Receta de glicerina con cannabis


Receta de glicerina con cannabis

La glicerina vegetal se emplea en muchos tipos de alimentos, y es más común de lo que crees. Se trata de un subproducto de fabricación industrial que, debido a su sabor suave, se puede añadir a un gran número de alimentos y bebidas sin adulterar su gusto, y ofrece una forma muy eficaz de elaborar comestibles sin demasiadas complicaciones.

Y lo mejor es que, si no quieres que nadie lo sepa, no se sabrá. Es una de las formas más discretas de ingerir cannabis.

La única "advertencia" con la glicerina vegetal es que al ser un subproducto de compuestos artificiales, y el resultado de un proceso de fabricación, su integridad y calidad pueden variar de un fabricante a otro. Así que asegúrate de adquirirla de una fuente fiable para garantizar que obtengas un producto de calidad.

INGREDIENTES

  • 14g de cogollos de cannabis (desmenuzados en trozos pequeños)
  • 2 tazas de glicerina vegetal

UTENSILIOS

  • Papel de cocina
  • Olla de cocción lenta
  • Frasco de vidrio con tapa
  • Guantes para horno
  • Frascos con gotero
  • Bol pequeño
  • Estopilla
  • Paño
  • Embudo

INSTRUCCIONES

1. En primer lugar, deberás activar el THC de tus cogollos de cannabis a través de la descarboxilación. Coloca los cogollos sobre el papel pergamino en una bandeja de horno y caliéntalos a unos 110°C durante 40 minutos.

2. En el frasco de vidrio, combina los 14g de hierba descarboxilada (de la variedad que elijas) con las dos tazas de glicerina vegetal. Agita bien hasta que ambos ingredientes estén completamente mezclados. Todo el cogollo deberá estar cubierto de glicerina.

3. Activa la función "media" de la olla de cocción lenta y coloca un paño doblado en el fondo. Llénala hasta la mitad con agua caliente y pon dentro el frasco de vidrio. Cierra las tapas, tanto del frasco como de la olla.

4. Para que el cannabis se fusione totalmente con la glicerina, deberás esperar 24 horas. Lo ideal es abrir la tapa y remover la mezcla cada dos horas para que mantenga su consistencia líquida.

5. Después de 24 horas, retira el frasco de vidrio con la ayuda de los guantes de horno. Abre el frasco y deja que se enfríe durante al menos una hora. Si lo metes en la nevera, podrás acelerar el proceso.

6. Una vez fría, cuela la glicerina vegetal con la estopilla en un bol pequeño. Asegúrate de conservar los trozos más grandes de cogollo para utilizarlos después. Traspasa el líquido del bol a los frascos con gotero utilizando el embudo.

7. Cuando los frascos estén llenos, podrás empezar a tomar tu glicerina con cannabis por vía sublingual o añadirla a las comidas. Con los restos de cogollo se puede preparar una infusión u otro tipo de bebida estimulante; quien guarda, siempre tiene.