VIPs de la marihuana: Bernie Sanders


VIPs de la marihuana: Bernie Sanders

Bernie Sanders es un político estadounidense que ha ejercido de candidato independiente durante la mayor parte de su vida. Comenzó su carrera política como socialista en el estado de Vermont, a mediados de los años 70.

En la actualidad, se le conoce por ser el político socialista de más éxito de Estados Unidos, el tipo de aspecto peculiar que casi ganó a Hillary y, por supuesto, un destacado defensor de la legalización del cannabis a nivel federal.

BREVE HISTORIA DE BERNIE SANDERS

Sanders nació en Brooklyn, Nueva York, en el seno de una familia polaca y judía de clase obrera. Según sus propias palabras, no pasaban hambre y tenían la ropa necesaria, pero las "compras importantes", como alfombras o cortinas, suponían un problema. Sus padres murieron antes de que cumpliera los 25 años.

Siempre le interesó la política, interés que nació a causa de las experiencias vividas por la generación de sus padres como refugiados europeos del Holocausto nazi.

En 1964, Sanders se graduó en la Universidad de Chicago. Mientras estudiaba, fue miembro de grupos no violentos de defensa civil. También solicito ser objetor de conciencia en la guerra de Vietnam. No fue reclutado. Sin embargo, nunca ha criticado a los veteranos, y siempre ha sido un gran defensor de sus derechos.

En 1968, Sanders se mudó a Vermont y comenzó su carrera política. Primero como director de campañas y luego como político. En 1981, ganó su primera campaña para ser alcalde de Burlington, con una diferencia de 10 votos. Burlington es la ciudad más grande de Vermont.

Continuó considerándose socialista y en 1990 fue elegido miembro de la Cámara de Representantes de EEUU. En 2006, se convirtió en senador junior por el estado de Vermont.

El 30 de abril de 2015, Sanders se enfrentó a Hillary Clinton en la nominación demócrata. Fue una campaña muy importante. Inicialmente considerado como un "socialista de posibilidades muy remotas", ganó 23 elecciones primarias y caucus, o asambleas locales, y un 43% de delegados comprometidos.

Durante su campaña, se negó a aceptar la ayuda de los comités de acción política o PAC, así como fondos con intereses especiales.

Su fuerte proyección durante el proceso de nominación demócrata y la derrota de Hillary Clinton ante Trump, cimentaron su reputación como un firme candidato nacional de la izquierda.

La resistencia a adoptar algunas de las ideas más básicas de la plataforma de Sanders, le costó al partido no solamente apoyo, también provocó que Debbie Wasserman Schultz (jefa del Comité Nacional Demócrata) perdiera su trabajo. Después de que Clinton ganara la nominación, se filtraron unos emails que demostraban que Wasserman Schultz había perjudicado la campaña de Sanders en favor de Hillary.

DEFENSOR DE CAUSAS PROGRESISTAS

No ha habido una sola causa "progresista" en la que Sanders no se haya involucrado como político federal.

Entre ellas, se incluye una gran variedad de causas "ecológicas", como la antinuclear. Sanders también ha apoyado diversos proyectos de ley para la protección de las infraestructuras de energía y abastecimiento de agua y los espacios verdes.

Ha sido muy crítico con la Ley Patriota, una de las leyes federales de más trascendencia tras los atentados del 11S, que socava los derechos civiles. También se opuso a las guerras de Irak y Afganistán. Y ha sido un firme defensor de la libertad en internet.

Durante la primera década del siglo XXI, se estableció como un fuerte valedor de la reforma bancaria, gracias a su voto en contra del rescate de los bancos tras la crisis financiera de 2008. ¿Su motivo? Se trataba de una "ley de bienestar" para multimillonarios.

Siempre ha estado a favor de los trabajadores.

Mucha gente en Estados Unidos sigue apoyando a "Bern". Como resultado, se espera que Sanders vuelva a presentarse a las elecciones presidenciales de 2020.

BERNIE Y LA LUCHA POR LA LEGALIZACIÓN DEL CANNABIS

Sanders es uno de los pocos políticos de la generación del "baby boom" que han apoyado de forma consistente la reforma de las leyes del cannabis. De hecho, es el único político estadounidense a nivel federal con un enfoque y un historial sin hipocresías en torno a la legalización.

Admite abiertamente haber probado la marihuana, y durante la campaña presidencial de 2016, se convirtió en el principal competidor a favor de su legalización. Se cree que este es el principal motivo, entre otros muchos, que ha motivado el voto de los millennials.

En la actualidad, Sanders es uno de los patrocinadores de la Marijuana Justice Act, la legislación del cannabis de más amplio alcance presentada en el Congreso estadounidense. Si se aprueba, eliminará al cannabis de la Ley de Sustancias Controladas.

Lo que a su vez permitiría legalizar la marihuana sin temor a interferencias federales. Así como retener fondos federales de los estados que siguen penalizando la droga y que tienen una tasa de arrestos y encarcelaciones desproporcionada a nivel racial en relación con el consumo de cannabis. También se podría solicitar la anulación de penas a los tribunales federales, y los procesados tendrían la posibilidad de presentar demandas civiles contra dichos estados.

"FEEL THE BERN”

"feel the bern”

Bernie Sanders tiene mucha influencia entre el público estadounidense y de todo el mundo debido a su defensa del cannabis. Al ser un político muy coherente que ha conservado los mismos valores progresistas a lo largo de toda su vida, el legado de Sanders como VIP de la marihuana perdurará más allá de su muerte.

Esperamos que más políticos adopten su postura con respecto a la política y el cannabis. ¡Sigue así, Bernie!