¿Por qué la marihuana afecta a cada persona de forma distinta?


¿Por qué la marihuana afecta a cada persona de forma distinta?

Imagina el siguiente escenario: tú y unos amigos estáis disfrutando de una fumada junto a una hoguera en la playa. Lías un porro enorme, lo enciendes, le das un par de caladas, y se lo pasas a la persona de al lado.

El porro da la vuelta completa al círculo y todos estáis bastante contentos. Pero, de pronto, notas que, aunque tú te encuentras bien, el resto tienen la mirada perdida, se están tronchando de risa o parecen asustados. Y empiezas a preguntarte: "¿Estaré fumando demasiado últimamente? ¿O son ellos, que no son capaces de gestionar el subidón?".

Está claro que se trata de algo más que una cuestión de veteranos vs aficionados, y tiene una explicación científica. Así que no te preocupes. Si lees hasta el final de este artículo, encontrarás la respuesta a por qué la marihuana afecta a cada persona de manera diferente.

¿CÓMO AFECTA LA MARIHUANA AL CUERPO Y LA MENTE?

Vamos a responder a esta pregunta profundizando un poco más en el sistema endocannabinoide. Todos los seres humanos tienen este conjunto de receptores diseminado por todo el sistema nervioso. Estos receptores se unen o interactúan con cannabinoides como el THC o el CBD.

El SEC tiene dos receptores claves: CB1 y CB2. El papel principal de los receptores CB1 es regular el circuito de recompensa del cerebro. En lo que respecta al consumo de cannabis, el CB1 también influye de forma directa en la transmisión de dopamina (de ahí el efecto eufórico que sentimos después de fumar).

Los receptores CB2, por otro lado, se ocupan principalmente de las respuestas inmunológica e inflamatoria. Una vez activado, el CB2 ayuda al cuerpo a lograr un estado más relajado, sin afectar a la capacidad de funcionamiento.

Por lo tanto, en pocas palabras, los receptores CB1 están relacionados con la función cerebral, mientras que los CB2 tienen más que ver con la inmunidad y las respuestas físicas.

NOTRE SYSTÈME ENDOCANNABINOÏDE

¿POR QUÉ LA MARIHUANA AFECTA A LA GENTE DE FORMA DISTINTA?

El dicho "cada loco con su tema", no podría ser más acertado en lo referente al cannabis. Algunas personas disfrutan de su primera experiencia con la hierba lo suficiente como para querer más, mientras que otras no pueden decir nada positivo sobre lo que han sentido.

ESTUDIOS SOBRE POR QUÉ EL CANNABIS AFECTA A CADA PERSONA DE MANERA DISTINTA

Todo tiene que ver el núcleo accumbens, una región del hipotálamo. Cuando interviene el THC, la actividad neural del NAc provoca unos efectos parecidos a la psicosis. También hay otras neuronas relacionadas con unos efectos gratificantes.

La forma en que una persona reacciona al subidón del cannabis, depende en gran medida de la región del cerebro que se active al fumar. Por eso, algunas personas sienten una afinidad tan fuerte por la marihuana, que acaba convirtiéndose en una parte importante de sus vidas.

Y luego está la otra cara de la moneda, la gente que asocia fumar hierba con la paranoia, las alucinaciones y otros efectos desagradables. En su mayor parte, todo esto tiene que ver con la suerte que has tenido en el sorteo de la genética.

¿QUÉ HACE QUE EL SUBIDÓN DE LA MARIHUANA SEA UNA EXPERIENCIA POSITIVA O NEGATIVA?

Aunque la genética influye en la experiencia general, hay dos factores importantes que también hay que tener en cuenta: el estado de ánimo de la persona, y el ambiente (es decir, la situación y el entorno). Tu estado de ánimo y tus percepciones, junto a la cantidad de THC consumida, contribuirán a que la experiencia sea positiva o negativa.

El tipo de variedad también influye. Además del THC, el CBD y otros cannabinoides, se cree que los terpenos aromáticos también contribuyen al subidón, razón por la que algunas cepas te afectan de forma distinta a otras. Algunas pueden proporcionarte un colocón perfecto, mientras que otras podrían ser demasiado abrumadoras. Para conocerte mejor, haz un seguimiento de tu consumo y observa lo que ocurre con ciertas variedades. De esta forma, tendrás una idea más precisa cuando llegue el momento de fumar.

¿QUÉ HACE QUE LA GENTE REACCIONE DE FORMA DIFERENTE AL CANNABIS?

Vamos a profundizar un poco más en esto. Aquí tienes varios factores personales que afectan a la interacción de la persona con la marihuana, seguidos de otros no personales. Y, dado que todos somos diferentes, todos ellos variarán de una persona a otra.

GENÉTICA

Ya hemos visto cómo influye la genética en el efecto general de la marihuana. Pero aquí tienes algunas cifras concretas: en Estados Unidos, por ejemplo, un 20% de la población adulta presenta una mutación genética. Para algunas de estas personas, eso significa un aumento en el nivel de endocannabinoides del cuerpo.

Si perteneces a este sector demográfico, tienes menos probabilidades de experimentar la ansiedad que provoca el consumo de THC. Pero, debido al alto nivel de cannabinoides que hay en tu cuerpo, es posible que tengas una reacción más limitada tanto al CBD como al THC. En el otro extremo, hay gente con un nivel bajo de endocannabinoides (también conocido como tono endocannabinoide bajo). Estas personas presentan una mayor predisposición a experimentar los efectos psicotrópicos del THC.

Además de la ausencia de paranoia, este nivel bajo de endocannabinoides tiene otra ventaja. Dado que no hay que consumir tanto cannabis para colocarse, también se gasta menos en cogollos, lo que a la larga ahorra bastante dinero.

