Hojas de cannabis de abanico: qué son y cómo se pueden utilizar


Hojas de cannabis de abanico: qué son y cómo se pueden utilizar

¿Crees que los cogollos son la única parte valiosa de la marihuana? Piénsalo mejor. El cannabis es un cultivo generoso y muchas de sus estructuras se pueden utilizar tras la cosecha. Aunque las flores cargadas de resina son la principal prioridad, las hojas también tienen sus usos.

Es lógico suponer que las hojas son solo útiles mientras la planta está creciendo. Estos paneles solares orgánicos convierten la luz en energía, un proceso que hace que las plantas aumenten de tamaño durante la fase vegetativa. A menudo ignoradas, las hojas de marihuana se merecen más crédito del que tienen. Aparte de pertenecer a la fisiología de las plantas, son una importante fuente de nutrición. No se merecen
que las eches a la pila del abono. Su verdadero destino está en ensaladas nutritivas, batidos ricos en energía, bálsamos curativos, e infusiones calmantes.

HOJAS DE MARIHUANA: CONOCE LA DIFERENCIA

Existen dos tipos de hojas de cannabis. Al examinar un ejemplar en floración, observarás unas minúsculas hojas que sobresalen de los cogollos. Estas señoritas, llamadas "hojas de azúcar", ayudan a mantener las flores unidas, y sus tricomas contienen una buena cantidad de cannabinoides. El otro tipo de hojas, de las que estamos hablando en este artículo, se identifican fácilmente por su tamaño. Y se llaman hojas de abanico. Son estructuras anchas en forma de abanico que nacen de las ramas. Son necesarias para la fotosíntesis (conversión de la energía) y la respiración (captan dióxido de carbono y desprenden oxígeno).

Las hojas de abanico también sirven como una lente para comprobar la salud de las plantas. Los cultivadores con experiencia pueden obtener mucha información sobre una planta observando el estado de estas estructuras. Los distintos colores indican deficiencias nutritivas concretas, mientras que las diversas mordeduras y los daños tisulares revelan la presencia de ciertas plagas. Las distintas formas de marchitamiento y deterioro también evidencian trastornos como la pudrición de la raíz o el estrés térmico.

HOJAS DE ABANICO DE VARIEDADES ÍNDICA, SATIVA Y RUDERALIS

Las variedades índica, sativa y ruderalis son tres diferentes subespecies de cannabis. Varían mucho en apariencia, y la forma y el tamaño de sus hojas de abanico son algunos de sus rasgos diferenciadores.

Las plantas índica son conocidas por su baja estatura y aspecto achatado. Son frondosas y presentan un fuerte crecimiento lateral. Las hojas de abanico índica constan de siete dedos al final de un tallo corto, y son gruesas y anchas con bordes serrados.

Las plantas sativa son mucho más altas y tienden a estirarse durante la fase de floración. Algunos ejemplares pueden alcanzar alturas de más de 3m, lo que les da el aspecto de árboles pequeños. Por lo general, las hojas de abanico sativa también tienen siete dedos, pero más delgados y largos que sus homólogas índica. Los dientes serrados son más pequeños y los tallos más largos.

El cannabis ruderalis es una subespecie autofloreciente originaria de Rusia. Las plantas ruderalis son mucho más pequeñas que las índica y sativa, y solo alcanzan entre 30 y 60cm de altura. Apenas se cultivan en su forma pura, sino que se cruzan con las otras dos variedades para dotarlas de genes autoflorecientes. Las variedades ruderalis son las que tienen las hojas de abanico más singulares de las tres subespecies. Solo tienen cinco dedos. Los tres superiores son largos y anchos, mientras que los otros dos son cortos y estrechos. Estas hojas están unidas a las ramas mediante un tallo diminuto.

¿TIENEN CANNABINOIDES LAS HOJAS DE ABANICO?

Algunos cultivadores solo valoran las diferentes partes de la planta en función de su contenido cannabinoide. Por lo tanto, las flores son la estructura más apreciada. Las hojas de abanico también tienen cannabinoides, pero en cantidades ínfimas. Contienen, de media, un 0,3% de THC y un 0,7% de CBD. Muchos cultivadores desprecian estos niveles, pero no estamos sugiriendo liar un canuto de 2m para obtener un colocón mediocre. Las hojas de abanico son una fuente decente de cannabinoides y se pueden utilizan en numerosas creaciones culinarias.

DEFOLIACIÓN: ¿CUÁNDO SE ELIMINAN LAS HOJAS DE ABANICO?

Las hojas de abanico son estructuras fundamentales, pero su exceso puede ser negativo. Los cultivadores deberán podarlas de forma periódica, un proceso que se conoce como defoliación, y que se realiza para gestionar el crecimiento de la planta, aumentar sus cosechas e impedir que el dosel bloquee demasiada luz.

