¿Cuánto tarda en absorberse el CBD y cuánto dura su efecto?


¿Cuánto tarda en absorberse el CBD y cuánto dura su efecto?

¿Eres nuevo en el mundo del CBD? Probablemente tendrás un montón de preguntas sobre este cannabinoide. Los nuevos consumidores se preguntan cuánto tardan en sentirse los efectos y cuánto tiempo permanece el compuesto en el cuerpo. No hay una respuesta exacta para estas preguntas, ya que la absorción y eliminación del CBD depende de varios factores – como el peso corporal, el metabolismo y el método de consumo.

Para empezar, veamos las diferentes formas de consumir CBD y por qué algunas hacen efecto antes que otras. Y más adelante exploraremos cómo la fisiología individual afecta al tiempo que permanece el CBD en el cuerpo.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL MÉTODO DE CONSUMO DE CBD?

El CBD es CBD, ¿verdad? ¿Qué importancia tiene si decides vapear extractos o tomar cápsulas? ¿Hay realmente una gran diferencia entre aplicarlo bajo la lengua o añadirlo a una taza de café?

El hecho de que las diferentes vías de consumo produzcan efectos diferentes puede ser confuso. Y esta confusión es comprensible. En última instancia, el CBD acaba en la sangre y a través de ella se distribuye a lo largo del cuerpo. La molécula interactúa con los receptores del sistema endocannabinoide, y también parece tener afinidad con los receptores vanilloides y de serotonina. El CBD interactúa con receptores situados en el cerebro tras atravesar la barrera sangre-cerebro, así como con receptores situados en el sistema nervioso, sistema inmunitario, y otras células y tejidos.

La ruta que toma el CBD para llegar a estos destinos afecta enormemente al tiempo que tarda en estimular/inhibir estos receptores. A continuación, veamos los métodos de consumo más frecuentes, junto con detalles sobre la velocidad de los efectos y los mecanismos utilizados en cada uno.

FUMAR Y VAPORIZAR

Fumar y vaporizar

Algunos consumidores optan por fumar o vapear extractos de CBD o flores secas de cáñamo. Con ambos métodos, el cannabinoide accede al cuerpo por la misma vía: los alveolos pulmonares. La gente a menudo prefiere vapear a fumar, debido a la falta de combustión y sustancias cancerígenas. Cuando el CBD llega a estos pequeños sacos pulmonares, se difunde por la sangre.

Al inhalar CBD, este compuesto solo tiene que atravesar una fina membrana para llegar al torrente sanguíneo, lo que significa que los efectos son casi instantáneos. Obviamente, fumar y vapear no son métodos que atraigan a todo el mundo, pero algunos consumidores valoran la rapidez de los efectos.

El CBD inhalado tiene una biodisponibilidad elevada, lo que significa que la gran mayoría del CBD inhalado llega a la sangre y ejerce sus efectos.

La vida media del CBD en el cuerpo, o el tiempo que tardan en degradarse la mitad de los átomos de esta molécula dentro del organismo, depende del método de consumo utilizado. La vida media del CBD inhalado es de 1-2 horas, tras tomar una dosis de 20mg.

INGESTIÓN ORAL: COMER Y BEBER CBD

Este método de consumo incluye cápsulas, extractos (como las tinturas), y alimentos y bebidas con CBD. Tomar CBD de esta manera es fácil, discreto y no implica a los pulmones. El auge en la demanda de este cannabinoide ha provocado un aumento en el número de empresas que ofrecen todo tipo de comestibles con CBD, desde golosinas y galletas, hasta agua con gas y cereales para el desayuno.

Aunque comer o beber productos con CBD es la forma más agradable de administrar el cannabinoide a las células, este método es el más lento en hacer efecto. Esto se debe a que el CBD tiene que atravesar el aparato digestivo antes de ser llegar a la sangre.

Después de masticar y tragar los comestibles, estos se sumergen en una mezcla de ácidos y enzimas, atraviesan el tubo digestivo y son metabolizados por el hígado antes de llegar a la sangre. Este proceso es lento, comparado con la inhalación. El CBD tarda al menos 20-30 minutos en llegar a los receptores y producir sus efectos. Generalmente, el CBD consumido por vía oral tiene una vida media de 2–3 horas.

Esta forma de consumir CBD tiene sus ventajas. Puede incluirse fácilmente en la rutina diaria y también puede incluirse como parte de una comida. Dada la lentitud en hacer efecto, puede que este método no sea el más adecuado para quienes necesitan dosis inmediatas del cannabinoide; pero sus efectos son más duraderos.

DOSIFICACIÓN SUBLINGUAL: APLICAR UNAS GOTAS BAJO LA LENGUA

La dosificación sublingual significa colocar unas gotas debajo de la lengua. Para ello, lo más común es usar aceites y tinturas de CBD. Este método de administración se usa en el ámbito médico para introducir un fármaco en la sangre rápidamente. Con la aplicación sublingual, el CBD evita pasar por el aparato digestivo, lo que aumenta la biodisponibilidad de esta sustancia.

Al aplicar unas gotas bajo la lengua, el CBD entra en contacto con la capa más fina del revestimiento de la parte inferior de la boca. Esta capa es muy permeable, favoreciendo una absorción rápida del compuesto, que llega a la sangre a través de los capilares.

