Cómo saber si un aceite de CBD es de alta calidad


Cómo saber si un aceite de CBD es de alta calidad

TABLE OF CONTENT

NAVEGANDO DE FORMA SEGURA POR EL SECTOR DEL CBD

Con el CBD convertido en un gran fenómeno, hay una enorme selección de productos disponibles para los consumidores. Pero en muchos lugares, los productos de CBD no están regulados, por lo que es difícil evaluar su calidad y poder escoger entre los productos. Elaborar un aceite de CBD fiable, libre de aditivos indeseados, materia vegetal y THC, es un proceso complicado que requiere aparatos de alta tecnología y conocimientos especializados. Para los vendedores que quieren ganancias rápidas, la falta de regulación en el mercado les permite recortar gastos en la producción y calidad. Por este motivo, es fundamental saber en qué debes fijarte al comprar productos de CBD.

QUÉ BUSCAR EN LOS PRODUCTOS DE CBD DE ALTA CALIDAD

QUÉ BUSCAR EN LOS PRODUCTOS DE CBD DE ALTA CALIDAD

Aunque exista una gran cantidad de productos de CBD en el mercado, su calidad puede distinguirse fácilmente, una vez sepas cómo hacerlo. En esta práctica guía, explicamos algunos de los principales aspectos a tener en cuenta al buscar un aceite de CBD de alta calidad.

¿DE DÓNDE PROCEDE EL ACEITE: DEL CÁÑAMO O DEL CANNABIS?

El CBD puede extraerse del cáñamo o del cannabis recreativo, y es fundamental conocer su origen. Básicamente, esta cuestión se reduce a una sola cosa: el contenido de THC. Sí, tanto el cáñamo como el cannabis contienen THC, pero la cantidad presente en el cáñamo es mínima. Dado que muchos consumidores de aceite de CBD prefieren no colocarse con el aceite, la mejor opción es escoger un aceite derivado del cáñamo. En este caso, el umbral se sitúa en un 0,3% de THC (0,2% en algunas jurisdicciones); si el contenido de THC del aceite es igual o inferior a este porcentaje, puedes consumirlo de forma segura. Pero si el nivel de THC es superior a este porcentaje, el producto probablemente no derive del cáñamo y será ilegal en cualquier lugar donde el cannabis sea ilegal.

COMPRUEBA DÓNDE Y CÓMO SE HA PRODUCIDO EL CÁÑAMO

Tras comprobar que el aceite de CBD deriva del cáñamo, necesitarás conocer detalles más concretos. Por ejemplo: ¿de dónde viene el cáñamo? En ocasiones, las empresas que solo piensan en su propio beneficio económico compran cáñamo que no se ha cultivado correctamente o contiene aditivos/químicos que pueden acabar en el producto final. Toda empresa de CBD debería poder informarte sobre el cáñamo utilizado en la elaboración de su aceite de CBD, aportando evidencias. Esto te permitirá saber si el CBD deriva de cáñamo apto para uso alimentario.

EL MÉTODO DE EXTRACCIÓN TAMBIÉN ES IMPORTANTE

El método de extracción es un indicador estándar de la calidad del aceite de CBD, que te informa sobre el cuidado y la dedicación por parte del fabricante hacia sus productos. De momento, hay dos métodos de extracción estándar: el tratamiento con etanol de grado alimentario y la extracción con CO₂ supercrítico. Este último es más caro y complejo, pero en general se considera más limpio y saludable. Si el producto no especifica cómo se ha extraído el CBD, es bastante probable que no se haya usado ninguno de estos métodos. A su vez, esto sugiere que el fabricante del producto no ha participado en la extracción y no deberías fiarte del producto.

LEE LA ETIQUETA PARA CONOCER LOS INGREDIENTES

Consultar la lista de ingredientes es esencial y es algo que deberías hacer con cualquier cosa que metas en tu cuerpo. En primer lugar, deberías comprobar si hay una lista de ingredientes. Si un producto afirma ser aceite de CBD puro, pero no muestra una lista de ingredientes, podría no ser de fiar. Suponiendo que encuentras una lista de ingredientes, la siguiente tarea es asegurar que todos los ingredientes cumplen algún propósito.

