¿Puedo darle aceite de CBD a mi perro?


¿Puedo darle aceite de CBD a mi perro?

TABLE OF CONTENT

Cada vez más propietarios de mascotas les dan CBD a sus perros. Al igual que el ser humano, tu querido Fido tiene un sistema endocannabinoide, y procesa el CBD de forma parecida. Esto significa que los perros también pueden beneficiarse del consumo de CBD. Pero, ¿es seguro darle a tu perro aceite de CDB? Vamos a averiguarlo.

¿QUÉ ES EL ACEITE DE CBD?

ACEITE DE CBD

Si no conoces el CBD, podrías tener dudas en cuanto a darle a tu perro algo relacionado con el cannabis. Hay muchas historias horribles sobre perros que han tomado comestibles y han necesitado atención urgente, por lo que entendemos la confusión. No obstante, existe una distinción muy clara. Aunque ambas sustancias son cannabinoides de la planta de cannabis (cáñamo o marihuana), el THC y el CBD interactúan con el cerebro de forma distinta. El THC es el único con propiedades psicoactivas, lo que significa que el CBD no coloca.

Y esta es también la principal diferencia entre el aceite de CBD seguro para mascotas y el aceite de cannabis. El aceite de CBD elaborado de manera profesional solo contiene cantidades despreciables de THC, al contrario que el aceite de cannabis. Dicho esto, no todos los aceites de CBD son iguales, y algunos contienen más THC que otros. Asegúrate de leer bien la etiqueta de cualquier producto que vayas a comprar.

¿ES SEGURO DARLE ACEITE DE CBD A UN PERRO?

CBD safe for dogs

Ya hemos visto que el CBD no coloca, pero, ¿es seguro para tu perro?

La Organización Mundial de la Salud, basándose en numerosos estudios científicos, no ha encontrado ningún efecto adverso en animales tratados con CBD. Dicho esto, hacen falta más investigaciones.

Un estudio, por ejemplo, comprobó que un elevado número de perros que habían tomado CBD presentaban un nivel alto de FA. La fosfatasa alcalina es una enzima de la sangre que ayuda a descomponer las proteínas, y es muy importante para el hígado. El aumento de FA plantea preguntas sobre la toxicidad hepática a largo plazo, pero los investigadores reconocen que se necesitan más estudios.

Por otra parte, los dueños deben tener cuidado y no administrar a sus mascotas dosis excesivas. Como señala la veterinaria Judy Morgan, los perros pequeños a los que se les dan dosis especialmente altas de CBD, podrían presentar deposiciones blandas como efecto secundario. También añade que los perros con problemas hepáticos deben recibir dosis bajas, dado que el CBD trabaja con el sistema enzimático del hígado.

¿CUÁL ES LA SITUACIÓN JURÍDICA DEL ACEITE DE CBD PARA PERROS?

Tanto si el aceite de CBD está elaborado para humanos como para perros, las normas son las mismas. Siempre que contenga menos del 0,2% de THC (en algunos sitios se permite hasta un 0,3%), se considera legal en la mayoría de países. No podemos pronunciarnos sobre el tuyo (no sabemos dónde vives), pero su legalidad es bastante amplia.

¿CÓMO PODRÍAN BENEFICIARSE LOS PERROS DEL ACEITE DE CBD?

Ahora que ya hemos cubierto la seguridad y la legalidad del aceite de CBD, debemos debatir _por qué_ dárselo a tu perro. Como ya hemos dicho, la investigación en este campo está en sus primeras etapas, por lo que no podemos hacer ninguna afirmación médica seria. No obstante, los estudios actuales indican que el aceite de CBD ofrece una gran variedad de posibles beneficios para la salud de los perros.

Estos animales tienen un sistema endocannabinoide que funciona de forma parecida al de los humanos. Teniendo esto en cuenta, se entiende que los cannabinoides como el CBD interactúan con sus cerebros de manera similar. Aunque no podemos dar nada por cierto, la mayoría de los resultados de estudios con humanos también se pueden aplicar a los perros, en teoría. Según estos estudios y los testimonios de los dueños de mascotas, el CBD puede hacer maravillas por tu perro.

