Perfil de terpenos: Ocimeno


Perfil de terpenos: Ocimeno

El ocimeno es uno de los muchos terpenos del cannabis y es parcialmente responsable de sus aromas y sabores dulces, herbales, terrosos y cítricos. El ocimeno también se encuentra en otras especies de plantas, como orquídeas, orégano, estragón, menta, albahaca y mangos. Este terpeno es más abundante en las variedades de cannabis de dominancia sativa y está asociado con algunos de los efectos relacionados con estas cepas.

No cabe duda que la marihuana es una de las especies de plantas más singulares que existen. Sus efectos psicoactivos y su diversidad de sabores y olores la diferencian de cualquier otra planta. Si no fueran tan controvertidas, las flores de cannabis seguramente se incluirían en los ramos de flores, aportando un gran valor estético y un aroma magnífico.

Los terpenos son unos hidrocarburos aromáticos volátiles que se producen en las glándulas de las flores y hojas de las plantas de cannabis, conocidas como tricomas. Las plantas producen estas moléculas como metabolitos secundarios para combatir las amenazas del entorno, como las plagas. Estos productos químicos son relativamente inofensivos para los humanos, y nos ofrecen placeres sensoriales y varias ventajas para la salud. Los terpenos también pueden afectar los efectos psicoactivos de ciertas cepas, al interactuar con cannabinoides como el THC y el CBD.

¿CUÁLES SON LOS EFECTOS Y POSIBLES VENTAJAS MEDICINALES DEL OCIMENO?

¿CUÁLES SON LOS EFECTOS Y POSIBLES VENTAJAS MEDICINALES DEL OCIMENO?

Parece ser que los terpenos tienen una gran característica en común; casi todos presentan algún tipo de efecto terapéutico o medicinal. El ocimeno no es ninguna excepción y ha sido investigado en laboratorios para descubrir sus singulares características.

Se ha reportado que el terpeno exhibe propiedades antiinflamatorias, anticonvulsivas, antibacterianas y descongestionantes. También podría contribuir a controlar la hipertensión y la diabetes tipo 2.

LA CIENCIA TRAS EL OCIMENO

Si fumas marihuana desde hace un tiempo, probablemente hayas notado que ciertas variedades te hacen toser bruscamente al inhalar, mientras que otras son mucho más suaves. Obviamente, esto también podría estar causado por la cantidad de hierba de la cazoleta del bong, o por la calidad de la marihuana; pero los terpenos también podrían desempeñar un papel.

Se dice que el ocimeno es descongestionante, y las cepas ricas en este terpeno podrían provocar más tos que otras. Un artículo de 2016 publicado en la Revista Sudafricana de Botánica analizó los efectos del jengibre silvestre (Siphonochilus aethiopicus) como remedio tradicional para tratar el asma, la gripe y la sinusitis.[1] Esta planta puede prepararse en forma de infusiones calientes de los rizomas, o hirviendo los rizomas para inhalar el vapor.

Se descubrió que el principal componente del aceite esencial de jengibre silvestre era el eucaliptol, seguido del ocimeno y alloocimeno. Según los autores del artículo, el eucaliptol podría ser el factor clave en cuanto al efecto descongestionante. La presencia de ocimeno, como uno de los tres terpenos más abundantes de este aceite esencial, también indica que podría jugar un papel en la descongestión.

El ocimeno se ha estudiado por su acción antiinflamatoria. La inflamación forma parte de la respuesta inmunológica del cuerpo, que implica a los glóbulos blancos y los productos químicos defensivos que producen. Aunque la inflamación es importante a nivel fisiológico y es parte del proceso de curación, la inflamación crónica podría contribuir a varias enfermedad comunes, como cáncer o Alzheimer.

Un artículo de 2014 publicado en la revista Comunicaciones de Productos Naturales analizó las propiedades antiinflamatorias de la flor Citrus unshiu.[2] Los investigadores usaron una cromatografía de gases/espectrometría de masas para analizar los componentes químicos de los aceites esenciales de la flor. Hallaron un contenido de ocimeno del 5,6%, lo que sugiere que podría contribuir a los efectos antiinflamatorios.

El ocimeno también está muy presente en el aceite esencial de una planta usada tradicionalmente como remedio antiepiléptico en la medicina popular iraní. Un artículo publicado en 2004 en la Revista de Etnofarmacología analizó el aceite esencial de la Artemisia dracunculus y encontró unos niveles de ocimeno del 20,6%, lo que indica unas posibles propiedades anticonvulsivas de este terpeno.[3]

CEPAS DE CANNABIS RICAS EN OCIMENO

CEPAS DE CANNABIS RICAS EN OCIMENO

OG Kush: una variedad cargada con unos niveles de THC del 19-25%. Su colocón es intenso, eufórico, animado y duradero. Las flores producen concentraciones elevadas de ocimeno, y ofrecen sabores y aromas cítricos, a diésel, tierra, pino y especias. Esta cepa de dominancia índica desciende de las variedades Chem Dawg y Hindu Kush.

Strawberry Cough: una variedad de dominancia sativa con niveles medios de THC, que produce una fumada suave, con sensaciones energéticas y motivadoras. Al fumar o vaporizar sus flores, deleitan tu paladar con sabores a fresa y frutas tropicales.

Purple Haze: esta cepa de dominancia sativa, con un gran palmarés de premios, es fruto del amor entre variedades Purple y Haze. Contiene niveles elevados de THC, que contribuyen a un colocón creativo y cerebral. Sus flores emanan un aroma dulce, fresco y tropical.

Referencias

  1. ^ Science Direct, Investigating volatile compounds in the vapour phase of (1) a hot water infusion of rhizomes, and of (2) rhizomes of Siphonochilus aethiopicus using head space solid phase microextraction and gas chromatography with time of flight mass spectrometry, recuperado November-16-2018
    Enlazar
  2. ^ NCBI, Chemical composition and anti-inflammation activity of essential oils from Citrus unshiu flower., recuperado November-16-2018
    Enlazar
  3. ^ NCBI, Anticonvulsant activity and chemical composition of Artemisia dracunculus L. essential oil., recuperado November-16-2018
    Enlazar