Hojas de cannabis amarillentas: síntomas, problemas y soluciones


Hojas de cannabis amarillentas: síntomas, problemas y soluciones

Ver que las hojas se vuelven amarillentas suele provocar pánico cuando cultivas cannabis. El motivo del amarilleamiento suele variar. Podría ser una deficiencia nutricional, una señal de quemadura o simplemente un síntoma del proceso de lavado de raíces. En este artículo, vamos a analizar las causas del amarilleamiento de las hojas y cómo solucionar el problema.

¿Las hojas amarillentas son señal de que la planta no está bien? ¿Se estará muriendo? Es obvio que algo no va bien; pero no te preocupes, tus plantas simplemente están tratando de decirte algo. El amarilleamiento de las hojas puede tener muchas causas. Cuando cultivamos, normalmente podemos solucionar los problemas ocultos corrigiendo algunas cosas del cultivo. En lugar de ver el amarilleamiento como una amenaza, hay que considerarlo como la forma que tiene la planta de comunicarse con nosotros, una especie de lenguaje botánico.

Antes de entrar en detalles, vamos a hacer un repaso rápido de la anatomía del cannabis para aclarar un poco las cosas.

LOS DOS TIPOS DE HOJAS DE CANNABIS

Cannabis Fan Leaves

Durante la fase vegetativa del ciclo de crecimiento, las plantas de cannabis producen solamente un tipo de hoja, salvo que cuentes las dos hojas de los cotiledones del comienzo de la etapa de plántulas. Las hojas verdes que producen las plantas durante esta etapa son las hojas de abanico, que pueden presentar hasta 11 dedos dependiendo de dónde se encuentren. Las cepas de tendencia índica producen hojas con dedos más anchos, mientras que los dedos de las cepas de dominancia sativa son mucho más estrechos.

Las hojas de abanico son básicamente paneles solares biológicos. Su color verde es el resultado del pigmento clorofila, una molécula que absorbe la luz. Junto con el dióxido de carbono, el agua y la luz, la energía se aprovecha para crear glucosa y oxígeno.

Las hojas de abanico no tienen muchos cannabinoides, que son los compuestos activos de las flores de cannabis. Sin embargo, muchos cultivadores las utilizan para hacer zumos o té. También son muy útiles para añadirlas al compost.

Durante la fase de floración del ciclo de cultivo se produce un segundo tipo de hoja. Son hojas más pequeñas que nacen de las propias flores. Presentan una estructura puntiaguda y cónica que sobresale de los cogollos. A diferencia de las hojas de abanico, las hojas de azúcar cuentan con gran cantidad de cannabinoides. Obsérvalas con detalle y notarás una capa de tricomas brillantes en la superficie de estas estructuras. Se suelen utilizar para hacer hachís o mantequilla de cannabis.

Ahora que conocemos las diferencias entre las hojas de abanico y las hojas de azúcar, vamos a analizar por qué las hojas de abanico a veces cambian de un verde precioso a un amarillo apagado. Hablaremos de las causas más comunes del amarilleamiento de las hojas y cómo remediarlo.

Cannabis Sugar leaves

EXCESO DE RIEGO

El exceso de riego es un error frecuente, especialmente entre principiantes en cultivo. El deseo de satisfacer continuamente todas las necesidades de una planta puede hacer que exageres las cosas. El cuidado se vuelve asfixiante, y se suele terminar ahogando involuntariamente a las plantas.

El exceso de riego satura el suelo, lo que conduce a una reducción de oxígeno, que puede matar de hambre a las raíces. Al final mueren y empiezan a pudrirse. Las plantas usan sus raíces para absorber nutrientes del suelo. A medida que sus raíces mueren, las plantas tienen acceso a muchos menos nutrientes, lo que puede dar lugar a deficiencias. El amarilleamiento de las hojas es común cuando las plantas no obtienen los minerales y elementos que necesitan para seguir desarrollándose.

CÓMO SOLUCIONARLO

La solución para el exceso de riego es simple: regar menos las plantas. El cannabis necesita menos agua de la que piensas. Una regla general es permitir que los 2,5cm superiores de la tierra estén secos antes de volver a regar las macetas. Compruébalo metiendo un palo en la tierra, o los dedos.