Si, por ejemplo, tu mascota sufre de ansiedad por separación, una dosis de CBD le puede ayudar a calmarse hasta que vuelvas. También ayuda a combatir la inflamación y el dolor de moderado a intenso. Al ser un conocido anticonvulsivo, el CBD también ayuda a prevenir los espasmos. Esto se ha demostrado en un estudio que veremos más adelante. Además, si tiene problemas para comer, o sufre náuseas, una dosis de aceite de CBD le puede devolver el apetito en un santiamén.

ESTUDIOS CIENTÍFICOS SOBRE EL CBD Y LOS PERROS

Dado que muchos estudios actuales se realizan con humanos o con ratones, los investigadores han comenzado a estudiar los efectos del CBD en perros. En un estudio publicado en la revista American Veterinary Medical Association, se trató a un grupo de perros epilépticos con CBD. Y en comparación con el grupo del placebo, los perros a los que se había administrado CBD experimentaron una importante reducción de las convulsiones. Este estudio es pequeño, por lo que se necesitan ensayos más amplios.

Otro estudio con perros con osteoartritis también produjo resultados prometedores. Investigadores y evaluadores veterinarios comprobaron que los perros tratados con CBD experimentaron una disminución considerable del dolor. También observaron que estaban más dispuestos a participar en actividades físicas que los perros del grupo del placebo.

CÓMO INTRODUCIR EL ACEITE DE CBD EN LA DIETA DE TU PERRO

Dog introduced to CBD

Aunque es seguro y ofrece una gran variedad de beneficios, hay formas correctas e incorrectas de introducir el CBD en la dieta de tu perro. Para empezar, antes de darle cualquier medicamento nuevo, deberás consultar con su veterinario. Y a partir de ahí, comenzar con una dosis baja, de alrededor de 0,05mg/kg/día. Si responde bien, podrás aumentarla hasta 1mg/kg/día. Dicho esto, solo tendrás que darle lo que necesita. No es necesario suministrarle la dosis más alta si no le hace falta.

También querrás hablar con el veterinario para asegurarte de que el CBD no interfiere con ninguno de sus medicamentos. Pero, tal vez la regla más importante es evitar los productos de CBD con un contenido elevado de THC. Mientras que son muy agradables para el ser humano, afectan mucho más a los perros, lo que podría ocasionar complicaciones.

¿QUÉ HAY QUE BUSCAR A LA HORA DE COMPRAR ACEITE DE CBD PARA PERROS?

Dado que los aceites de CBD para perros no están regulados, hay ciertos aspectos en los que deberás fijarte. En primer lugar, tendrás que asegurarte de que sea un derivado del cáñamo, no del cannabis, ya que el cáñamo se cría para que solamente contenga cantidades mínimas de THC.

En segundo lugar, fíjate en cómo se ha extraído el CBD. Si se ha hecho con CO₂, no hay ningún problema. Si no es así, es probable que el fabricante haya utilizado propano, butano, o algo parecido para la extracción. Esto supone un riesgo importante para tu mascota, e incluso podría ser peligroso para las personas. Para mayor seguridad, busca productos que se hayan analizado de forma independiente y que muestren los resultados de las pruebas. De esta forma, sabrás que el aceite no lleva sustancias químicas tóxicas ni pesticidas que puedan repercutir en su seguridad. Por último, los aceites orgánicos suelen ser más seguros, por lo que deberías priorizarlos en tu lista de la compra.

¿DÓNDE PUEDO OBTENER ACEITE DE CBD PARA PERROS?

Si necesitas ayuda para encontrar el producto de CBD más adecuado para tu mascota, nosotros te la damos. Acabamos de lanzar nuestra propia línea de productos de CBD, y tenemos unas opciones muy interesantes. Como el aceite de CBD fabricado especialmente para perros, que está disponible con un 2% y un 4% de CBD. Si a tu perro no le gusta el aceite, también tenemos pastillas, que podrá tomar directamente o mezcladas con comida. Sea cual sea la opción que elijas, esperamos que la disfrute.