Guía con 12 consejos para dabbear por primera vez


Guía con 12 consejos para dabbear por primera vez

Dabbear puede ser increíblemente divertido, y tu primera vez es algo que nunca olvidarás. Pero tu primer dab puede ser complicado si no conoces el proceso. Aunque es más fácil de lo que parece, hay algunos trucos y consejos que deberías tener en cuenta. Te explicamos cada uno de estos consejos para que puedas hacerlo bien desde el principio.

Para un fumeta, hay pocos momentos más intimidantes y emocionantes que fumar su primer dab. El uso de sopletes, concentrados y artilugios de vidrio extraños hace que parezca un experimento científico. Pero, aunque esto haga que el dabbing sea más emocionante, también puede hacer que la gente se sienta nerviosa si nunca lo ha hecho antes.

Estamos aquí para decirte que no es tan difícil como parece. Con un poco de práctica, los pasos adicionales requeridos te saldrán de forma natural. Así que, para ayudarte a dominar rápidamente el arte de dabbear cannabis, hemos recopilado algunos consejos que debes tener en cuenta.

12 CONSEJOS PARA DABBEAR POR PRIMERA VEZ

Ahora bien, aunque no es complicado, dabbear concentrados no es tan sencillo como fumar una cazoleta con cogollos. Es cierto que ambos métodos comparten similitudes y la esencia es la misma. Pero el orden de algunos pasos varía, y el proceso también parece bastante diferente en esos pasos.

Dicho esto, tenemos algunos consejos que deberías tener en cuenta antes, durante y después de dabbear.

ANTES DE DABBEAR

Probablemente estarás deseando fumar tu primer dab, pero es importante que antes tengas en cuenta estos consejos.

OBSERVA A UN EXPERTO

Obviamente, no podrás imaginarte cómo es tomar un dab a no ser que veas a un experto hacerlo frente a ti. Explicaremos el proceso más abajo, pero observarlo en persona te ayudará a entender mejor lo que te contamos.

Una cosa es que te digamos "medir un dab", pero otra muy distinta es ver cómo se hace. Lo mismo ocurre con el proceso de calentar el rig, tomar el dab y limpiar el material. Si observas a un amigo hacer estas cosas, lo entenderás mucho mejor desde el principio; y si esto no es posible, puedes ver algún vídeo en YouTube que muestre a alguien dabbeando.

MANTÉN LAS COSAS LIMPIAS Y UTILIZA UNA ESTERILLA

A diferencia de fumar, el dabbing no implica cenizas, boquillas o chustas, por lo que el proceso es mucho más limpio en algunos aspectos. Dicho esto, el hecho de usar concentrados aceitosos y cerosos significa que las cosas pueden ensuciarse y volverse pegajosas si no tienes cuidado.

UTILIZA UNA ESTERILLA PARA NO ENSUCIAR LA MESA

Para evitar las situaciones pegajosas desde el principio, te sugerimos poner una alfombrilla de silicona sobre la superficie donde dejas el material para dabbear.

Colocar el dabber recién usado sobre la mesa podría provocar algún arañazo o mancha, pero usando una alfombrilla evitarás ese problema. Incluso si se derramara el wax o aceite, la mayoría de alfombrillas para dabs hacen que sea fácil recuperar el producto.

USA UN TEMPORIZADOR

Uno de los principales errores que comete la gente al dabbear por primera vez es calentar el clavo durante demasiado tiempo, o durante poco tiempo. Si no se calienta lo suficiente, esto no supone un problema ya que aun así podrás dabbear (como explicaremos más adelante), aunque podría ser un inconveniente en algunos casos. Pero, si se calienta demasiado tiempo, puede dar lugar a un vapor extra caliente (básicamente humo) que irritará tu garganta y tus pulmones cuando lo inhales.

Para evitar esto, calcula el tiempo que tarda un experto en calentar el rig y en dejarlo enfriar. Luego, cuando consumas tu primer dab, utiliza un temporizador para asegurarte de alcanzar la temperatura adecuada.

