Cómo decidir qué vaporizador es el más adecuado


Cómo decidir qué vaporizador es el más adecuado

Para encontrar el vaporizador que mejor se adapte a tus necesidades, hazte estas preguntas. Las respuestas limitarán tus opciones y te será mucho más fácil escoger uno.

¿QUÉ PRESUPUESTO TIENES?

Este es probablemente el principal factor a la hora de decidir qué vaporizador comprar, porque casi todo lo demás es cuestión de preferencias personales. Los precios van desde menos de 50€ por un vaporizador bolígrafo pequeño y con batería, parecido a cigarrillo electrónico, hasta más de 500€ a cambio de un dispositivo de escritorio de gran potencia.

Ten una idea clara de cuánto puedes gastar sin arruinarte. No importa cuántas investigaciones lleves a cabo antes de comprar, siempre existe la posibilidad de que el primer vaporizador que elijas no te convenza y quieras probar otro.

¿PORTÁTIL O DE ESCRITORIO?

Si sueles vapear fuera de casa o piensas mover tu dispositivo con frecuencia, lo mejor es un vaporizador portátil. Los dispositivos de escritorio pueden ser demasiado voluminosos y difíciles de transportar. Además, casi todos hay que enchufarlos para que funcionen. Como regla general, los vaporizadores portátiles también son más asequibles que los de mesa.

Por otro lado, los vaporizadores de escritorio suelen ofrecer caladas más fuertes y constantes, y tienden a durar más que los de mano. Un dispositivo estacionario de calidad puede proporcionarte años de uso sin problemas de mantenimiento.

¿FLORES, EXTRACTOS O AMBOS?

¿FLORES, EXTRACTOS O AMBOS?

Algunos dipositivos solo vaporizan flores secas. Otras, solo concentrados. Si deseas consumir las dos sustancias pero no quieres comprar dos vaporizadores, busca uno que pueda usarse con ambas. Algunos ofrecen esta opción nada más sacarlos de la caja, pero otros necesitan ciertos accesorios adicionales.

Comprueba siempre qué tipo de sustancias puedes usar con un vaporizador antes de comprarlo. Es fácil dejarse llevar por un precio atractivo, unas características interesantes, o un diseño elegante. Si no tienes cuidado, te llevarás una gran decepción cuando veas que no tienes nada para utilizarlo.

¿QUÉ TIPO DE MATERIAL?

Se supone que vaporizar es más saludable que fumar, pero puede que no sea así si tu vaporizador está fabricado con un material peligroso que libera sustancias tóxicas cuando se expone al calor. Ten especial cuidado con los vaporizadores que tienen partes de plástico cerca de la unidad calefactora. Cuando se exponen al calor, algunos plásticos emiten BPA u otros gases perjudiciales para el cuerpo humano.

Algunos metales no son tan resistentes al calor como se podría pensar, se pueden oxidar y liberar sustancias carcinógenas en el vapor.

Evita productos hechos de plástico, aluminio y aleaciones metálicas. Los materiales que se consideran seguros son la cerámica, el vidrio, el acero inoxidable de grado médico y el titanio de grado 1 y 2. También deberás asegurarte de que el vaporizador esté fabricado por una marca de confianza, para que puedas confiar, hasta cierto punto, en la información que proporcionan sobre su producto.

¿CONVECCIÓN O CONDUCCIÓN?

Ahora es cuando la cosa se pone técnica. Los vaporizadores calientan el material de dos formas distintas, cada una con sus pros y sus contras, y la que elijas se deberá principalmente a una preferencia personal.

En el caso de la conducción, el elemento calefactor está en contacto con el material que se va a vapear, lo que a veces causa una ligera combustión.

Los vaporizadores de conducción suelen ser más baratos, y sus defensores aseguran que consiguen un sabor más rico con este tipo de dispositivo. Sin embargo, la conducción es mucho más propensa a quemar el material vegetal. Esto hace que los vaporizadores de conducción sean una especie de opción híbrida entre fumar y vapear.

Los vaporizadores de convección tienden a ser más caros, pero producen un vapor auténtico forzando el aire caliente alrededor del material, que funde la resina de la hierba seca o derrite los extractos, creando vapor. El sabor es más suave, y gente que apenas suele fumar, podrá inhalar este vapor sin toser. Se trata de una experiencia muy agradable que no tiene nada que ver con fumar.

