5 razones para conservar los tallos de la marihuana


5 razones para conservar los tallos de la marihuana

Si te gusta el cannabis, y suponemos que así es, podrías plantearte conservar los tallos de tus plantas. Yo los he tirado a la basura toda mi vida, pero a algunas personas les gusta sacar el máximo provecho de todo, y resulta que se pueden hacer varias cosas con ellos, ya que prácticamente todas las partes de la planta contienen cannabinoides.

Pero, antes de que dejes de leer este artículo y te pongas a llenar el bong de tallos, debes saber que si los fumas es muy probable que acabes con un terrible dolor de cabeza, y nada más.

Esto nos deja con la siguiente pregunta: ¿qué se puede hacer con una bolsa llena de tallos? Existen varias maneras saludables y creativas de utilizar los tallos de la marihuana. ¡Échales un vistazo!

TÉ O CHOCOLATE CALIENTE

Té o chocolate caliente

Una de las formas más sencillas y populares de utilizar los tallos de marihuana es preparar con ellos una infusión o chocolate caliente. Para que funcione, es aconsejable descarboxilarlos primero. Después, rómpelos (no los desmenuces mucho, porque si los conviertes en polvo le darán al té un sabor bastante desagradable), y cuece con un poco de agua y aceite de coco.

La grasa es necesaria para que se infusionen los cannabinoides, por lo que también puedes usar leche entera. Después de unos 15 minutos, el líquido con los tallos estará listo para colar y añadir a tu té o chocolate caliente favoritos.

ALCOHOL CON CANNABIS

Otra cosa que es muy fácil de hacer con los tallos es preparar tu propio licor con cannabis. Lo único que necesitas es un poco de alcohol fuerte y tantos tallos como te sea posible. El alcohol con al menos un 40% de volumen disolverá los cannabinoides.

El método es muy sencillo. Pon tantos tallos como puedas en un frasco de vidrio y añade el alcohol que prefieras. Agítalo un poco para asegurarte de que se mezcle bien, y guárdalo en un lugar oscuro durante un mes o más. Sí, lo malo es que tarda mucho en hacer efecto sobre el alcohol, pero si descarboxilas los tallos antes, el proceso podría ser un poco más rápido.

Si crees que el alcohol ya ha estado en el frasco el tiempo suficiente, fíltralo con un colador o estopilla para deshacerte de los tallos, y ¡voilá! Si te sientes creativo, puedes ir un paso más allá y preparar tus propios cócteles de cannabis.

TÓPICOS

Tópicos

Otra excelente forma de usar los tallos es elaborar un tópico casero. Los tópicos como aceites, lociones y bálsamos tienen diversas propiedades terapéuticas. Solo tienes que seguir una receta como la nuestra para hacer un bálsamo, y utilizar tantos tallos como puedas.

CANNABUTTER

Los comestibles son estupendos, y lo único que se necesita para hacerlos es mantequilla o aceite de canabis. La buena noticia es que la cannabutter es muy fácil de preparar, y que para hacerla se pueden usar los tallos.

Solo necesitas la misma cantidad de tallos que de tu marca favorita de mantequilla. Primero, pon la mantequilla en un cazo y fúndela a fuego lento. Una vez derretida, añade los tallos y deja cocer durante otros 30-45 minutos más o menos (o hasta que los tallos se deshagan), y ya está lista.

TINTURAS

Las tinturas vuelven a estar de moda últimamente, y con razón. Tienen una concentración muy alta, son saludables y sumamente versátiles. También ofrecen una manera muy discreta de consumir cannabis, ya que no huelen. Por ello, las tinturas son una forma ideal de medicarte fuera de casa.