden no ser aptos para su consumo después de haberse congelado.

Si tienes alguna duda sobre un producto concreto con CBD, llama al fabricante. Ya han tenido en cuenta que alguien se puede plantear congelar su producto, así que ellos sabrán cómo reaccionará mejor que nadie. Si no tienes suerte, los comentarios de los clientes deberían proporcionarte la respuesta.

¿QUÉ PASA CON EL ALMACENAMIENTO DE OTROS PRODUCTOS DE CBD?

¿Qué pasa entonces con el almacenamiento de tus otros productos de CBD? ¿Necesitan todos las mismas precauciones? Bueno, ciertos productos, como los comestibles o los tópicos, no serán tan sensibles a las amenazas que hemos comentado, pero siguen siendo vulnerables. Por lo tanto, recomendamos tratarlos con medidas similares. Quizás puedas dedicar un cajón concreto a tus productos de CBD. En cualquier caso, simplemente mantén el calor, la luz y el aire bien alejados. ¡Tu cuerpo y tu cartera te lo agradecerán!