Si vapeas cogollo seco, podrás ver claramente la diferencia cuando vacíes la cámara de la hierba. Los residuos de un vaporizador de conducción quedan mucho más oscuros y secos que al principio. La hierba consumida con un vaporizador de convección tiene casi el mismo aspecto que recién sacada del grinder. Aún verde, aunque más apagado, y un poco esponjosa.

Si vapeas concentrados, no te quedarán muchos residuos para comparar, y notarás menos la diferencia.

¿QUIERES CONTROLAR LA TEMPERATURA?

¿QUIERES CONTROLAR LA TEMPERATURA?

Si te interesa simplificar las cosas, opta por un vaporizador “plug and play” con una temperatura predefinida de unos 180ºC. Su configuración automática vaporiza la hierba sin necesidad de que el usuario intervenga. Simplemente enciéndelo y deja que haga su trabajo. No hay nada de malo en ello, y puede reducir costes.

Además, la capacidad de controlar la temperatura te permite empezar por abajo para obtener un mejor sabor de tu hierba. Y a medida que la potencia del vapor va disminuyendo, podrás aumentar el calor y aprovechar hasta la última gota de THC de tus cogollos.

Si tu dispositivo se puede usar tanto con concentrados como con flores, el control de la temperatura es especialmente importante. La mayoría de extractos necesitan altas temperaturas para producir una vaporización eficaz.

OTROS ASPECTOS A TENER EN CUENTA

La mayoría de los vaporizadores son eléctricos, como tu ordenador o smartphone. Esto significa que hay que pensar en la garantía, el servicio al cliente y la fiabilidad, antes de comprar uno.

Escoge una marca con buena reputación, que respalde su producto y respete la garantía. Echa un vistazo a los comentarios de internet, prestando especial atención a los foros de usuarios. Si ves que mucha gente ha tenido problemas con sus vaporizadores durante el período de garantía sin que se les haya proporcionado una solución satisfactoria, piénsatelo dos veces antes de comprar ese producto. También deberás tomarte con una pizca de escepticismo los comentarios positivos.

A medida que los vaporizadores se hacen más populares y caros, aparecen más imitaciones baratas. Si ves que una oferta es demasiado buena para ser verdad, haz lo que debas para asegurarte de que estás comprando un producto legítimo.

TIPOS DE VAPORIZADORES

Cada vez hay más modelos y marcas nuevas, pero los principales tipos de vaporizadores son los siguientes:

CARTUCHOS PRECARGADOS

CARTUCHOS PRECARGADOS

Si tienes cerca un dispensario de cannabis que los vende, los cartuchos precargados son una excelente forma de vapear. Son baratos y vienen con distintas potencias, sabores y ajustes.

El cartucho está lleno de un concentrado, por lo general aceite, pero a veces también wax, que se coloca encima de la batería. Puedes comprar un vaporizador desechable de un solo uso con cartucho y batería integrada, que se recarga por 20€ o menos, o te puedes gastar un poco más y comprar una batería recargable que se atornilla a los cartuchos nuevos.

Los vaporizadores de cartuchos precargados eliminan un montón de conjeturas. Muestran su potencia y efecto en la etiqueta, y vienen con fórmulas tradicionales o ricas en CBD. Algunos tienen un botón que se pulsa cuando estás listo para usarlos; otros se encienden automáticamente al inhalar.

VAPORIZADORES BOLÍGRAFO RECARGABLES

VAPORIZADORES BOLÍGRAFO RECARGABLES

Los vaporizadores bolígrafo tienen dos partes principales: una batería recargable y la unidad calefactora. Cuando se montan, tienen un aspecto muy parecido al de un bolígrafo ancho. La mayoría son del tamaño de un puro. Y tienen distintos precios, aunque muchos están disponibles por 50€ o menos. Al ser tan baratos, la garantía no suele ser un problema, y muchas empresas directamente ofrecen reemplazos en cuanto reciben un aparato que no funciona.

Si fumas principalmente hierba seca, es mejor que evites los vaporizadores bolígrafo. Algunos se anuncian como especialmente diseñados para hierbas, pero no parecen tener la potencia necesaria para fundir la resina de los cogollos sin quemarlos. Otros no parecen hacer mucho de nada. Sin embargo, funcionan muy bien con todo tipo de concentrados.