SELON LA SCIENCE, DES MUTATIONS DANS NOTRE ADN PEUVENT PROVOQUER DES DIFFÉRENCES SUBTILES

BIOQUÍMICA

Como su nombre indica, la bioquímica estudia los procesos químicos de los seres vivos, que, al igual que la genética, varían de persona a persona.

Cada vez que ingerimos diferentes compuestos, ya sea cannabis, cafeína o alcohol, nuestros cuerpos reaccionan de forma diferente. Nuestra bioquímica también cambia con el paso del tiempo, en función de la genética, la dieta, el estilo de vida, la exposición al estrés, las enfermedades y ciertos hábitos.

Los endocannabinoides, por ejemplo, se producen en presencia de ácidos grasos omega-3. Si a tu dieta le faltan estos ácidos, tu sistema endocannabinoide funcionará con menos eficiencia. Esto podría dar lugar a un subidón de THC más intenso, así como a episodios leves de ansiedad y psicosis.

SEXO Y HORMONAS

Las hormonas también influyen en la forma en que experimentamos la marihuana. Los hombres, por ejemplo, tienen más probabilidades de que los munchies les afecten más fuerte, en comparación con las mujeres. Por su parte, las mujeres no necesitan consumir tanto para sentir el efecto calmante de la hierba.

Aquí tienes otro dato curioso: las mujeres se vuelven menos sensibles a los efectos del THC en comparación con los hombres. El momento del mes en el que se consume la hierba también puede influir en el colocón que experimentan las mujeres.

Fascinante, ¿no crees?

TOLERANCIA

El puntillo que sientes con tu primer Negroni no será igual que después del tercero, cuarto o quinto. Al igual que cuando se empieza a andar en bici, con el tiempo se aprende a controlarla mejor y a lograr el equilibrio para no caerte.

Este mismo concepto se puede aplicar al consumo de cannabis. Fumar un poco más que en la fumada anterior, hará que tu cuerpo tenga una mayor tolerancia a los efectos. Y, dado que el nivel de THC de las variedades actuales es mucho mayor, tu organismo se acostumbra antes.

Si notas que cada vez te colocas menos con el cannabis, prueba a cambiar de método de consumo. Puedes tomar comestibles durante una semana en vez de fumar.

O mejor aún, opta por un período breve de abstinencia. Dale a tu cuerpo al menos un mes de descanso, y después vuelve a la carga. Ya conoces el dicho: "la ausencia es al amor lo que el fuego al aire, que apaga el pequeño y aviva el grande".

SALUD GENERAL

Todo tiene que ver con la bioquímica. Digamos que padeces un trastorno psicológico crónico caracterizado por síntomas como la ansiedad y la paranoia. A diferencia de las personas que no lo sufren, tu cuerpo se ve obstaculizado por esta complicación, y como resultado, interactúa con la marihuana de forma distinta.

En este caso, el consumo de cepas ricas en THC podría agravar tu situación. En resumen, si tienes una afección subyacente, y especialmente si afecta al estado de ánimo y/o la cognición, es posible que quieras replantearte el consumo de cannabis. Y, dado que vivimos en la era de la legalización, lo bueno es que puedes consultarlo con tu médico.

PREDISPOSICIÓN MENTAL

El consumo de marihuana da lugar a experiencias que alteran la mente y que podrían cambiar tu vida. Eso es un hecho. Pero la forma en que lo enfoques de antemano, determinará en gran medida si vas a disfrutar o no.

Si lo haces con una actitud positiva y una buena dosis de moderación, es muy posible que consigas el efecto que se suele esperar. Pero si lo enfocas con mucha negatividad, lo más probable es que el colocón sea desagradable o, en peor de los casos, catastrófico.

Nuestro consejo: si tiendes a ser pesimista en casi todo, rodéate de gente maja, pon música agradable, y hazlo en un ambiente relajante. Y prepárate para un subidón que no olvidarás.

FACTORES NO PERSONALES QUE INFLUYEN EN EL EFECTO DE LA MARIHUANA

• Nivel de THC (cuanto más alto sea, más te colocarás)
• Contenido cannabinoide y terpenoide de la cepa elegida
• Cantidad de marihuana consumida
• Método de consumo (p. ej. los comestibles y los dabs pegan mucho más fuerte que un porro)

¿SE PUEDE CAMBIAR LA FORMA EN QUE TE AFECTA EL CANNABIS?

Absolutamente. Si crees que tus colocones se están volviendo un poco monótonos, prueba lo siguiente:

• Experimenta con distintas variedades

No todas las cepas son iguales. Algunas tienen demasiado THC para los novatos, mientras que otras son más equilibradas y contienen CBD y/o distintas proporciones de terpenos. Así que investiga por tu cuenta para ver cuáles te sientan mejor.

• Adopta el estado de ánimo adecuado

Hemos hablado brevemente sobre tener la predisposición mental adecuada antes de fumar. Pero el ambiente que te rodea también ayuda mucho. Rodéate de gente maja, música agradable y un entorno positivo en general. Si haces esto, no hay duda de que tendrás una experiencia inolvidable.

• Déjate llevar

Si vas a fumar por primera vez, intenta disfrutar del momento. Incluso si empiezas a asustarte, no lo pienses mucho y déjate llevar. Si estás con gente en la que confías, estarás en buenas manos.

Con este artículo sobre cómo la marihuana afecta a cada persona de manera distinta, y algunos consejos para hacer que la experiencia sea más agradable, esperamos que tu próxima fumada os proporcione a ti y a tus amigos los efectos positivos que buscáis, sin ninguno de los inconvenientes.