Cómo guardar comestibles y cuánto tiempo conservan su potencia


Cómo guardar comestibles y cuánto tiempo conservan su potencia

¿A quién no le gusta un buen comestible de marihuana? A diferencia de otros métodos de consumo de cannabis, que pueden requerir tecnología compleja como bongs o vaporizadores, los comestibles son bastante simples: se cocinan y se comen. Pero hay un aspecto que a veces puede crear confusión: ¿cuánto tiempo duran los comestibles?

A la hora de determinar el deterioro de los comestibles, hay dos factores a considerar: el factor hierba y el factor alimento. Examinaremos cada uno por separado, y luego aplicaremos lo aprendido al almacenamiento de los alimentos con marihuana.

¿PUEDEN PERDER POTENCIA LOS COMESTIBLES?

Empecemos por la buena noticia: la potencia de los comestibles. Afortunadamente los comestibles no pierden mucha potencia, incluso tras largos períodos de tiempo. Muchos distribuidores han comprobado que los comestibles retienen prácticamente la misma potencia, incluso un año después de su producción. En lo referente a la marihuana, los comestibles son estables y no tienes mucho de qué preocuparte.

¿PUEDEN ECHARSE A PERDER LOS COMESTIBLES?

Y ahora veamos la noticia menos buena: los comestibles de marihuana se estropearán con la misma rapidez que si no tuviesen cannabis. Por ejemplo, un brownie de marihuana se echará a perder en el mismo plazo que un brownie normal.

Esta es una buena noticia para quienes hacen caramelos de cannabis, ya que al contener principalmente azúcar se conservan en buen estado durante mucho tiempo. Pero las personas menos golosas tendrán que plantearse cómo almacenar los comestibles.

CÓMO ALMACENAR COMESTIBLES, ACEITE O MANTEQUILLA DE CANNABIS

Hay algunos trucos y consejos para mantener la frescura y utilidad de tus comestibles:

  • La nevera es tu mejor amiga. Incluso con alimentos cocinados (que podrían conservarse en la encimera de la cocina durante cierto tiempo) la nevera alargará bastante la vida útil de tus comestibles.
  • Evita los recipientes transparentes, ya que si hay algo que puede dañar el cannabis, es la exposición innecesaria a la luz.
  • Anota la fecha de preparación de los comestibles para saber cuánto tiempo tienen.
  • Si es posible, usa recipientes herméticos en lugar de bolsas o papel. Sellar al vacío es incluso mejor opción.
  • Al consumir tus comestibles, corta unos trozos o usa una cuchara para sacar una porción. No los muerdas directamente y, por ejemplo, en el caso de las salsas cannábicas, no vuelvas a sumergir un alimento en la salsa una vez lo hayas mordido; al hacerlo, los comestibles quedarían expuestos a las bacterias de tu boca, lo que aceleraría su degradación.
  • Si dudas de que un comestible todavía pueda aprovecharse, huélelo e inspecciónalo cuidadosamente para ver si tiene moho. Recalentarlo por encima de 100ºC puede matar el crecimiento inicial de las bacterias, aunque esto no te protegerá del moho.

¿PUEDO CONGELAR LOS COMESTIBLES, EL ACEITE O LA MANTEQUILLA DE MARIHUANA?

Congelar los comestibles es la forma más eficaz de conservarlos el mayor tiempo posible. Para ello, deben guardarse en recipientes opacos para evitar la exposición a la luz. También deberían estar sellados en recipientes herméticos, para evitar que se dañen con la condensación.

Un buen método es envolver los comestibles con papel de horno y guardarlos en tarros de vidrio. También puedes poner tu aceite o mantequilla de cannabis en un tarro de vidrio, envolverlo con una bolsa opaca y a continuación congelarlo.

Al congelar los tarros, asegúrate de que su contenido haya alcanzado la temperatura ambiente antes de meterlos en el congelador. Al llenarlos, deja unos centímetros de espacio en la parte superior, ya que muchas sustancias se expanden al congelarse, y no aprietes demasiado las tapas. Y, para acabar, deja un poco de espacio entre los tarros mientras se congelan inicialmente.

Si sigues estos consejos, podrás evitar la tragedia de un tarro rajado. También puedes guardar tus comestibles en bolsas de congelación con cierre hermético. Para ello, introduce tu comestible en la bolsa, cierra la bolsa dejando una esquina abierta, y extrae el aire por esta esquina absorbiéndolo con la boca. Cuando la bolsa esté bien ajustada alrededor del comestible, ciérrala. Esta es una forma de “sellar al vacío” tus comestibles en casa, si no tienes una envasadora al vacío.

Los comestibles son una forma divertida de consumir marihuana, y si los almacenas con cuidado podrás disfrutarlos durante largos períodos de tiempo. ¡Que aproveche!