Herramientas esenciales para dabbear marihuana


Herramientas esenciales para dabbear marihuana

En años recientes, dabbear marihuana se ha convertido en un método de consumo muy popular. Para obtener una buena experiencia de dabbing se necesitan ciertas herramientas especiales. Aquí tienes lo que hace falta y cómo funciona cada herramienta:

1. UN RIG PARA ACEITES O DABS

UN RIG PARA ACEITES O DABS

Elige esto primero y el resto vendrá rodado. Incluso si lo vas a comprar por internet, visita la tienda más cercana para echarle un vistazo de cerca y hacer preguntas. Coge los rigs, valora su peso y observa cómo encajan todas sus piezas. Si preguntas educadamente, puede que incluso llenen agua en unos cuantos para que compruebes cómo funcionan.

Un rig tiene un aspecto muy parecido a un bong de vidrio, pero con una junta que sostiene un clavo en lugar de un bol. Más adelante, hablaremos de los clavos. La junta puede ser macho o hembra, y por lo general, mide 14 o 18mm.

Cuando elijas tu rig, indaga sobre sus funciones, durabilidad y la cantidad de agua que puede contener. Piensa en si vas a dabbear en un sitio fijo o si te moverás con él. El tamaño también importa. Estos dispositivos van desde los que caben en la palma de la mano hasta unas pipas gigantescas.

Todo es cuestión de preferencias, porque hasta un rig minúsculo puede golpear fuerte y ofrecer un montón de sabor. Los rigs grandes, por el contrario, producen caladas más suaves y un sabor más delicado.

Si quieres que tu inversión sea duradera, presta atención al diseño y a la calidad del vidrio. Los rigs buenos y robustos están hechos de vidrio de borosilicato. Busca una base sencilla que no vaya a volcar la primera vez que alguien se despiste.

No hay duda de que se acabará cayendo al suelo en algún momento. Si te preocupa que se rompa, también hay rigs de silicona baratos.

El precio oscila entre menos de 50€ por un rig pequeño y de bajo coste de producción, y miles de euros por verdaderas obras de arte creadas por maestros sopladores de vidrio. Los rigs de gama media, con un precio de entre 100 y 250€, funcionan muy bien.

Una pipa de agua corriente también se puede convertir en un rig para dabs o aceites. Lo único que tienes que hacer es sustituir la cazoleta por accesorios para dabbing, que podrás conseguir por internet o en la mayoría de headshops.

2. UN CLAVO

UN CLAVO

Vas a necesitar un clavo que se ajuste a la junta del rig, por lo general de 14 o 18mm, como ya hemos mencionado. El clavo es lo que se calienta para vaporizar el concentrado. También es la parte del rig que se rompe más a menudo, por lo que probablemente deberías comprar otro de repuesto.

Los clavos pueden venir con cúpula o sin ella. Los que vienen con cúpula son más anticuados. Una vez que aplicas el dab sobre el clavo, este se cubre con la cúpula de vidrio para atrapar el vapor. Los modelos sin cúpula son más modernos y tienen un orificio para que el vapor sea aspirado hacia el interior del rig.

A la hora de comprar un clavo, también hay que tener en cuenta el material del que está hecho. El vidrio de borosilicato es estupendo para el rig, pero no para los clavos. No retiene bien el calor, se rompe con facilidad, y se hace añicos con temperaturas muy altas. Sigue nuestro consejo y no compres un clavo de vidrio.

El titanio y el cuarzo son mejores. Los clavos de titanio son muy duraderos y producen un buen vapor, pero los "dabeadores" que eligen los de cuarzo, los prefieren por el sabor que proporcionan. Algunas personas creen que el titanio se oxida y degrada cuando se expone a temperaturas altas o se usa de forma indebida.

También puedes elegir un clavo mixto de cuarzo y titanio para obtener lo mejor de ambos. Los clavos de titanio son un poco más baratos, cuestan entre 50 y 250€ cada uno, mientras que los de cuarzo pueden costar de 75 a 200€ por unidad.

3. LA CÚPULA OPCIONAL

LA CÚPULA OPCIONAL

Se trata de una simple campana de vidrio que se coloca sobre el clavo una vez "dabbeado". Compra una cúpula si eliges un clavo convencional. Quítala de la lista de la compra si te has decidido por un clavo sin cúpula.

4. EL SOPLETE

EL SOPLETE

Necesitarás un soplete para calentar el clavo hasta que esté lo bastante caliente como para vaporizar el concentrado. Los minisopletes que venden en las tiendas de artículos de cocina también sirven, pero podrías tener que esperar un buen rato. Algunas personas optan por sopletes grandes de propano como los que usan los fontaneros. No te olvides de tener a mano un poco de butano o propano extra.

Si la idea de manipular una llama es demasiado para ti, hay clavos electrónicos por unos 250€. Los modelos actuales se deben enchufar a la toma de corriente, pero tienen muchas ventajas en comparación con el soplete, como una temperatura regulable, un calor consistente y una mayor seguridad.

5. UN "DABBER"

UN "DABBER"

Un dabber es una varilla de vidrio, metal o cerámica que se utiliza para transferir el dab al clavo caliente. Si te gustan los concentrados aceitosos, elige un dabber con el extremo estrecho y puntiagudo. Los extractos más secos funcionan mejor si se manipulan con una herramienta en forma de cuchara.

También puedes utilizar un carburador con un dabber en un extremo y una tapa en el otro. Es como la cúpula que no necesitas, pero distinta. Utilízala para cubrir la superficie del clavo caliente con el fin de crear un pequeño horno. De esta forma, podrás dabbear a una temperatura más baja y conservar los terpenos que se suelen quemar por encima de los 700 grados. Los terpenos le dan el sabor a los extractos.

6. EL CONCENTRADO

EL CONCENTRADO

Por último, hablemos de los concentrados. Elige el que quieras, siempe que no esté elaborado con un disolvente a base de alcohol. Esto significa que los QWISO y RSO están descartados, pero no los BHO y los extractos sin solventes. Aparte de eso, se puede dabbear con shatter, wax, dubber, rosin o lo que prefieras.

¿DEMASIADO COMPLICADO? AQUÍ TIENES UNA ALTERNATIVA MÁS SENCILLA

Si compras un conjunto de herramientas caras y no sabes cómo utilizarlas de inmediato (independientemente de cuántos vídeos de YouTube hayas visto), no serás la primera ni la última persona que se acabe desanimando. Confía en nosotros; con un poco de práctica, muy pronto serás un/a pro del dabbing.

Hasta entonces, siempre puedes comprar un vaporizador bolígrafo barato que esté diseñado para utilizarse con extractos y disfrutar de los concentrados de calidad que tienes a tu disposición. El vaporizador no te proporcionará la misma experiencia que un rig de aceite recién estrenado, pero es prácticamente infalible.