La defoliación se realiza en la fase de floración. Inicialmente, se eliminan alrededor del 20% de las hojas en forma de abanico de la parte inferior de la planta. Estas hojas reciben menos luz, pero requieren energía y nutrientes que la planta podría aprovechar mejor.

Después de un tiempo, las plantas habrán desarrollado numerosas hojas nuevas. Estas hojas son muy útiles porque proporcionan a los brotes toda la energía que necesitan. Finalmente, llegará el momento de volver a podarlas para dejar que la luz penetre en el interior de la planta.

Aunque la defoliación pueda parecerles un acto brutal a los inexpertos, es beneficiosa para potenciar la producción. Además, es una fuente de cannabinoides y fitonutrientes incluso antes de que llegue el momento de la cosecha.

¿POR QUÉ AMARILLEAN LAS HOJAS DE ABANICO?

¿por qué amarillean las hojas de abanico?

Hay varias razones por las que las hojas de abanico se vuelven amarillas. Algunas buenas, y otras no tanto. Si tus hojas comienzan a amarillear durante la fase vegetativa y al inicio de la floración, lo más probable es que sea un síntoma de alguna deficiencia nutricional. También podría significar que tus plantas no están recibiendo suficiente luz, que están siendo regadas poco o en exceso, o que hay un desequilibrio en el pH del suelo. 

Sin embargo, la mayoría de los cultivadores dejan que el follaje se vuelva amarillo intencionadamente hacia el final del período de floración. Este proceso se conoce como lavado de raíces, y consiste en limitar la fertilización. Se realiza antes de la cosecha para obligar a las plantas a recurrir a su almacenamiento interno de nutrientes. Las hojas se vuelven amarillas a medida que estas reservas se agotan. Unos cogollos que sean demasiado ricos en nutrientes se traducen en un humo áspero y un sabor desagradable.

CÓMO UTILIZAR LAS HOJAS DE ABANICO

Entonces, ¿merece la pena conservar las hojas de abanico? La respuesta es: por supuesto. Las hojas de abanico proporcionan fitonutrientes y se pueden utilizar para elaborar tus propios productos para el cuidado de la piel, infusiones, etc. Descubre cómo utilizarlas a continuación.

PARA PREPARAR ENSALADAS Y BATIDOS

Hay una gran diferencia entre las hojas de abanico crudas y cocidas. En las hojas crudas, los cannabinoides existen como ácidos cannabinoides, es decir, THCA y CBDA. Solo cuando se aplica calor, mediante un proceso conocido como descarboxilación, estos cannabinoides se convierten en sus formas activas.

De todos modos, tanto el THCA como el CBDA poseen unos beneficios impresionantes para la salud. El CBDA tiene efectos antiinflamatorios, mientras que el THCA combate el dolor y posiblemente proteja el cerebro contra enfermedades degenerativas. Estas cualidades hacen que la marihuana cruda sea un súper alimento - un súper alimento que deja en ridículo al resto de los ingredientes de una ensalada. Enriquece tus platos con cannabinoides espolvoreando una pizca de hojas de marihuana en tus ensaladas y batidos de frutas.

CON VERDURAS ASADAS

El THCA se empieza a descarboxilar en THC a unos 115°C. Los ácidos cannabinoides de las hojas de abanico se pueden transformar usándolas en platos como las verduras al horno. De esta forma, recibirás una buena dosis de un súper alimento junto a tus patatas, zanahorias y chirivías.

INFUSIONES RELAJANTES

Infusiones relajantes

Las hojas de abanico se pueden usar para preparar un calmante. Al poner las hojas secas en agua caliente, extraerás sus sabrosos terpenos y obtendrás una bebida muy reconfortante. Los cannabinoides no son solubles en agua, pero también se pueden extraer añadiendo una fuente de grasa, como la mantequilla o el aceite de coco. Si quieres consumir THC y CBD, acuérdate de descarboxilar antes tus hojas en el horno.

BÁLSAMOS Y LOCIONES CASERAS

Los bálsamos, cremas y lociones de cannabis hacen maravillas para la piel. El CBD y el THC activan los receptores cannabinoides de la piel y ayudan a combatir la inflamación y a regular la proliferación celular. Se ha llegado a decir que estos receptores son esenciales para el tratamiento de las enfermedades cutáneas.

Los productos tópicos de cannabis ayudan a mantener la piel sana y a combatir los síntomas del eczema, la psoriasis y el acné.


Las hojas de marihuana se pueden usar en numerosos productos tópicos. Emplea tu creatividad y añade tantas plantas, aceites y nutrientes beneficiosos para la piel como sea posible. Echa un vistazo a **esta receta para elaborar una loción de cannabis, y sustituye las flores de marihuana por hojas de abanico.