PRUEBA UN DAB INVERTIDO O EN FRÍO

Ver a la gente toser tras fumar un dab caliente puede hacer que te sientas reacio a probarlo, pero hay una forma de evitar este problema. En lugar de calentar el clavo antes de poner el dab, puedes probar el "arranque en frío" también conocido como dab invertido.

Para hacer esto, solo tienes que poner el aceite en el clavo antes de calentarlo, colocar la tapa del carburador sobre la abertura, y empezar a calentar el dab. Inhala cuando empiece a evaporarse, y verás cómo el vapor es mucho más frío que el humo de los cogollos o el vapor a alta temperatura.

Si anteriormente solo habías dabbeado en caliente, puede ser difícil acostumbrarse al arranque en frío, pero si usas este método para tus primeros dabs te acostumbrarás mucho más rápido. Puedes usar cualquiera de los dos métodos, aunque es cierto que el dabbing estándar es un poco más fácil.

MIENTRAS DABBEAS

Con todo esto en mente, ¡por fin llega el momento de fumar tu primer dab! Ten en cuenta estos consejos mientras das tus primeros pasos en el mundo del dabbing.

EMPIEZA CON DABS PEQUEÑOS

Los concentrados de marihuana suelen contener entre un 65 y un 85% de THC, por lo que no necesitarás mucha cantidad para colocarte. Para empezar con algo sencillo, mide un dab cuyo tamaño sea la mitad o tres cuartas partes de un grano de arroz. Si esto te parece poco, puedes aumentar la cantidad la próxima vez.

Pero no te pases, ya que tomar dabs demasiado grandes no solo puede dañar tu garganta y pulmones, sino que puede provocarte un colocón excesivo. Y aunque realmente no hay nada malo en estar muy colocado (siempre y cuando se haga de forma responsable), será mejor si vas dando varias caladas pequeñas, en lugar de un gran dab.

Además, aunque sea una cuestión secundaria, los dabs más pequeños son más fáciles de manejar en las herramientas para dabs, reduciendo la posibilidad de que se caigan o derramen. Y en caso de derramarse, el hecho de tomar dabs más pequeños significa que no se echaría a perder tanto material de golpe.

EVITA CALENTARLO DEMASIADO

Esto va en la misma línea que el consejo del temporizador mencionado anteriormente, pero es importante destacar que sobrecalentar el dab no solo puede arruinarte la noche, sino también tu percepción sobre el dabbing en general.

En lugar de usar un temporizador, la mejor forma de evitar el sobrecalentamiento es fijarte en algunas señales visuales. Concretamente, deberías calentar la parte inferior del clavo hasta que la superficie esté al rojo vivo, dejar que se enfríe hasta que no esté roja en absoluto, esperar unos 5-10 segundos más, y finalmente dar unas caladas.

Por otro lado, si haces un dab invertido, como hemos comentado, evitarás completamente el problema del sobrecalentamiento.

¡NO FALLES AL PONER EL DAB EN LA CAZOLETA!

Por suerte, esto no debería pasar a menudo, pero cuando ocurra será molesto (porque ocurrirá; le pasa incluso a los mejores). Nos referimos a asegurarte de que el dab acabe dentro del clavo caliente.

Esto es un problema principalmente por la forma en que nuestra percepción de la profundidad se altera cuando dabbeamos. Dado que tu boca tiene que estar sobre la boquilla (para inhalar cuando el dab esté en la cazoleta), no puedes mirar dentro de la cazoleta mientras pones el dab; tu perspectiva se limita a un lado. Por tanto, haz el movimiento lentamente, asegurándote de no darle al lateral o errar completamente.

MANTENTE HIDRATADO/A

Tras fumar el dab, aunque hayas hecho un arranque en frío, imaginamos que te apetecerá beber un vaso de agua fría. ¡Sigue ese instinto!

Mantenerse hidratado es una parte fundamental para pasar un buen rato mientras dabbeas, como sucede al fumar hierba. Realmente, es aconsejable mantenerse hidratado al consumir cualquier droga, ya sea alcohol, marihuana o algún tipo de psicodélico.

