¿Cómo se forman los cannabinoides?


¿Cómo se forman los cannabinoides?
¿Cómo se forman los cannabinoides?

Todos los cannabinoides ejercen numerosas acciones fascinantes sobre el cuerpo humano, pero, ¿cómo se crean? Sabemos que la mayoría de los cannabinoides se encuentran en la planta de cannabis, pero, ¿qué reacciones químicas dan lugar a los distintos cannabinoides que conocemos en la actualidad? La exposición a diferentes enzimas, calor y oxígeno desempeña un papel muy importante. Adentrémonos en el mundo de la biosíntesis cannabinoide.

¿CUÁNDO SE DESCUBRIERON LOS CANNABINOIDES?

El largo camino para llegar a entender los cannabinoides comenzó en el siglo pasado. Las investigaciones iniciales tuvieron lugar en la década de los 30, pero se vieron interrumpidas por la Segunda Guerra Mundial. Y como consecuencia, el estudio de los cannabinoides realmente empezó en los años 50.

Durante los siguientes 30 años, los científicos estaban convencidos de que los cannabinoides producían sus efectos por medio de interacciones inespecíficas con las membranas celulares. Curiosamente, más adelante se comprobó que, en realidad, el cuerpo humano tiene receptores específicos que interactúan con los cannabinoides.

Actualmente existen dos receptores cannabinoides principales: CB1 y CB2. Sin embargo, entre la comunidad científica existe un consenso cada vez mayor de que otros objetivos moleculares, como los receptores de serotonina, también pueden verse influenciados por los cannabinoides.

¿CÓMO SE SINTETIZAN LOS CANNABINOIDES?

Los cannabinoides son compuestos químicos que se crean a lo largo del tiempo. Esto incluye el crecimiento de la planta y los periodos posteriores a su cosecha y exposición a la luz y el calor. Para visualizar mejor este proceso, piensa en la biosíntesis de los cannabinoides como si fuera un árbol genealógico en el que cada rama produce unos resultados distintos pero relacionados entre sí.

La biosíntesis cannabinoide tiene lugar principalmente en los tricomas: unas pequeñas protuberancias glandulares que se crean en los cogollos y las hojas de la marihuana. Durante la última etapa de la floración, estos tricomas forman un mar de resina que contiene cannabinoides, terpenos, flavonoides y otros compuestos químicos importantes.

• Producción de CBGA y CBGVA

La creación de los cannabinoides comienza cuando los ácidos grasos se convierten en hexanoil-CoA o n-butilo-CoA por medio de la ruta policétida.

Cuando el ácido olivetólico se añade al hexanoil-CoA, comienza el siguiente proceso de conversión, que da lugar al CBGA, la "madre de todos los cannabinoides". El ácido divarínico convierte el n-butilo-CoA en CBGVA. Y a partir de aquí, el proceso es controlado por la biosíntesis, la descarboxilación y la degradación.

BIOSÍNTESIS

Tanto el CBGVA como el CBGA se convierten en distintos cannabinoides por medio de la acción de de tres enzimas sintasas diferentes:

• La THCA sintasa convierte el CBGA en THCA y el CBGVA en THCVA
• La CBDA sintasa convierte el CBGA en CBDA y el CBGVA en CBDVA
• La CBCA sintasa convierte el CBGA en CBCA y el CBGVA en CBCVA
• Sin sintasa: el CBGA que no se somete a un proceso de conversión enzimática, todavía puede convertirse en CBG por medio de la cosecha, el secado y el calentamiento o combustión.

DESCARBOXILACIÓN

Pero el proceso de transformación química del cannabis no termina aquí. La exposición al oxígeno y el calor continúa transformando los compuestos químicos de la marihuana, lo que se conoce como descarboxilación. La descarboxilación elimina un grupo carboxilo de los ácidos cannabinoides como THCA y CBDA, convirtiéndolos en los cannabinoides activos THC y CBD. Como te puedes imaginar, se trata de un proceso fundamental, ya que estos cannabinoides activados son los que más buscan los consumidores y científicos.

La descarboxilación se da de forma natural con el paso del tiempo cuando los cannabinoides se exponen al oxígeno, pero también puede ocurrir de forma inmediata cuando se calientan hasta cierto punto.

• El THCA se convierte en THC
• El CBDA se convierte en CBD
• El CBCA se convierte en CBC
• El CBGA y el CBGVA sin convertir se transforman en CBG

DEGRADACIÓN

Incluso después de la descarboxilación se producen otros cambios químicos que tienen lugar cuando los cannabinoides son expuestos a la luz, el oxígeno, el calor y otros factores medioambientales.

Por ejemplo, después de que el THCA se haya descarboxilado en THC, este compuesto se transforma lentamente en CBN al ser expuesto a la luz y el calor. Se cree que el CBN es ligeramente psicoactivo, pero a diferencia del THC, no tiene efectos . Esta es la razón por la que el cannabis tiene un marco de eficacia finito.

Este proceso de degradación también explica por qué es importante almacenar la marihuana cosechada en recipientes herméticos en un lugar oscuro.

• El THCA y el THCVA sin calor añadido se convierten en CBNA y CBVA
• El THC y el THCV se convierten en CBN, CBV, o delta-8-THC
• El CBC y el CBCV se convierten en CBL y CBLV
• El CBCA se convierte en CBLA
• Tanto el CBNA como el delta-8-THC también se convierten en CBN
• El CBLA envejecido se convierte en CBL

¿CUÁNTOS CANNABINOIDES HAY?

Además de los seis principales cannabinoides que han sido objeto de estudios pormenorizados, existen, literalmente, más de cien que no lo han sido.

A medida que la reforma del cannabis continúa avanzando en más países, también lo hace la investigación, que esperamos que pronto revele las rutas biosintéticas y los efectos de otros cannabinoides. Incluso con lo que sabemos ahora, es evidente que los cannabinoides sufren reacciones químicas durante los procesos de cultivo, cosecha, secado, curado y calentamiento de la planta de marihuana, dando lugar a toda la gama de cannabinoides que conocemos.