En este sentido, puedes hacer tus propias indagaciones, pero también sugerimos contactar con la empresa, si es posible. Una vez hayas contactado con el fabricante, si tienes dudas sobre algún ingrediente pregunta por qué está presente en el producto. Si te dan una respuesta clara y transparente que pueda verificarse, estarán libres de sospecha. Pero si te dan respuestas vagas, o intentan ocultar la finalidad de ciertos ingredientes, será más seguro mantenerte completamente alejado de esa marca.

EL COLOR DEL ACEITE ES UN INDICADOR ÚTIL

Esperamos que ya hayas comprendido que no todo los aceites de CBD son iguales. Pero lo que tal vez no sepas es que no todos los aceites tienen el mismo color. El color del aceite no es algo meramente estético, sino que te da una pista de cómo se ha elaborado el aceite, su pureza y su contenido.

Por ejemplo, el aceite crudo tiene un color verde muy oscuro, al no ser procesado tras ser extraído del cáñamo. Esto significa que este aceite contiene clorofila, ceras, terpenos y otra materia vegetal. Tomar aceite crudo no es ideal, ya que puede tener un sabor desagradable y provocar náuseas a algunas personas. Además, este aceite ha pasado por procesos de filtración mínimos, y ha sido sometido a analíticas mínimas para conocer el contenido de CBD (o no se ha analizado en absoluto), y está repleto de productos de relleno sin ninguna utilidad.

El aceite de CBD filtrado es lo que la mayoría de vosotros imagináis cuando pensáis en productos de CBD. Este aceite tiene un suave color dorado, en lugar de verde oscuro, gracias al proceso de filtración para eliminar la materia vegetal; y lo más probable es que haya sido analizado para conocer su contenido de cannabinoides. La mayoría de aceites de CBD de alta calidad entran en esta categoría.

LOS ANÁLISIS INDEPENDIENTES SON INDISPENSABLES

Como cualquier miembro del sector te dirá, no vale la pena probar productos que no hayan sido analizados. El sector del CBD aún es joven. Nunca se sabe cuando un cultivador de cáñamo puede decidir probar un nuevo pesticida para mantener su cultivo libre de plagas, contaminando su producto sin saberlo. Tampoco puedes saber si el aceite ha entrado en contacto con sustancias externas durante el proceso de extracción o embotellamiento, a no ser que el aceite se someta a análisis verificables.

Los productores de CBD honestos analizan su CBD en laboratorios independientes y publican los resultados online o, como mínimo, te proporcionan los resultados si los solicitas. Si los resultados de las analíticas no están disponibles para el público, o el vendedor se niega a enseñártelos, es mejor buscar otro producto y otro vendedor.

NO DUDES EN PEDIR MÁS INFORMACIÓN AL VENDEDOR

Siguiendo con el punto anterior, nunca dudes en preguntar al vendedor cualquier cosa que necesites saber sobre el producto. Si están dispuestos a contestar todas tus preguntas, es una clara señal de que confían en su producto. Procura seguir el resto de pasos hasta llegar aquí, pero una conversación sincera con el vendedor es una gran señal. En cambio, si titubean, se ponen a la defensiva, o te dan respuestas demasiado vagas, probablemente estén ocultando algo.

¿QUÉ DICEN LAS RESEÑAS DE LOS CLIENTES SOBRE LA EMPRESA?

Como dice el dicho: “el cliente siempre tiene la razón”. Si has indagado todo lo que puedes y aún tienes dudas sobre el producto, puedes ver qué opinan quienes ya lo han probado. Los clientes pueden hacer observaciones que solo pueden conocerse tras un uso prolongado. Además, al no estar a sueldo de la empresa, no tienen motivos para mentir. Cualquier persona que utilice internet sabe que la gente no tiene ningún problema en criticar un producto que no les ha dejado satisfechos. ¡El pueblo al poder!

UNA FUENTE FIABLE DE CBD, DE CANNACONNECTION: CIBDOL

UNA FUENTE FIABLE DE CBD, DE CANNACONNECTION: CIBDOL

CannaConnection es una página web que trata de ofrecer información fiable y detallada sobre todo lo relacionado con el cannabis, incluyendo el CBD. Nuestro objetivo es educar y unificar el sector. En este sentido, también queremos ofrecer o recomendar productos fiables a los consumidores. Si quieres un aceite de CBD fiable, y quieres apoyar nuestra misión de ofrecer información clara, trasparente y honesta sobre CBD, cáñamo y cannabis, dirígete a nuestra tienda de aceite de CBD. ¡No te decepcionará!