Explicación de los distintos tipos de filtros para pipas


Explicación de los distintos tipos de filtros para pipas

Los filtros para pipas y bongs evitan que los fragmentos de hierba acaben en el agua o en tu boca. Cuando se utiliza un chilum o cualquier otro tipo de pipa seca, no hay nada peor que el ataque de tos que provoca un poco de hierba o ceniza en la garganta.

Las caladas que se dan a un bong ejercen bastante presión sobre el recipiente. Sin filtro, la hierba podría acabar en el agua. A menos que tengas un amigo al que le guste beber agua de bong, es un despilfarro de hierba. Los filtros mantienen la marihuana en la cazoleta donde se quema.

Los filtros finos de malla metálica se pueden moldear para ajustarlos a la cazoleta o a cualquier aparato para fumar. Los filtros de vidrio están hechos para que encajen de forma más precisa, y no se pueden moldear. Estos filtros también mantienen la cazoleta y el tallo limpios durante más tiempo. Cuando un filtro se obstruye, solo hay que cambiarlo. Cuanto menos se necesite limpiar un bong, mejor.

Los filtros se fabrican con diversos materiales. Todos funcionan igual, y su durabilidad es la principal diferencia.

FILTROS DE LATÓN

FILTROS DE LATÓN

Los filtros de latón son los filtros originales. Se utilizan con las pipas de tabaco, llevan existiendo décadas y cumplen muy bien con su objetivo. Evitan que los residuos saturen el carburador, el difusor y el tallo. Los filtros de latón se han adaptado muy bien a las pipas y bongs que se usan para fumar marihuana. Son baratos y se pueden adquirir en los estancos, y siguen haciendo un gran trabajo en la actualidad.

El único inconveniente de los filtros de latón es que se degradan con el tiempo. El uso de un bong genera un calor considerable, y los componentes del latón (cobre y zinc) tienen un punto de fusión relativamente bajo, aunque es imposible que generes ese tipo de calor. Sin embargo, la exposición continua a las constantes fluctuaciones de temperatura acaba estropeando el filtro, que debe ser sustituido.

FILTROS DE ACERO INOXIDABLE

FILTROS DE ACERO INOXIDABLE

Los filtros de acero inoxidable funcionan de la misma forma que los de latón; la principal diferencia es que son más duraderos. Elaborados con el mismo acero inoxidable de las ollas y cazuelas domésticas, tienen un punto de fusión alto y tardan más en desgastarse debido al estrés térmico (pasar del frío al calor y viceversa).

FILTROS DE VIDRIO Y CUARZO

FILTROS DE VIDRIO Y CUARZO

Los filtros de vidrio y cuarzo están hechos a medida para que se ajusten al bol al que están destinados. Son los más duraderos. No se desgastan, ya que el vidrio es capaz de resistir mucho calor.

El vidrio borosilicato tiene un coeficiente de expansión térmica bajo, lo que hace que sea resistente al estrés térmico. Esto lo hace ideal para usar con bongs y pipas y su ciclo continuo de calentamiento y enfriamiento. Se trata de uno de los muchos vidrios que contienen aditivos que alteran la temperatura de fusión.

Los filtros de cuarzo son muy parecidos, pero son de sílice puro sin aditivos como el trióxido de boro. Se conoce como cuarzo fundido o sílice fundido, y soporta temperaturas muy altas. También es muy fuerte para ser vidrio.

Los filtros integrados son muy habituales en los dispositivos de vidrio. La cazoleta de la pipa o bong lleva un filtro incorporado en su estructura. Pueden consistir en una serie de agujeros formando una rejilla, una rejilla propiamente dicha, o un diseño en forma de flor. Todo dependerá de las preferencias del fabricante. Estos filtros no son desechables, por supuesto, por lo que tendrás que mantenerlos limpios para obtener caladas llenas de sabor.

USAR USAR FILTRO O NO

Algunas personas prefieren no utilizar filtros. Otras, confían ciegamente en ellos. El arte de fumar en pipa o bong sigue siendo el mismo, con filtro o sin él. Una experiencia placentera depende más de la técnica que de cualquier otra cosa. Al final, se trata de conseguir caladas puras de una buena hierba.