Cómo hacer tus propias sales de baño con CBD


Cómo hacer tus propias sales de baño con CBD

No hay nada más satisfactorio que darse un baño caliente y relajante después de un día largo y agotador. El agua desbloquea los músculos, alivia la tensión y lleva la mente al momento actual. Este consuelo tan gratificante es muy agradable, pero puede mejorarse utilizando un invento maravilloso como las sales de baño. Estas bolas de jabón explotan cuando se echan al agua, liberando compuestos nutritivos para la piel y moléculas aromáticas en el cuarto de baño, convirtiendo el agua en colores brillantes y luminosos y desprendiendo aromas agradables en el aire. No parece que haya mucho margen para mejorar estas esferas relajantes, pero lo hay: añade CBD.

El CBD es un cannabinoide no psicotrópico derivado del cannabis y el cáñamo, muy conocido por sus propiedades terapéuticas. Lo que hace que esta molécula sea un ingrediente extra tan efectivo para las sales de baño son sus profundos efectos antiinflamatorios y beneficiosos para la salud de la piel. No es de sorprender que las sales de baño tengan tanto éxito, pero también pueden ser bastante caras. Por esta razón, te vamos a ayudar a ahorrar algo de dinero y a hacer tus propias sales de baño con CBD en casa, siguiendo una simple receta.

oide CBD.

DALE UN TOQUE REVITALIZANTE A TU HORA DEL BAÑO

El CBD es muy apreciado por su capacidad para potenciar el bienestar, así como por proporcionar el valor terapéutico del cannabis sin el efecto psicoactivo. ¿Y qué mejor forma de relajar los músculos que con un reconfortante baño con sales con CBD?

No creas ni por un segundo que este tipo de lujo es exclusivo de las señoritas, confía en nosotros si te decimos que tanto hombres como mujeres os pelearéis por ocupar la bañera una vez que hayáis experimentado el efecto de las sales de baño con CBD.

RECETA DE SALES DE BAÑO CON CBD

Cantidad: 4-5 tazas
Tiempo de preparación: 30 minutos

INGREDIENTES:

  • 60ml de aceite de CBD/aceite de oliva con CBD
  • 4 tazas de sales de Epsom
  • 20 gotas de aceites esenciales
  • 1 limón y/o naranja

El aceite de CBD puede ser comprado o hecho en casa, o también puedes hacer aceite de oliva con CBD con la receta de más abajo. Solo tienes que cambiar la variedad rica en THC por una que solo contenga CBD. Si eliges usar el aceite de oliva con CBD, podrás utilizar lo que sobre en la cena de esa noche.

UTENSILIOS:

  • Rallador fino
  • Bol grande
  • Guantes de goma
  • 3 frascos de vidrio
  • Pato de goma (opcional)

INSTRUCCIONES:

  1. Comienza rallando la cáscara de la naranja y el limón. Para cuando veas la carne blanca del interior de ambos. Puedes utilizar solo un limón si prefieres. La cáscara aporta un aroma agradable y un poco de color, así que experimenta con lo que mejor te parezca.
  2. En el bol, mezcla el resto de los ingredientes con la ralladura. Asegúrate de ponerte los guantes. Mezcla a mano hasta que todos los ingredientes estén bien combinados.
  3. Pasa la mezcla a los frascos de vidrio. Ahora, lo único que tienes que hacer es añadir lo equivalente a ¾-1 taza de sales de baño con CBD a la bañera, meterte, relajarte, y sentir cómo tu cuerpo se calma.

LOS BENEFICIOS DE LAS SALES DE BAÑO CON CBD

Las sales de baño con CBD son mucho mejores que las sales de baño estándar. 

Sumérgete en un baño de CBD después de un partido de fútbol o una sesión intensa de gimnasio, te aliviará los dolores musculares y te dejará de nuevo en plena forma en un instante. El CBD es capaz de reducir la respuesta inflamatoria a través de su interacción con el sistema endocannabinoide, un sistema regulador en el cuerpo que media muchos procesos fisiológicos.

Se ha descubierto que el sistema endocannabinoide se encuentra por toda la piel, donde participa en la proliferación, el crecimiento y la producción de hormonas. Por lo tanto, añadir CBD al baño puede ayudar a calmar la piel y podría reducir algunos de los síntomas asociados con problemas de la piel como eczema, acné y psoriasis.