FALTA DE RIEGO

La falta de riego es otra causa del amarilleamiento de las hojas. Si te pasas en el otro sentido, las plantas sufrirán las consecuencias: la falta de riego hace que las hojas se pongan amarillentas a través de un montón de mecanismos. El potencial hídrico se utiliza para subir el agua hacia el tallo y las hojas durante el proceso de transpiración. También es vital para crear energía durante la fotosíntesis. No es raro que las hojas comiencen a marchitarse y se vuelvan de un tono amarillo y apagado cuando hay falta de esta molécula clave.

Las puntas de las hojas se doblarán hacia abajo y se les pondrá forma de garra. Al final, se morirán y caerán si no intervenimos.

CÓMO SOLUCIONARLO

Una vez más, la solución es simple: ¡riega a tus niñas! Aplica la misma regla general para evitar el exceso de riego. Deja que los 2,5cm superiores de la tierra se sequen. En cuanto lo notes, ya puedes regar otra vez.

ESTRÉS POR CALOR

El cannabis es una planta resistente, pero no aguanta los abusos. La luz es su fuente de vida pero, si se administra de forma incorrecta, también puede causar que las hojas se pongan amarillentas. En interior, las luces deben colocarse lo suficientemente cerca como para proporcionar el máximo crecimiento, pero lo suficientemente lejos como para no quemar las hojas.

Cuando las plantas crecen demasiado cerca de su fuente de luz, pueden quedar expuestas al exceso de calor. Las hojas más cercanas a la luz se pondrán amarillentas y se marchitarán. Estas hojas son esenciales en el crecimiento de la planta y deben mantenerse sanas. Cuando cultives, también puede que notes que estas hojas se curvan hacia arriba o hacia abajo, o incluso se pliegan hacia adentro.

CÓMO SOLUCIONARLO

Para evitar el estrés por calor, tendrás que vigilar el cultivo de cerca. A medida que vayan creciendo las plantas, se irán acercando cada vez más a la fuente de luz. Tendrás que cambiar de forma regular la posición de la fuente de luz para mantener la distancia adecuada hasta la copa. También puedes optar por soluciones para enfriar el cuarto de cultivo durante las olas de calor. Pon más ventiladores en el cuarto, o incluso aire acondicionado temporal.

Si el estrés por calor ya está presente, aumenta la distancia entre las luces y la parte superior de las plantas. Espera hasta que la situación se normalice antes de volver a acercar poco a poco la lámpara hacia la copa otra vez. Hazlo unos centímetros cada vez para evitar que se repitan los síntomas.

PROBLEMAS DE PH

Como recordarás de las clases de ciencias, el pH significa "potencial de hidrógeno". El pH tiene una escala logarítmica que varía de 1 a 14. Los valores de 1 a 6 indican acidez, 7 indica neutral y entre 8 y 14 indican alcalinidad. Entonces, ¿qué tiene esto que ver con las hojas amarillentas?

Bueno, el cannabis solo puede absorber nutrientes cuando el suelo presenta un pH ligeramente ácido, con un valor entre 5,8-6,8. Si el medio de cultivo es demasiado ácido o alcalino, las plantas empezarán a morir de hambre. Con el tiempo, las deficiencias de nutrientes se afianzarán y las hojas de abanico empezarán a volverse amarillentas.

CÓMO SOLUCIONARLO

Si crees que el pH está causando el amarilleamiento de tus hojas de cannabis, es conveniente que compruebes la tierra. Se pueden enviar muestras a un laboratorio para obtener unas lecturas muy precisas. Pero también puedes realizar pruebas fiables en casa. Los kits de pH son baratos y fáciles de usar. Sigue las instrucciones y verás los resultados en muy poco tiempo.

La desventaja de los kits caseros es que no prueban la presencia de carbonato de calcio, una sustancia alcalina con un pH de 9,9. Para verificar esto en casa, pon una muestra de la tierra en una taza de vinagre. Si la solución burbujea, el carbonato de calcio está presente.