El CBD sublingual tarda aproximadamente 15 minutos en hacer efecto. Solo tienes que poner unas gotas de aceite o tintura debajo de la lengua y esperar su absorción. Con este método de consumo, la vida media del CBD varía enormemente en función de la dosis. Puede rondar entre 1 y 10 horas, con dosis entre 5 y 20mg.

APLICACIÓN TÓPICA: APLICAR CBD EN LA PIEL

La aplicación tópica de CBD significa aplicar cremas, lociones o bálsamos de CBD directamente en la piel. Con este método, el CBD no suele penetrar la piel. Debido a la función protectora de la piel contra las influencias externas, el cannabinoide tiene que atravesar siete capas celulares de la epidermis antes de llegar al torrente sanguíneo, por lo que solo se produce una absorción tópica del compuesto.

Esta forma de absorción es bastante lenta. Pueden pasar entre 25 y 45 minutos antes de producirse los efectos. La aplicación tópica es el método escogido para los problemas de la piel y para la recuperación deportiva. El CBD puede aliviar los síntomas de afecciones cutáneas como el eczema, la psoriasis y el acné. Este cannabinoide podría ayudar a reducir la inflamación, posiblemente ayudando a deportistas y personas activas a recuperarse tras un gran esfuerzo físico.

EL CBD AFECTA A CADA PERSONA DE MODO DIFERENTE

Los efectos y la absorción del CBD no solo dependen del método de consumo utilizado. También entran en juego muchas variables fisiológicas. Cada cuerpo humano es único, lo que significa que el CBD afecta a cada persona de forma diferente. Echemos un vistazo a algunas de estas variables.

PESO CORPORAL

El peso corporal es uno de los principales factores que afectan al comportamiento del CBD en el cuerpo. En general, cuanto más pese una persona, más CBD necesitará para sentir los efectos. Un hombre de 100kg necesitará una dosis más grande del cannabinoide que un hombre de 60kg, para sentir los mismos efectos.

COMPOSICIÓN CORPORAL

La composición corporal es distinta al peso corporal. Hace referencia a los niveles de los diferentes tejidos que componen el cuerpo, en lugar del peso general. Uno de los elementos de la composición corporal con un efecto considerable en la dosificación del CBD es el tejido adiposo, o grasa. Los niveles elevados de depósitos de grasa pueden alterar la forma en que el cuerpo distribuye, procesa y elimina las sustancias. Dado que la eliminación de las sustancias es superior en personas con mayor índice de grasa corporal, a menudo necesitan mayores dosis de CBD para experimentar los mismos efectos.

RITMO METABÓLICO

Cada individuo tiene un ritmo metabólico variable. Este ritmo indica la velocidad con que el cuerpo puede quemar calorías para obtener energía. Aunque la cantidad de esfuerzo físico realizado puede aumentar la cantidad de calorías utilizada, todo el mundo tiene un número de referencia. De hecho, la mayoría de calorías quemadas por el organismo se usan para funciones fisiológicas básicas mientras el cuerpo descansa.

Quienes tienen un ritmo metabólico más elevado descomponen y utilizan los compuestos más rápidamente. Por tanto, necesitarán dosis más grandes y frecuentes de CBD para mantener los efectos de este cannabinoide.

TAMAÑO DE LA DOSIS

La cantidad de CBD consumida en cada dosis influirá en la manera en que afecta al cuerpo. Sea cual sea la vía de administración, una dosis grande tardará más en ser procesada y eliminada. Aunque el CBD inhalado o aplicado sublingualmente actúa con mucha más rapidez, una dosis más grande realzará los efectos de cualquier forma de consumo.

Hay una carencia de investigaciones científicas sobre la dosificación del CBD, ya que no hace mucho que este compuesto recibe la atención del público general. Una forma razonable de consumir CBD es empezar con una cantidad pequeña e ir aumentándola gradualmente. Algunas personas pueden sentir los efectos con dosis pequeñas, mientras que otras pueden necesitar cantidades mucho mayores. Los factores mencionados anteriormente juegan un papel importante a la hora de calcular la dosis inicial.

Dicho esto, un estudio de 2019 llegó a la conclusión de que las dosis medianas de CBD eran más efectivas para tratar la ansiedad que las dosis más grandes o pequeñas. Este fenómeno se conoce como una curva dosis-respuesta en forma de U invertida. Esta investigación es un gran ejemplo de los matices en torno a la dosificación de CBD. Hasta que se lleven a cabo más estudios, la experimentación personal será la mejor forma de descubrir la dosis más adecuada para ti.

DESCUBRE QUÉ FUNCIONA MEJOR PARA TI

El único modo de averiguar qué método de consumo funciona mejor para ti es ir experimentando. Aunque tal vez ya tengas una idea clara, basada en tus necesidades personales. Si necesitas una dosis de acción rápida, lo mejor será la inhalación o la dosificación sublingual. Si tienes alguna afección cutánea, lo más recomendable es la aplicación tópica.

Mientras descubres tu vía de administración preferida, también tendrás que encontrar la dosis más adecuada para ti. Empieza con una dosis pequeña y observa cómo responde tu cuerpo. Si crees que necesitas un efecto más intenso, aumenta la dosis progresivamente.