¿Qué efectos podría tener el CBD sobre el asma?


¿Qué efectos podría tener el CBD sobre el asma?

El uso de cannabis para combatir afecciones como el asma es un tema de gran actualidad. Se ha demostrado que el THC dilata las vías respiratorias, pero ¿qué hace el CBD? El asma es una enfermedad atópica, lo que significa que causa una reacción alérgica inmediata debido a un fallo del sistema inmunológico. Según estudios recientes, el CBD podría ayudar a tratar este trastorno desde varios frentes. Aunque es necesario realizar más estudios, el potencial del CBD en este contexto está despertando el interés de muchas personas asmáticas alrededor del mundo.

¿QUÉ PREVALENCIA TIENE EL ASMA?

Cada vez más personas sufren asma debido a la contaminación atmosférica. Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), 1 de cada 13 estadounidenses padece este trastorno. En Europa, afecta al 8,2% de los adultos y al 9,4% de los niños. En el año 2017, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calculó que hay 235 millones de enfermos de asma en todo el mundo.

¿CÓMO AFECTA EL ASMA A LOS PULMONES?

El asma causa inflamación y estrechamiento en las vías respiratorias. Los músculos que envuelven estas vías también se estrechan, y las secreciones de las membranas mucosas de los pulmones pueden bloquear las vías respiratorias más pequeñas, dificultando la respiración.

Este estado de hipersensibilidad provoca que las vías respiratorias reaccionen ante "desencadenantes" diarios como los alérgenos, las sustancias contaminantes y otros irritantes que entran en los pulmones y causan varios síntomas. Los síntomas más comunes son: sibilancias, dificultad para respirar, tos y exceso de producción mucosa en los pulmones.

¿CÓMO SE COMBATE EL ASMA?

No existe una cura para el asma. Esta afección puede ir de moderada a grave. Además de los síntomas mencionados, el asma también puede causar fatiga, ansiedad y trastornos del sueño. Sin embargo, hay tratamientos que ayudan a controlar los síntomas. Los enfermos necesitan desarrollar un plan de acción personal con su médico o con un profesional de la salud capacitado.

Hay varias opciones para combatir esos síntomas. Por ejemplo:

• Inhaladores

Los inhaladores se utilizan como medida preventiva, así como para aliviar los síntomas durante un ataque. Los llamados inhaladores "preventivos" contienen esteroides y se utilizan todos los días para reducir la inflamación en los pulmones. No tienen efectos secundarios importantes, pero pueden causar dolor de garganta y hacer que la voz se vuelva ronca, y podrían provocar infecciones micóticas. Algunos pacientes poseen varios inhaladores que utilizan cada día para prevenir y reducir la intensidad de los ataques.

• Pastillas, jarabe y polvos

Para algunos enfermos, los inhaladores no son suficiente, por lo que toman pastillas u otros preparados que contienen antagonistas de los receptores de leucotrienos (ARL). Sus efectos secundarios incluyen malestar estomacal y dolor de cabeza. Cuando otros métodos para controlar los síntomas no resultan efectivos, también se utilizan comprimidos de esteroides.

• Teofilina

La teofilina se utiliza como último recurso. Por lo general, se receta en hospitales y quienes la reciben deben someterse a un análisis de sangre antes de tomar el fármaco. La teofilina relaja los músculos de las vías respiratorias, lo que permite que el aire fluya con mayor facilidad. Debido a su larga lista de efectos secundarios, esta sustancia se utiliza solamente como un complemento medicinal.

¿QUÉ EFECTOS PODRÍA TENER EL CBD SOBRE EL ASMA?

Aunque no se han realizado estudios concretos sobre el tema, hay evidencias que sugieren que el CBD podría ayudar a combatir los síntomas de esta enfermedad.

Dado que el CBD interactúa con los receptores del sistema endocannabinoide y otros receptores fisiológicos, se cree que podría tener potencial inmunomodulador. La ciencia está investigando el efecto antiinflamatorio, antiespasmódico y broncodilatador del CBD. Al fin y al cabo, el asma es una enfermedad inflamatoria caracterizada por los espasmos de los músculos respiratorios y el estrechamiento de las vías respiratorias.

• Inflamación

Un estudio de 2018 publicado en la revista European Journal of Pharmacology analizó los efectos del CBD sobre la “remodelación de las vías respiratorias” (cambios estructurales que se dan en los pulmones como consecuencia del asma) por medio de la activación de los receptores CB1 y CB2. Se comprobó que el CBD no solo reduce la hiperreactividad de las vías respiratorias, sino que también disminuye la “expresión de los marcadores asociados con la inflamación en el fluido de lavado broncoalveolar y el homogeneizado pulmonar”. Los investigadores concluyeron que existe una importante correlación inversa entre el nivel de los receptores CB1 y la función pulmonar de los enfermos de asma. 

• inflamación

• Espasticidad

Algunos estudios indican que los pulverizadores de CBD pueden reducir la espasticidad en los enfermos de esclerosis múltiple (EM). Muchas personas afectadas por este trastorno están descontentas con los tratamientos orales tradicionales para la espasticidad, por lo que se están investigando los cannabinoides como alternativa segura para los síntomas resistentes al tratamiento. Aunque todavía no está claro que el CBD reduzca la espasticidad de los músculos respiratorios durante los ataques de asma, los estudios sobre la espasticidad ayudan a orientar las futuras investigaciones en la dirección correcta.

• Vías respiratorias restringidas

La restricción de las vías respiratorias es uno de los principales problemas del asma. Un estudio de 2015 analizó los efectos de los cannabinoides sobre la hiperreactividad de las vías respiratorias, la inflamación y la tos; y comprobó que una combinación de THC y CBD suprimía las contracciones pulmonares inducidas en conejillos de Indias. Esta investigación es solo una pequeña muestra de lo que es capaz de hacer el CBD, y también nos da una idea del potencial de las preparaciones que contienen más de un cannabinoide.

CBD Y ASMA: UNA RELACIÓN EN CONTINUA EVOLUCIÓN

Aunque todavía es pronto para sacar conclusiones definitivas, los resultados de los estudios sobre la interacción del CBD con el asma parecen muy prometedores. Dado que cada vez se realizan más ensayos clínicos, pronto tendremos una mejor idea de si (y cómo) los cannabinoides como el CBD podrían mejorar la vida de las personas asmáticas.