Si la prueba revela que el pH del suelo es demasiado alto o bajo, puedes seguir una serie de pasos para corregirlo. Si es demasiado alto, añade azufre a la tierra en una cantidad de 90g por metro cuadrado de tierra. El azufre tarda un tiempo en cambiar el pH del suelo, pero te asegurará el éxito en los cultivos futuros. El sulfato de aluminio es una opción más rápida. No obstante, puede provocar toxicidad en el suelo.

Si la prueba indica un pH demasiado bajo, puedes corregirlo añadiendo a la tierra cal y ceniza de madera. Por supuesto, también existen productos para subir/bajar el pH, especialmente diseñados para resolver este tipo de problemas.

FALTA DE NUTRIENTES

Cannabis Leaf With Nutrient Deficiency

La mayoría de los mecanismos descritos anteriormente tienen sus raíces en la deficiencia de nutrientes. El pH desequilibrado y el exceso/falta de riego evitan que las plantas aprovechen los nutrientes que ya están allí. Sin embargo, a veces los niveles de nutrientes pueden ser bajos o pueden faltar por completo en el suelo.

Es necesario un análisis de laboratorio para tener una visión precisa de los niveles de nutrientes de la tierra, aunque los cultivadores tienen la posibilidad de intentar identificar las deficiencias buscando signos y síntomas específicos.

Cuando hay varias deficiencias de nutrientes, las hojas se vuelven amarillentas. Vamos a analizar las características a continuación.

DEFICIENCIA DE NITRÓGENO

El nitrógeno es un nutriente vital para todas las plantas. Este elemento mineral es un componente importante de la molécula de clorofila. El nitrógeno también forma aminoácidos, los componentes básicos de las proteínas, y se usa para construir ADN.

La deficiencia de nitrógeno suele manifestarse en el amarilleamiento de las hojas, especialmente en las hojas maduras de la base de las plantas. Las plantas tienden a mover el nitrógeno disponible a las hojas nuevas, que reciben la mayor cantidad de luz, lo que hace que las hojas más viejas se vuelvan amarillas antes, durante la deficiencia. Otros signos de que hay deficiencia de nitrógeno son que se reducen los espacios donde se desarrollan los cogollos y la floración se anticipa.

DEFICIENCIA DE POTASIO

El potasio es otro macronutriente fundamental para las plantas. Este mineral participa en la fotosíntesis y regula la apertura y el cierre de los estomas, así como la síntesis de ATP (la unidad molecular de la energía).

Las hojas amarillentas son uno de los síntomas más significativos de una deficiencia de potasio. Entre otros signos están las manchas marrones en las hojas de abanico, las puntas de las hojas se ponen de color marrón anaranjado y las hojas se secan y se rizan.

DEFICIENCIA DE CALCIO

En las plantas, el calcio es responsable de mantener juntas las paredes celulares. La deficiencia de este mineral es una noticia terrible para la integridad estructural de una planta. Entre los síntomas están un crecimiento distorsionado de las nuevas estructuras, como las puntas de las raíces y las hojas jóvenes.

Con el tiempo, las hojas inferiores comenzarán a curvarse. Las hojas de abanico no se volverán completamente amarillas, pero tendrán manchas de color amarillo amarronado.

DEFICIENCIA DE MAGNESIO

El magnesio es un micronutriente que juega varios papeles esenciales en las plantas. Está íntimamente involucrado en la fotosíntesis: este mineral es la pieza central de la molécula de clorofila. El magnesio también ayuda a metabolizar los carbohidratos y a estabilizar las membranas celulares.

Cuando las plantas reciben niveles de magnesio inferiores a los adecuados, las venas de sus hojas se vuelven amarillas. Pero esto no ocurrirá hasta aproximadamente cuatro semanas después de haberse producido la deficiencia. Las hojas también empezarán a curvarse y a desprenderse.

DEFICIENCIA DE AZUFRE

El azufre es un micronutriente dentro de las plantas; solo se necesita en pequeñas cantidades para formar enzimas importantes y proteínas vegetales. Sin embargo, si las plantas no tienen acceso a estas ligeras concentraciones, las cosas pueden ponerse feas rápidamente. Estos síntomas son a menudo el resultado del pH del suelo alto.

