Cómo hacer tu propio protector labial con cannabis


Cómo hacer tu propio protector labial con cannabis

Independientemente de tu sexo, los bálsamos labiales son esenciales, sobre todo para tratar los labios agrietados durante el invierno. Y ¿qué mejor forma de hacerlo que añadiendo a esta mezcla tu hierba favorita? No solo conseguirás que tus labios estén más sanos e hidratados, también podrás colocarte un poco en el proceso.

Esta receta la hemos creado nosotros con un poco de Lemon Haze, pero puedes elegir una variedad que solo contenga CBD para beneficiarte de las propiedades no psicoactivas de los canabinoides.

Quienes desconozcan el proceso utilizado para elaborar protectores labiales, podrían pensar que es algo difícil. Pero la siguiente receta requiere de muy poco esfuerzo, y prácticamente cualquiera puede hacerla, siempre que tenga los ingredientes adecuados.

INGREDIENTES

  • 3 gramos de tu variedad favorita de marihuana
  • Aceites esenciales (unas gotas)
  • Cera de abejas
  • 4 cucharadas de aceite de coco

MATERIALES

  • Frasco
  • Cuchara
  • Placa caliente o fogón
  • Cazuela
  • Grinder
  • Bandeja de horno
  • Papel de horno
  • Estopilla

Como puedes ver, estos materiales (aparte de la marihuana) se pueden encontrar fácilmente en cualquier despensa o armario. Una vez que los tengas todos, podrás iniciar el proceso, que consta de cinco sencillos pasos.

PREPARACIÓN

  1. Tras pesar el cogollo, tritúralo bien, pero no lo conviertas en polvo.
  2. Utilizando la bandeja y el papel para horno, extiende el cogollo triturado y ponlo a 115°C durante media hora.
  3. En una cazuela, calienta a fuego lento las 4 cucharadas de aceite de coco, la cera de abejas y los aceites esenciales, junto con el cogollo triturado y descarboxilado. Remueve de vez en cuando durante 15 minutos. En cuanto a los aceites esenciales, puedes utilizar lavanda, vainilla o menta.
  4. Deja que la mezcla se enfríe durante unos minutos y cuélala con la estopilla, asegurándote de eliminar por completo el exceso de aceite.
  5. Mientras la mezcla está en estado líquido, viértela en un frasco vacío. Para finalizar el proceso, enfría la mezcla en la nevera durante dos horas.