Receta de mermelada con marihuana


Receta de mermelada con marihuana

Las mermeladas se pueden hacer de todos los sabores y variedades, pero ¿qué te parece si aderezamos la receta de la abuela con tu hierba favorita? Suena bien, ¿verdad?

Además de deliciosa, preparar tu propia mermelada es muy fácil. Vamos a diferenciar entre mermelada dulce y agria, para la que se utilizan cítricos y parte de la cáscara.

Si tienes fruta y hierba de sobra, echa un vistazo a nuestra receta para hacer mermelada dulce de maría. Si prefieres las frutas ácidas, esta receta también sirve para preparar mermelada amarga con marihuana.

La siguiente receta está elaborada con miel con cannabis. Recuerda que los comestibles te pueden afectar más de lo que esperas, así que calcula la cantidad de cannabis que vas a usar según tu criterio y experiencia previa. Y asegúrate de que todos los que vayan a probar esta mermelada sepan que lleva cannabis.

Tiempo de preparación: 30 minutos
Se obtienen unas 2 tazas de mermelada fresca

INGREDIENTES:

  • 2 frascos de vidrio pequeños con tapa. Asegúrate de que estén esterilizados.
  • Una cazuela pequeña, preferiblemente con una base fuerte.
  • Una cuchara de madera. Las de metal destruirán la textura de la mermelada.
  • 2 tazas de azúcar
  • 4 tazas de la fruta que prefieras. Las fresas y las ciruelas funcionan muy bien, así como los higos y cualquier fruto de la familia de las bayas. Para la mermelada agria, trocea los cítricos que elijas, incluyendo la mitad de la cáscara.
  • ¼ de taza de zumo de limón.
  • 4 cucharadas de miel con cannabis.

PREPARACIÓN:

  1. Pon dos cucharadas de miel en cada frasco esterilizado.
  2. Calienta el azúcar y el limón en la cazuela a fuego lento. Muy lento. La clave de una buena mermelada está en cocinar a fuego lento durante un buen rato.
  3. Remueve continuamente hasta que se disuelva todo el azúcar. Si el zumo de limón se vuelve marrón, el fuego está demasiado alto.
  4. Añade la fruta y mezcla con el jarabe de limón.
  5. Continúa revolviendo la mezcla de frutas durante 20 minutos o hasta que empiecen a descomponerse. Hazlo durante menos tiempo para que queden trozos. Más tiempo para una mezcla más fina.
  6. Mientras la mermelada está aún caliente, divídela entre los dos frascos.
  7. Remueve bien hasta que la miel se haya mezclado por completo.
  8. Deja enfriar y sirve, o pon la tapa y guarda los frascos en la nevera.

Consume la mermelada con tostadas, bollos, galletas o helado, o como relleno de una tarta de cumpleaños. ¡Que aproveche!