Las hojas de abanico se volverán amarillentas, experimentarán un crecimiento atrofiado y se volverán secas y delicadas.

DEFICIENCIA DE ZINC

El zinc hace posible la síntesis de carbohidratos y proteínas, así como la creación de clorofila. También está involucrado en la producción de la hormona del crecimiento y el alargamiento del espacio internodal.

Cuando hay deficiencia de zinc, las hojas se arrugan y se distorsionan, suelen girarse 90 grados. Las venas de las hojas también se volverán amarillentas.

DEFICIENCIA DE MOLIBDENO

Las plantas necesitan molibdeno para formar dos enzimas esenciales que convierten el nitrato en nitrito, y luego el nitrito en amoníaco. Las plantas usan después el amoníaco para crear aminoácidos.

La deficiencia de molibdeno hace que las hojas más viejas se vuelvan amarillentas, se tuerzan y finalmente caigan.

DEFICIENCIA DE HIERRO

El hierro es un componente fundamental de las moléculas clave de las plantas y participa en la producción de energía. El hierro no es un componente de la molécula de clorofila, pero es esencial en su síntesis.

La deficiencia de hierro presenta un patrón de amarilleamiento específico. Las hojas jóvenes son las primeras en verse afectadas. Las venas de sus bases comienzan a ponerse amarillas y, con el tiempo, ese tono se extiende a las venas de las hojas de abanico más viejas.

DEFICIENCIA DE MANGANESO

El manganeso contribuye a la fotosíntesis, la respiración y la asimilación de nitrógeno. Este nutriente también desempeña un papel en la protección de las plantas. El cannabis utiliza este mineral para combatir los agentes patógenos del sistema de raíces.

La falta de manganeso hace que las hojas más viejas se vuelvan amarillentas.

SOLUCIONAR LAS DEFICIENCIAS DE NUTRIENTES

Si el valor del pH del suelo está dentro del rango adecuado, el problema de las hojas amarillentas causadas por deficiencia de nutrientes se puede solucionar añadiendo los minerales necesarios al suelo. Una vez que identifiques la deficiencia a la que te estás enfrentando, procede a añadirla al medio de cultivo.

Se pueden utilizar productos específicos y fácilmente disponibles para añadir al suelo los nutrientes que necesita. Como solución a largo plazo, añade materia orgánica como compost de buena calidad. Añadir al suelo microorganismos beneficiosos, como hongos micorrícicos y bacterias, ayudará a descomponer la materia orgánica y la hará biodisponible para las plantas de cannabis.

¿DEFOLIAR O NO DEFOLIAR?

Defoliación es un término que se refiere a la eliminación de las hojas de abanico. La defoliación se emplea para controlar las plantas y aumentar la exposición de las flores a la luz. Eliminar todas las hojas amarillentas de las plantas no va a resolver los problemas. Es una señal de que la planta está experimentando dificultades, por lo que tienes que abordar los problemas subyacentes.

Dicho esto, puedes defoliar las hojas amarillentas hasta cierto punto. Las hojas que estén demasiado marchitas ya no tienen salvación, hay que eliminarlas. Sin embargo, es preferible dejar las hojas que tienen los primeros signos de amarilleamiento.

CUÁNDO NO HAY QUE PREOCUPARSE POR LAS HOJAS AMARILLENTAS

Las hojas amarillentas no siempre son mala señal. A veces pueden ser un fenómeno natural o estar provocadas intencionadamente por los cultivadores.

Las hojas más jóvenes de la parte inferior de las plantas que están cerca de la plena madurez se volverán amarillentas y morirán, ¡no te preocupes! Casi todas las hojas de abanico empezarán a a ponerse amarillentas a medida que se acerca el momento de la cosecha. Durante este período, tienes que dejar de alimentar a las plantas en un proceso conocido como lavado de raíces. El lavado de raíces estimula a las flores y producen una hierba mucho más delicada. ¡Las hojas amarillentas son una buena señal en este contexto!