Con los vaporizadores bolígrafo, se usa un "dabber" para colocar una minúscula cantidad de extracto sobre la bobina. Se pulsa un botón para calentarla, y el vapor se forma en la cámara, desde donde se inhala. Se trata claramente de calor producido por conducción. Si no la quema, la bobina pronto estará cubierta de un residuo pegajoso que tendrás que limpiar, a menos que la sustituyas por otra.

Las bobinas son la parte más importante de los vaporizadores bolígrafos, así que busca una de calidad. Las de titanio son bastante buenas, pero las de cerámica calientan mejor y están consideradas como la opción más saludable.

VAPORIZADORES DE MANO O PORTÁTILES

VAPORIZADORES DE MANO O PORTÁTILES

Los vaporizadores portátiles aúnan la comodidad de un vaporizador bolígrafo con la potencia de uno de mesa. Los modelos más fiables empiezan a partir de unos 150€ y llegan a más de 300€. La mayoría están alimentados por una batería fuerte y recargable, pero otros utilizan butano como fuente de calor.

El Crafty de Storz & Bickel es uno de los vaporizadores portátiles más populares del momento. Es lo bastante pequeño como para caber en un bolsillo, y tiene un montón de potencia para la hierba seca, pero también vaporiza concentrados. Este dispositivo solo tiene un botón, y la mayoría de sus funciones se controlan con una aplicación.

Se calienta por conducción, pero una vez que alcanza la temperatura elegida, se transforma en calor por convección. Un uso frecuente gastará la batería muy rápido, pero el Crafty se puede recargar fácilmente en cualquier lugar con un cable micro USB; y la tecnología pass-through funciona siempre que la batería no caiga por debajo del 20%.

Por detrás del Crafty, se encuentra el PAX 3. Este modelo actualizado tiene ahora un accesorio para concentrados, por lo que se puede usar con mucho más que hierba seca. Al igual que con el Crafty, se puede controlar la temperatura. Cuando la batería del PAX 3 está completamente vacía, tarda unos 100 minutos a cargarse. Lo que proporciona otros 100 minutos de uso.

VAPORIZADORES ESTACIONARIOS O DE ESCRITORIO

VAPORIZADORES ESTACIONARIOS O DE ESCRITORIO

Si sueles vapear en casa, lo mejor es un vaporizador de escritorio, siempre que te lo puedas permitir. Sus precios están bajando a medida que se lanzan modelos nuevos, pero siguen siendo la opción más cara.

El Volcano de Storz & Bickel es un vaporizador de fabricación alemana tan bueno, que la mayoría de coffeeshops holandeses los ofrecen para que los usen sus clientes. Se trata de un aparato robusto que funciona con calor por convección, puede utilizarse con cogollos secos y concentrados, y tiene una garantía de 3 años. Apenas necesita mantenimiento, aparte de cambiar los globos que capturan el vapor, y hay un montón de reseñas que hablan de 10 años o más de uso continuado casi sin problemas. Los precios van desde unos 500€ por la versión clásica hasta casi 700 por el modelo digital.

Si el Volcano está fuera de tu presupuesto, echa un vistazo al Arizer Extreme, que cuesta menos de la mitad y también utiliza un sistema de globos para atrapar el vapor, pero tiene algunas mejoras. El mando a distancia puede resultar innecesario, pero el tubo que trae te será de gran utilidad en caso de que la última bolsa se rompa en mitad de una sesión. Mientras el Volcano dispone de una rejilla de malla para concentrados, el Arizer viene con un recipiente de vidrio para "aromaterapia", que funciona como el clavo de un rig para dabs. Esto solo, hace que merezca la pena tener en cuenta esta opción.

Si no te gusta el sistema de bolsas del Volcano, puedes optar por el Vapexhale EVO. Otro vaporizador de convección con una garantía de 3 años. El kit básico viene con el accesorio de vidrio de tu elección, para que sea más como un bong. Los precios comienzan a partir de 375€.

Artículo relacionado

RESUMEN

No hay duda de que vaporizar es más sano que fumar, y que proporciona una experiencia mucho más placentera para la mayoría de consumidores de cannabis; siempre que se opte por un producto que funcione. Pero elegir el vaporizador adecuado no es una tarea fácil.

Tómate tu tiempo, investiga y haz un montón de preguntas cuando hayas limitado tus opciones. Podría parecer un trabajo arduo, pero merece la pena encontrar el vaporizador que mejor se adapta a tus necesidades.