Cómo aprovechar las semillas de cannabis sobrantes


Cómo aprovechar las semillas de cannabis sobrantes

1. ¿Cómo es posible que te sobren semillas de cannabis?
2. 5 maneras de aprovechar las semillas de cannabis sobrantes
2a. Experimenta con distintos entornos de cultivo
2b. Convierte tus semillas sobrantes en un sabroso aperitivo
2c. A los animales también les gustan
2d. Véndelas o pásaselas a tus amigos
2e. Crea tu propio banco de semillas

Estimado cultivador de marihuana, si te sobran semillas de cannabis, por el motivo que sea, no las tires. En ese caso, lee este artículo sobre cómo sacar el máximo partido a tus semillas sobrantes. Aquí tienes 5 interesantes ideas.

¿CÓMO ES POSIBLE QUE TE SOBREN SEMILLAS DE CANNABIS?

Cómo aprovechar las semillas de cannabis sobrantes

Si tu objetivo es cultivar sinsemilla (el tipo de marihuana rica en cannabinoides que se fuma, ingiere, vapea, etc.), es probable que quieras que todas tus semillas maduren. Pero también podrías tener semillas sobrantes porque te las has encontrado en la bolsa de hierba, o porque te han salido algunas en el cultivo. Y en el segundo caso, si tus plantas experimentan un gran estrés durante la etapa vegetativa y/o el período de floración, podrían tener problemas de hermafroditismo. Lo que a su vez podría causar la polinización accidental de las flores hembra, que hará que empiecen a producir semillas en lugar de cogollos.

Y lo mismo puede ocurrir si dejas que las plantas macho fertilicen a las hembra. Por esta razón las plantas de semillas regulares deben observarse atentamente en busca de atributos sexuales a medida que crecen, antes de que las masculinas tengan oportunidad de liberar su polen y echar por tierra toda la plantación.

El hermafroditismo ocurre porque las plantas de cannabis tienen la capacidad de producir flores macho y hembra en el mismo ejemplar. Salvo que elijas semillas feminizadas (que garantizan un gran éxito en la obtención de plantas hembra), podrías acabar con hermafroditas si tus plantas están sometidas a una o más de las siguientes formas de estrés:

• Estrés lumínico: causado por cambios no deseados o mal calculados de fotoperiodo, un mal funcionamiento del temporizador, o zonas calientes de luz.

• Estrés hídrico: causado por una mala calidad del agua, un exceso o falta de riego, un pH incorrecto, o una temperatura equivocada del agua.

• Estrés ambiental: causado por unos niveles perjudiciales de temperatura y humedad en el entorno de cultivo, o plagas y hongos que atacan a tus niñas.

• Estrés nutricional: causado por concentraciones excesivamente altas o bajas, un pH incorrecto, o los fertilizantes equivocados durante la etapa de crecimiento.

5 MANERAS DE APROVECHAR LAS SEMILLAS DE CANNABIS SOBRANTES

Sea cual sea el motivo por el que has acabado con semillas sobrantes después de la cosecha, aquí tienes 5 formas alternativas de sacarles el máximo provecho, en lugar de tirarlas.

EXPERIMENTA CON DISTINTOS ENTORNOS DE CULTIVO

¿Te has olvidado de esas balas extra en la recámara? Pues ahora que sabes que las tienes, más te vale hacer sacarles buen partido. Aprovecha la oportunidad para experimentar con distintos entornos de cultivo. Por ejemplo, podrías probar con una hidroponía de bajo presupuesto, o un cultivo de guerrilla, etc. Atrévete a probar con técnicas diferentes. Al fin y al cabo, las semillas que vas a utilizar son "sobrantes". De esta forma, tendrás una oportunidad única de aprender mediante la experimentación, sin temor a malgastar unas semillas caras. No tienes nada que perder, así que ¿por qué no usar tus semillas para aprender nuevas técnicas de cultivo? El beneficio adicional es que, si sale bien, tendrás una planta extra.

CONVIERTE TUS SEMILLAS SOBRANTES EN UN DELICIOSO APERITIVO

Las semillas de cáñamo y cannabis se encuentran entre las más nutritivas. Son ricas en proteínas, fibra, grasas insaturadas saludables (ácidos grasos omega-3 y omega-6) y vitaminas A, E, D y B. Además, contienen una impresionante variedad de minerales como sodio, potasio, hierro y magnesio. Se pueden comer crudas (con o sin cáscara) o asadas, y usarlas como aderezo. Las semillas de cáñamo y marihuana apenas contienen THC, por lo que no colocan.

A LOS ANIMALES TAMBIÉN LES GUSTAN

¿Sabes qué? Las semillas de cannabis no solo son buenas para el ser humano, sino también para los animales. Tus compañeros peludos o con plumas se beneficiarán de todos los nutrientes que acabamos de mencionar. Mezcla las semillas con su comida habitual y deja que su sistema digestivo haga el resto. ¿No tienes mascotas? Pues déjalas en un comedero exterior para pájaros o roedores, donde harán muy felices a un montón de animales.

VÉNDELAS O PÁSASELAS A TUS AMIGOS

Sin duda alguna, la mejor opción es hacerte con semillas certificadas de un banco de semillas respetable, porque si optas por comprarlas o venderlas en la calle, te puedes arriesgar mucho en cuanto a la calidad y legalidad. Las normativas locales pueden variar, y siempre se debe ir con cuidado. Otra opción (posiblemente más segura) es pasar tus semillas sobrantes a tus amigos, sin dinero de por medio. Esto, junto con la transparencia sobre el origen de las semillas, puede ser una forma estupenda de inspirar a otros a empezar a cultivar marihuana.

CREA TU PROPIO BANCO DE SEMILLAS

Tal vez la actividad más ambiciosa para tus semillas sobrantes: la cría de cannabis. La distinción de los diferentes rasgos de las distintas variedades y sus correspondientes semillas requiere de mucha paciencia y precisión. Con el tiempo podrás disponer de una estupenda colección de genéticas para cruzar, convertir en plantas madre, etc. Y si empiezas con semillas desconocidas, vuelve a la primera sugerencia: úsalas para experimentar y mejorar tus habilidades como cultivador.

Aquí las tienes: cinco sugerencias sobre qué hacer con tus semillas de cannabis sobrantes. En lugar de tirarlas, sácales partido. En una época en la que el reciclaje y la reutilización creativa son tan importantes, los amantes de la hierba también pueden aportar su granito de arena.