Reseña: vaporizador Crafty


Reseña: vaporizador Crafty

Reseña: vaporizador Crafty

Fabricante: Storz & Bickel
País: Alemania
Garantía: 2 años

El fabricante de vaporizadores Storz & Bickel produce dispositivos de excelente calidad para vapear tu hierba favorita. Uno de estos vaporizadores es el Crafty, un modelo portátil con sistema de calentamiento por conducción y convección.

El término "portátil" se utiliza ampliamente en esta industria, tal vez demasiado. Los consumidores interesados en adquirir un vaporizador realmente portátil buscan tres cosas: potencia, comodidad y facilidad de uso. ¿Cumple el Crafty con estos tres requisitos?

El Crafty cuesta más de 200 euros, por lo que no es un vaporizador en el que se vaya a invertir tanto dinero sin saber todo lo que ofrece. Para quienes buscan un vaporizador listo para la acción y que no les limite, el Crafty mantiene un buen ritmo y no es nada complicado. Al fin y al cabo, es de una marca famosa por sus vaporizadores fáciles de usar.

Artículo relacionado

¿CÓMO FUNCIONA EL VAPORIZADOR CRAFTY?

¿cómo funciona el vaporizador crafty?

El Crafty es uno de los vaporizadores más simples del mercado. No tiene pantalla ni botones de más/menos, únicamente un botón para controlar todo.

Tras llenar la cámara, a la que se accede desenroscando la parte superior del dispositivo, enciende el Crafty manteniendo el botón pulsado hasta que veas una luz LED roja parpadeante. Cuando esté listo para la acción, la luz se pondrá verde. Para activar el modo Boost, pulsa dos veces el botón, y la temperatura pasará de 185 a 195 grados centígrados. Después de un minuto, el dispositivo se apagará automáticamente, salvo que pulses el botón para alargar la sesión durante 60 segundos más.

El Crafty también viene con una aplicación Bluetooth que permite personalizar la temperatura entre 40 y 210 grados centígrados directamente desde tu teléfono móvil. La vibración y el nivel de luz también se pueden ajustar por medio de la app. Aparte de esto, no es nada sofisticado.

Esto es lo que viene en la caja del vaporizador Crafty:

  • Vaporizador Crafty
  • Adaptador de corriente y cable USB
  • Instrucciones
  • Dispositivo de llenado
  • Grinder de hierba
  • Cápsula dosificadora
  • Cepillo de limpieza
  • Filtros de recambio
  • Anillos de sellado de recambio
  • Almohadilla para líquidos

LO BUENO

Lo mejor del Crafty es que es un auténtico vaporizador portátil. Es fácil de usar, tiene un cuerpo resistente de tamaño bolsillo, y está construido para durar. Y por cierto, la duración de la batería del Crafty (de ion de litio) es excepcional. Con una carga completa, el Crafty se puede usar durante 90 minutos.

También se puede vapear mientras el Crafty está cargando. Este dispositivo ahorra tiempo de vida útil gracias a su función de apagado automático tras 60 segundos de inactividad, lo que también se puede cancelar simplemente pulsando un botón.

Otra característica que hace del Crafty un vaporizador de alta calidad es su vapor suave y fresco. Este dispositivo dispone de una unidad de refrigeración integrada en la boquilla que produce un vapor menos fuerte y con más sabor.

LO MALO

El Crafty no tiene ningún aspecto negativo, aparte del precio. Puede costar más de 250€, así que no se ajusta a todos los presupuestos. Pero es un aparato que prácticamente dura toda la vida, algo que hay que tener en cuenta. ¿Prefieres pagar mucho dinero una sola vez por un vaporizador que te siga el ritmo? ¿O invertir continuamente en vaporizadores baratos que no funcionan ni la mitad de bien?

CONCLUSIÓN

Conclusión

Gracias a su facilidad de uso, el Crafty es ideal para quienes buscan un dispositivo fiable para vapear fuera de casa. Si quieres un vaporizador de lujo con un gran nivel de personalización, el Crafty no es para ti.

El Crafty es perfecto para vapear mientras se llevan a cabo las tareas domésticas, o cuando tienes planes para hacer lo que más te apetece, desde salir en mountain bike hasta un paseo por el parque. No es un dispositivo que se rompa fácilmente, pero si por casualidad resultara dañado, está cubierto por una garantía de 2 años.