5 Cosas que puedes hacer ante una sobredosis de comestibles


5 Cosas que puedes hacer ante una sobredosis de comestibles

Puede sucederle a cualquiera, hasta a los más experimentados. A veces el ciego es demasiado abrumador. En especial cuando te excedes con los comestibles; no es para nada divertido. Los comestibles son geniales para medicarse o para consumir THC, pero muchos los subestiman y comen demasiados.

Pueden tener diferentes concentraciones, por lo que un trozo de un comestible no es igual al de otro. Además, pueden tardar entre 45 minutos y 2 horas en hacer efecto, ya que el THC y los otros cannabinoides llegan al torrente sanguíneo a través del aparato digestivo.

Por eso es importante prestar mucha atención a la potencia de cada comestible antes de ingerirlo. Lee la etiqueta, pregunta en el dispensario, pregúntales a tus amigos, simplemente asegúrate de saber qué vas a consumir. Luego, sé paciente y espera el tiempo indicado antes de comer más.

Sin embargo, si tú o un amigo habéis comido demasiado, te traemos una lista de cosas que puedes hacer para volver al planeta Tierra.

1. RELÁJATE E INTENTA TRANQUILIZARTE

RELÁJATE E INTENTA TRANQUILIZARTE

Si comiste demasiados dulces cargados de THC, no vas a morir ni necesitarás tratamiento médico. El tiempo todo lo cura, incluso sin hacer nada. Con eso dicho, calmarte, relajarte y tranquilizarte te ayudará a sentirte mejor.

Los efectos del consumo excesivo de cannabis pueden incluir un aumento en la frecuencia cardíaca, ansiedad, paranoia, tiempos de reacción reducidos y, en casos poco comunes, alucinaciones leves. Piensa que es todo efecto de la hierba y te sentirás mejor tarde o temprano.

Respira hondo varias veces e intenta alguna de estas actividades para pasar el tiempo:

  • Relájate con un baño caliente
  • Ponte tu película favorita
  • Acuéstate y duerme hasta que se te pase
  • Escucha tu música preferida
  • Enciende una vela aromática si te hace sentir bien

Hagas lo que hagas, no intentes hacer que el ciego desaparezca. Eso solo empeorará las cosas.

2. HIDRÁTATE Y COME ALGO

Fumar marihuana te dejará la boca seca y te dará hambre. Los comestibles pueden hacer el mismo efecto. Si comiste demasiados comestibles, la deshidratación solo empeorará la situación. Para hidratarte, elige agua o una bebida isotónica. Las bebidas cafeinadas te deshidratarán más, y el alcohol potenciará el efecto del THC.

El THC es soluble en grasas, por lo que comer algo sencillo, fácil de preparar, puede ayudarte a limpiar un poco tu sangre, aunque no existen investigaciones que respalden esa hipótesis. Y si no funciona, el hecho de comer o beber puede distraerte y ayudarte a sentirte más lúcido. Por algo se le suele llamar “comida reconfortante”.

3. LOS GRANOS DE PIMIENTA NEGRA PUEDEN DISMINUIR EL EFECTO

LOS GRANOS DE PIMIENTA NEGRA PUEDEN DISMINUIR EL EFECTO

Si no sueles tener granos de pimienta negra en tu casa, te recomendamos comprar y guardar por cualquier emergencia. Olerlos es suficiente para calmar la ansiedad y la paranoia. Si eso no da resultado, masticarlos funciona de maravilla contra colocones descontrolados. Inténtalo, te prometemos que funciona y las investigaciones lo respaldan.

¿No crees en la magia? Te traemos tu dosis diaria de ciencia. Al igual que la marihuana, la pimienta negra contiene terpenos que se unen a los receptores endocannabinoides en el cerebro. Cuando la pimienta se une a esos receptores, impide la interacción con el THC. A medida que el cerebro deja de interactuar con el THC, el ciego empieza a desvanecerse. ¿Ves? ¡Ciencia!

El limoneno de los limones y el pineno en los piñones producen un efecto similar.

4. AGÓTALO

¿Tus pensamientos no te dejan relajarte? En lugar de resistirte, levántate y haz algo. No conduzcas ni operes maquinaria pesada hasta que estés sobrio. Mientras te mantengas en un entorno conocido y no estés mareado, puedes ir a correr, a caminar o hacer yoga.

El ejercicio es una gran distracción, y, además, el mismo proceso químico responsable del famoso subidón del corredor puede aliviar un ciego descontrolado. El ejercicio hace que el cuerpo produzca un endocannabinoide llamado anandamida que puede ayudar de la misma manera que los granos de pimienta negra. Además, la agitación y la circulación de sangre ayudan a acelerar la capacidad del cuerpo de eliminar el THC del organismo.

5. EL CBD ES COMO UN ANTÍDOTO CONTRA EL THC

La ciencia y la experimentación han demostrado que el CBD contrarresta directamente el efecto del THC. El cannabis con bajo contenido de CBD y elevado de THC produce un ciego más cerebral. A medida que el contenido de CBD aumenta en relación con el de THC, ocurre lo opuesto. El efecto se vuelve más sedante y físico, y mucho menos psicoactivo.

Si te sientes agobiado por el ciego, intenta consumir un poco de aceite de CBD. También puedes ingerir un comestible que tenga fundamentalmente CBD, pero tardará horas en disminuir el efecto del comestible anterior. Es mejor que tengas aceite de CBD a mano para esas ocasiones. Si no vives cerca de un dispensario, está disponible de manera legal para pedir por internet en muchos países y estados.