Cómo limpiar un vaporizador


Cómo limpiar un vaporizador

Independientemente del precio de tu vaporizador, hay diversos pasos que puedes llevar a cabo para asegurarte de que tu dispositivo dure tanto como sea posible. Limpiándolo de forma habitual, evitarás que se acumulen residuos que causen daños a los elementos calefactores. Este proceso también ayuda a detectar si hay alguna pieza que necesita repararse o sustituirse.

En lo que respecta a los vaporizadores, por lo general recibes lo que pagas. Gastar menos en un dispositivo barato normalmente se traduce en una menor calidad, mientras que si pagas más, tendrás un vaporizador con más funciones y una vida útil más larga.

Existen muchos modelos distintos en el mercado, pero independientemente de cuál tengas, podrás aplicar los siguientes pasos de limpieza para prolongar la vida de tu dispositivo favorito.

CÓMO LIMPIAR UN VAPORIZADOR DE HIERBAS SECAS

CÓMO LIMPIAR UN VAPORIZADOR DE HIERBAS SECAS

Los vaporizadores de hierbas secas solo son compatibles con flores de cannabis sin procesar. A muchos usuarios les encanta la sencillez de este método, y afirman que tanto el sabor como el efecto son superiores.

Mantener limpio tu vaporizador de hierbas secas no solo te ayuda a prolongar su vida útil, también contribuye a mantener un buen sabor, ya que la acumulación de residuos puede producir caladas desagradables. Aquí tienes cómo hacerlo:

  • Comienza desmontando el vaporizador. La mayoría de modelos se componen de boquilla, batería y cámara de calentamiento. Estas partes suelen estar diseñadas para poder separarse, con el fin de poder limpiar el dispositivo con facilidad y sustituir las piezas que lo necesiten.
  • Elimina todos los residuos de hierba de la cámara de calentamiento, agitando y golpeando ligeramente esta pieza. Una vez que te hayas deshecho de los trozos más grandes, es el momento de concentrarse en las capas de suciedad más difíciles. La mayoría de vaporizadores vienen con un kit de limpieza que incluye un cepillo para este fin. Si el tuyo no lo tiene, utiliza un bastoncillo de algodón. Úsalos para eliminar cualquier residuo que quede. No uses agua, ya que podrías dañar los componentes electrónicos del vaporizador.
  • Muchos modelos incluyen un pequeño filtro metálico dentro de la cámara de calentamiento, que impide el contacto directo entre la hierba y el elemento. Extrae esta pieza y limpia todas las partículas entre sus rendijas.
  • A continuación, utiliza el cepillo para limpiar la suciedad del interior de la boquilla. Frota la pieza con alcohol isopropílico y aclárala con agua caliente para una mejor higiene.
  • Ahora, la batería. Con un cepillo o un paño seco, elimina cualquier partícula de polvo de la batería, y comprueba la conexión.
  • Casi hemos terminado. Vuelve a montar el vaporizador y pásale un paño para que brille y parezca nuevo.

CÓMO LIMPIAR VAPORIZADORES DE ACEITE Y CERA

CÓMO LIMPIAR VAPORIZADORES DE ACEITE Y CERA

Los aceites y las ceras son extractos de cannabis que proporcionan dosis más concentrada de cannabinoides. El carácter pegajoso y viscoso de estos productos significa que los vaporizadores que se usan para consumirlos son más difíciles de limpiar. En lo que respecta a los vaporizadores de aceites, deberás tener mucho cuidado y evitar que entre agua en su interior.

  • Comienza el proceso extrayendo la boquilla y abriendo la cámara de calentamiento.
  • Sumerge el cepillo suministrado, o el extremo de un bastoncillo de algodón, en alcohol isopropílico. Limpia bien la cámara y la boquilla, frotando el interior.
  • Continúa frotando hasta que no quede ningún residuo. No ejerzas demasiada presión sobre la bobina de calentamiento, ya que se trata de una pieza muy delicada.
  • Deja que el alcohol se evapore y vuelve a unir las partes del vaporizador.