Además de mantener la garganta fresca, la hidratación asegurará que tu cuerpo y tu cerebro estén listos para disfrutar del colocón. Al fin y al cabo, si no satisfaces una necesidad básica como la sed, acabarás preocupándote más por eso que por tu experiencia con los dabs.

NO TE QUEMES LAS MANOS CON EL RIG DE DABBING

Dado que normalmente usarás un soplete de butano al dabbear, debes tener en cuenta que todas las herramientas implicadas pueden estar muy calientes después de usarlas.

Obviamente, sobra decir que el soplete estará muy caliente, pero mucha gente no se plantea que el rig también puede causar quemaduras (a pesar de que toca el clavo caliente). Pero el propio clavo es el principal culpable de las quemaduras relacionadas con los dabs.

Verás, la llama de un soplete está caliente pero puedes apagarla rápidamente, y la llama no calienta el soplete (excepto la punta). Pero el clavo puede permanecer increíblemente caliente durante minutos después del último dab. También tiene una superficie mucho más amplia que el dabber o la punta del soplete, y probablemente esté situado en la mesa a la altura de los brazos.

Por tanto, es mejor que vigiles el rig y lo dejes enfriar fuera de tu alcance.

NE BRÛLEZ PAS VOS MAINS

DESPUÉS DE DABBEAR

Felicidades, ¡acabas de consumir tu primer dab! Cuando termines de darte palmaditas en la espalda (y de beber agua), ten en cuenta estos consejos esenciales.

LIMPIA EL CLAVO Y EL RIG

Dado que estarás poniendo concentrados en el clavo e inhalándolos a través del rig, no es de extrañar que queden residuos de aceite. Por suerte, es muy fácil limpiar el clavo: solo tienes que calentarlo sin nada en su interior. Deja que se ponga al rojo vivo y mantenlo así, asegurándote de calentar también los lados. No quedará perfectamente limpio, pero eliminar los residuos negros hará una gran diferencia.

En cuanto al rig, tendrás que dejarlo reposar en alcohol isopropílico, o conseguir un limpiador especial para rigs. Estos limpiadores pueden ser caros, pero son muy eficaces y no tienen un olor tan intenso. Ambos productos también pueden usarse para limpiar aún más el clavo (frío).

TÓMATE UN DESCANSO ENTRE LAS SESIONES DE DABBING

Del mismo modo que harías al fumar, deberías ir con calma y espaciar tus sesiones de dabbing. Para empezar, todo ese vapor calentado atravesando tu garganta empezará a doler después de un tiempo. Incluso si haces el arranque en frío, la irritación puede irse acumulando.

Hablando de acumulaciones, te sorprenderá la cantidad de THC que estás consumiendo. Tanto si tienes una tolerancia alta al THC como si no, los dabs contienen alrededor de un 75% de THC. Por tanto, podrías desplomarte antes de darte cuenta.

La garganta irritada y la incapacidad de funcionar correctamente pueden ser muy molestas, así que lo mejor es tomar un descanso entre cada calada, y entre cada sesión.

CUÍDATE

Siguiendo con el punto anterior, esos descansos también favorecen tu salud y tu relación con la marihuana. No es difícil ver por qué inhalar repetidamente vapor caliente durante días o semanas podría ser dañino para la salud. Los efectos podrían no aparecer al instante, pero la tos constante y la irritación de la garganta pueden llevar a todo tipo de problemas de salud.

Además, si te acostumbras demasiado a los dabs, con el tiempo podrían no producirte el mismo efecto. Como resultado, tendrías que consumir más cantidad, y esto podría llevar a los problemas mencionados anteriormente. Pero evitar todo eso es tan fácil como mantenerte hidratado/a y controlar la dosis y la frecuencia de tus dabs.

¡DABBEA CON CONFIANZA!

Esperamos que tengas presente estas recomendaciones cuando empieces a dabbear. Aunque estos consejos están dirigidos principalmente a los principiantes, vale la pena recordarlos cuando te conviertas en uno de esos "expertos" que antes observabas.

Más allá de esto, ¡esperamos que disfrutes de tus dabs de forma segura y con moderación!