Legalidad y regulación del cannabis a nivel global: ¿cómo se gestiona?


Legalidad y regulación del cannabis a nivel global: ¿cómo se gestiona?

LA AMBIGÜEDAD DE LA REGULACIÓN DEL CANNABIS A NIVEL GLOBAL

Los gobiernos existen, generalmente, para ayudar a los ciudadanos de sus naciones a tomar decisiones inteligentes y para garantizar que no nos matemos unos a otros, ya sabes. Sin embargo, en lo que respecta a la legalidad de sustancias naturales como el cannabis, no hay una opinión única entre los diferentes gobiernos.

Esto no quiere decir que no hayan tratado de decretar una norma universal. En 1961 se aprobó la Convención Única sobre Estupefacientes a nivel internacional. La Comisión de Estupefacientes y la Organización Mundial de la Salud crearon cuatro listas de sustancias controladas, y clasificaron el cannabis dentro de las drogas duras, como la cocaína y el opio.

A pesar de que todos los países involucrados firmaron el tratado, no todos los países tienen las mismas leyes sobre el cáñamo y el cannabis. Por lo tanto, ¿cómo han evolucionado las cosas hasta el momento actual?

CONSUMO MEDICINAL DE MARIHUANA FRENTE A CONSUMO RECREATIVO DE CANNABIS

Legalidad y regulación del cannabis a nivel global: ¿cómo se gestiona?

La distinción entre el consumo medicinal de marihuana y el consumo recreativo de cannabis es fundamentalmente de carácter legal.

El cannabis se menciona en la Convención Única de tres maneras principales:

• Cannabis: la parte superior o flores de la planta de cannabis, excluyendo las semillas y las hojas
• Planta de cannabis: cualquier planta de la especie cannabis
• Resina de cannabis: resina obtenida de la planta de cannabis

Por otro lado, el término marihuana también se utiliza mucho para indicar las flores psicoactivas del Cannabis sativa, pero en la Convención no emplean este lenguaje explícito. Como resultado, se elaboraron muchas leyes diferentes en los países que participan en la Convención para determinar qué podría considerarse legal o ilegal.

En la mayoría de los casos, la prohibición del cannabis se reduce a la cantidad de THC de la planta, ya que es el responsable de los efectos psicoactivos. La marihuana con fines medicinales está más aceptada gracias a los beneficios que puede proporcionar a pacientes con enfermedades como la epilepsia resistente al tratamiento, o las náuseas y vómitos provocados por la quimioterapia.

Entre los países que han legalizado el consumo medicinal de la marihuana están la mayor parte de Europa, América del Sur, zonas de África y Tailandia. En Norteamérica, las leyes sobre el cannabis varían según el estado. En México y Suiza, el contenido de THC de una receta no puede superar unas cantidades mínimas.

Sin embargo, en Canadá, Uruguay, los Países Bajos y algunos estados de EE.UU., el cannabis se puede comprar sin receta y consumirse con fines recreativos.

LA DIFERENCIA ENTRE LEGALIZACIÓN, DISCRIMINALIZACIÓN Y DESPENALIZACIÓN

Con una diferencia tan amplia de opiniones sobre la situación legal del cannabis en todo el mundo, nuestro lenguaje también ha evolucionado. Hay tres formas principales en las que describimos al cannabis, y cada una tiene un significado específico.

"Legalización" significa que el suministro y la posesión de cannabis ya no están prohibidos.

"Discriminalización" significa que los actos de posesión y consumo se han vuelto a clasificar, pasando de criminal a no criminal. En este caso, las sanciones incluyen multas de pago inmediato o confiscación, en lugar de sanciones más severas.

"Despenalización" significa que el consumo de cannabis se considera un delito, pero ya no se sanciona.

¿QUÉ MODELOS DE POLÍTICAS EXISTEN ACTUALMENTE?

Aunque el lenguaje sobre la legalidad del cannabis parece estar un tanto recargado, se han identificado cuatro modelos comerciales para la producción legal de cannabis para adultos a nivel recreativo. En algunos sitios, puede que exista más de uno de estos modelos a la vez.

SUMINISTRO GUBERNAMENTAL

En un modelo de suministro gubernamental, como el que existe en Uruguay, el gobierno controla tanto el número de productores como el suministro de cannabis a través de puntos de venta autorizados por el estado. Esto significa que todo el control lo tiene directamente el gobierno.

SUMINISTRO COMERCIAL SUJETO A IMPUESTOS

Igual que con la venta de alcohol, el suministro comercial con impuestos da licencia a productores y proveedores para vender a tiendas. Este se ha convertido en el modelo estándar aplicado en los estados de EE.UU. que han legalizado el consumo recreativo de marihuana, entre los que se incluyen California, Massachusetts y Washington.

CULTIVO CASERO AUTORIZADO

Actualmente, el cultivo casero es el único modelo de suministro y consumo en Washington, DC, pero también está permitido en muchos estados de EE.UU. Como puedes suponer, esto significa que puedes cultivar plantas de cannabis en tu propia casa. El cultivo casero no requiere el pago de un impuesto específico.

CLUBES SOCIALES

El primer club social de cannabis se inauguró en España en 2005. Un club social es donde varias personas cultivan cannabis en un entorno seguro, añadiendo miembros según las necesidades. Por lo general, la política de un club es exclusiva para los socios y requiere el pago de tarifas de suscripción.

Desde 1961, el mundo ha avanzado mucho en su forma de pensar y legislar el consumo de cannabis. Sin embargo, como no todos los países avanzan a la misma velocidad, te recomendamos que consultes nuestra guía completa de dónde es legal el cannabis (y dónde no).