10 consejos para combatir la boca seca al fumar marihuana


10 consejos para combatir la boca seca al fumar marihuana

Nos encanta hablar sobre los efectos beneficiosos del cannabis, pero tampoco debemos ignorar sus efectos secundarios. Uno de estos es la sequedad bucal: la boca seca y pegajosa que puede producirse al fumar marihuana.

Contrariamente a la creencia popular, la boca seca no es la consecuencia de que el humo seque las glándulas salivales; sino que, en realidad, se produce como resultado de los efectos neuroquímicos del cannabis en el cuerpo. Lee estos 10 sencillos consejos caseros, para evitar esta desagradable molestia.

1. BEBE UN POCO DE AGUA

Este remedio probablemente sea el más instintivo y será efectivo para muchos casos de sequedad bucal. Beber agua te rehidratará, permitiendo a tu cuerpo destinar más agua a la boca. También estimulará tus glándulas salivales. Para realzar este último efecto, intenta beber el agua más lentamente; puedes probar usando una pajita.

2. CHUPA UN CARAMELO

Si beber agua no funciona, prueba a chupar un caramelo ácido. Esto contribuirá aún más a estimular las glándulas salivales y, además, ¡te dejará un sabor agridulce en la boca! Si no gusta lo agridulce, también puedes usar caramelos para la tos.

3. MASTICA UN CHICLE

El chicle es la mejor opción para quienes quieren eliminar cualquier tipo de sequedad bucal; y la boca seca producida al fumar cannabis no es ninguna excepción. Masca un poco de chicle y notarás tu boca mejor rápidamente.

4. COME ALGO

10 consejos para combatir la boca seca al fumar marihuana

Si los consejos anteriores no funcionan, puedes rendirte a las “munchies” y comerte una buena comida. Solo un caso brutal de boca seca sobrevivirá a la auténtica comida; para cuando llegues a los postres, tu boca estará como nueva. Unas zanahorias, rabanitos, o apio troceados son un tentempié delicioso que también contribuye a combatir la boca seca.

5. RESPIRA POR LA NARIZ

Cuando tienes la boca seca, puede que te sientas tentado a relamerte los labios y estirar la mandíbula. Evítalo; en su lugar, deja la boca tranquila y respira por la nariz. Cada vez que abres la boca, pierdes la ya escasa humedad, agravando el problema.

6. EVITA LA CAFEÍNA

Cuando sufres sequedad de boca, lo último que debes hacer es consumir productos que te deshidraten. Combinar café y marihuana puede ser divertido, pero desafortunadamente la cafeína es muy deshidratante, y no hará más que empeorar la boca seca.

La cafeína es un diurético, lo que provoca que tus riñones retengan más humedad, en lugar de liberarla al torrente sanguíneo. Esto significa que, aunque bebas mucha agua, orinarás con más frecuencia y te sentirás menos hidratado. Y menos hidratación en el cuerpo significa menos humedad en la boca.

7. EVITA EL ALCOHOL

El alcohol también es un diurético y solo empeorará la situación. Si tienes la boca seca, puede ser muy tentador beber una cerveza, pero es una de las peores cosas que puedes hacer.

8. USA UN HUMIDIFICADOR DE AIRE

USA UN HUMIDIFICADOR DE AIRE

Si hidratarte por dentro no da resultados, prueba a hidratar tu entorno exterior. Un humidificador puede aportar humedad a la boca y cavidades nasales, y además te relajará. Si no tienes un humidificador, puedes hervir un poco de agua y mantener la cara encima del vapor (pero no demasiado cerca - ¡no te quemes!)

9. COME UN POCO DE PEREJIL, ROMERO O ANÍS

Estas hierbas aromáticas tienen doble función: ayudan a restaurar la humedad de la boca y mejoran el mal aliento causado por la sequedad bucal. ¡Una gran opción!

10. TOMA MÁS VITAMINA C

Si sufres sequedad de boca cada vez que fumas marihuana, tal vez necesites una solución a largo plazo. Una opción es tomar más vitamina C. Si consumes más vitamina C, tu boca se mantendrá hidratada más fácilmente.

La boca seca puede ser desagradable, pero al fin y al cabo es una molestia inofensiva. Si sigues los pasos de esta guía, deberías solucionarlo enseguida. En caso de sufrir sequedad bucal de forma crónica, ya sea con o sin marihuana, consulta con un profesional médico.