4 consejos para proteger tu cultivo de cannabis de los ladrones


4 consejos para proteger tu cultivo de cannabis de los ladrones

¿Estás pensando en cultivar en exterior, pero te preocupa convertirte en el objetivo de los ladrones de marihuana? La mejor forma de proteger tus plantas es aplicando unas medidas de seguridad que no te causen problemas con la ley. En lo que respecta a cultivar con astucia, la mejor estrategia es una defensa fuerte pero segura.

MANTÉN LOS LADRONES FUERA DE TU TERRENO Y LEJOS DE TU MARIHUANA

Desafortunadamente, no todas las plagas pueden combatirse con pesticidas ecológicos o cultivos asociados. En un mundo donde la legalidad del cultivo de cannabis está en auge, los cultivadores con buena mano para las plantas se están convirtiendo en los principales objetivos de los ladrones de cannabis. Ya sea por envidia, o por el simple hecho de querer marihuana gratis, los cultivos de exterior cada vez están más amenazados por una plaga que no puede repelerse tan fácilmente.

Salvo que recibas algunos consejos esenciales. Afortunadamente, CannaConnection está aquí para ayudarte. A continuación, encontrarás varias formas de proteger tu cultivo sin meterte en problemas. Por muy tentador que sea usar métodos de protección más extremos, no podrás disfrutar de los frutos de tu trabajo si tienes problemas con la ley.

PRINCIPIOS BÁSICOS DE SEGURIDAD DEL CULTIVO DE CANNABIS

PRINCIPIOS BÁSICOS DE SEGURIDAD DEL CULTIVO DE CANNABIS

La primera regla del cultivo de marihuana es: no hables de cultivar marihuana

Esta es una regla simple que a menudo se pasa por alto. Incluso en un mundo donde los diferentes estratos de la sociedad parecen estar recurriendo a la marihuana en alguna forma, este tema todavía genera cierta desaprobación. Aunque tu reciente cultivo pueda ser un gran tema de debate cuando sales con tus amigos, nunca sabes quién está escuchando o hasta dónde puede llegar esa información. Tu cultivo exterior no puede convertirse en el blanco de los ladrones si nadie sabe que existe.

Cuando hables de tus plantas, asegúrate de hacerlo con personas de ideas afines que respetarán la privacidad requerida para conseguir un cultivo exitoso. Esta es, de lejos, la forma más simple y eficaz de evitar que los frutos de tu esfuerzo desaparezcan de la noche a la mañana.

Mantén tus plantas de marihuana fuera de la vista

Tras eliminar el riesgo de irse de la lengua, podemos centrarnos en el siguiente paso lógico - mantener tu cultivo oculto de las miradas curiosas. Un cultivo secreto deja de ser secreto cuando tienes una sativa altísima levantándose por encima de la valla o el cobertizo. La estrategia para mantener las plantas bajo control requiere varios pasos.

En primer lugar, aplicar técnicas de poda o topping con regularidad es esencial para la salud vegetal, y para asegurar que las plantas no sobresalgan por los límites de tu jardín. Puedes entrenar tus plantas tranquilamente desde los inicios de la fase vegetativa, para mantener su tamaño a raya. Y en segundo lugar, aunque ya hemos insinuado que los cultivos asociados no detendrán a los ladrones de marihuana, en determinadas circunstancias sí pueden evitarlos.

Esta estrategia implica usar cultivos asociados para ocultar de la vista tus plantas de cannabis (y minimizar su inconfundible olor). Si alguna zona de tu jardín es fácilmente visible desde un camino o acera, puedes plantar otras plantas para bloquear la vista y hacer que tu cultivo sea menos evidente. El tipo de cultivo asociado escogido dependerá de la cantidad de cobertura vegetal requerida, y de las especies que complementen la cepa que estas cultivando.

Protege tus plantas con cámaras, luces y alarmas

Si quieres mantener tu marihuana a salvo, puede que tengas que hacer alguna inversión financiera. Y no nos referimos a sistemas de control de acceso con huella dactilar; bastará con unas cámaras o luces situadas estratégicamente. A muchos ladrones les gusta actuar bajo el amparo de la oscuridad, así que las luces con sensor de movimiento son imprescindibles para mantener tu cultivo sano y salvo. Si pasas mucho tiempo fuera de casa por trabajo, puedes plantearte instalar cámaras de seguridad.

El simple hecho de ver una cámara puede ser suficiente para disuadir a los ladrones de marihuana; y, en caso contrario, al menos tendrás pruebas para mostrar a la policía (si el cultivo es legal en tu región). Las cámaras de seguridad son relativamente baratas y pueden incluir la opción de ver las imágenes en directo a través de internet. De esta manera, también podrás contemplar tus cogollos florecientes mientras estás fuera de casa.

Otra forma de dejar saber a los intrusos que han sido detectados es instalando una alarma. En la mayoría de casos, bastará con poner un cable-trampa conectado a una alarma o timbre estridente. Una opción más sofisticada (pero también más cara) es usar una alarma con sensor de movimiento.

Pero ten en cuenta que estos aparatos pueden activarse fácilmente con los animales que deambulan por tu jardín, y tus vecinos seguramente no apreciarán que una alarma ensordecedora suene mientras tú estás en el trabajo.

Al cultivar marihuana, el perro realmente es el mejor amigo del humano

Si todavía no tienes un perro, puedes considerarlo como otro coste adicional. Y en caso de que ya tengas uno, es la hora de que tu querida mascota se gane el sustento. Y esto no significa entrenar a tu leal compañero para atacar a los intrusos; será suficiente con dejar que pasee por el jardín durante el día.

Si un ladrón ha detectado tus plantas, no tardará en ver a tu perro. Generalmente, la idea de enfrentarse a un animal defensivo bastará para disuadir cualquier intento de robo. Los perros también actúan como un sistema de alerta temprana, pudiendo avisarte de las visitas indeseadas incluso estando dentro de casa.

AL CULTIVAR CANNABIS, LOS ATAQUES NO SON UNA BUENA DEFENSA

Por muy frustrante que sea, especialmente cuando te arrebatan meses de duro trabajo, no te dejes llevar por métodos extremos de protección o represalia. No coloques trampas, ni caves hoyos peligrosos que puedan herir a alguien y meterte en serios problemas. “Solo en casa” era simplemente una peli.

Varios de los consejos anteriores pueden aplicarse con un gasto mínimo y en la mayoría de casos bastarán para disuadir a los temidos ladrones de marihuana. Y lo mejor de todo es que no te causarán problemas con la ley - siempre y cuando el cultivo de cannabis sea legal donde vives.

Juega con astucia y podrás cosechar los deliciosos frutos del cultivo de cannabis durante muchos años más. Ante la perspectiva de un suministro interminable de cogollos caseros, nunca ha habido mejor momento para plantearte cultivar al aire libre.