Quemaduras por nutrientes en el cannabis: prevención y tratamiento


Quemaduras por nutrientes en el cannabis: prevención y tratamiento

Las quemaduras por nutrientes pueden ser duras. Por suerte, si sabes cómo identificarlas y reaccionar, normalmente podrás recuperar tus plantas sin causarles demasiado estrés. Aquí tienes una guía sobre las quemaduras por nutrientes, qué son, y cómo tratarlas.

¿QUÉ ES UNA QUEMADURA POR NUTRIENTES?

Una quemadura por nutrientes es un tipo de estrés causado por un exceso de ciertos nutrientes. Es un problema habitual entre los cultivadores novatos e inexpertos, que esperan ayudar a sus plantas atiborrándolas de fertilizante.

Aunque una quemadura por nutrientes estresará a tu planta y limitará su crecimiento, puede controlarse y recuperarse, siempre y cuando la detectes pronto y sigas los pasos correctos en el tratamiento.

Las plantas necesitan un equilibrio sólido de nutrientes para que crezcan y florezcan de forma eficiente. Cuando este equilibrio se interrumpe, empiezan a sufrir. En las plantas de cannabis normalmente se manifiesta con un crecimiento vegetativo problemático, que, cuando llega la cosecha, se convierte en cosechas pequeñas y cogollos de baja calidad.

¿QUÉ CAUSA LAS QUEMADURAS POR NUTRIENTES EN PLANTAS DE CANNABIS?

Recuerda, igual que una deficiencia, las quemaduras por nutrientes ocurren cuando tus plantas obtienen demasiado de uno o más nutrientes. Algunas causas comunes de las quemaduras por nutrientes incluyen:

Mezcla fertilizante demasiado fuerte

Esto afectará negativamente a tus plantas en todas las fases de su vida, pero las más jóvenes son especialmente frágiles y tienden a sufrir más cuando están sobrefertilizadas. Si no estás seguro de cómo mezclar abonos, lo más seguro será no emplear fertilizantes muy concentrados, evitando especialmente las mezclas basadas en productos de distintas marcas.

Dejar secar demasiado el suelo

Cuando las plantas consumen agua del medio, su contenido disminuye mientras que la concentración de fertilizante aumenta. Es una práctica normal, por eso es importante no secar en exceso la tierra, algo que podría causar un repunte de la EC y quemaduras en las raíces de tus preciadas plantas.

Uso excesivo de potenciadores de floración

Los potenciadores de floración normalmente contienen altas concentraciones de fósforo (P) y potasio (K). Y aunque son una gran opción para aumentar el tamaño y calidad de nuestras cosechas, el uso excesivo de estos potenciadores podría tener efectos negativos en nuestras plantas en uno de los ciclos más críticos de su crecimiento.

Uso excesivo de estimulantes del crecimiento

Los fertilizantes de crecimiento son una buena opción para ayudar a tus plantas en la fase vegatativa. Desafortunadamente, usar demasiado hará lo contrario, frenar su desarrollo.

SEÑALES DE QUEMADURAS POR NUTRIENTES

Señales de quemaduras por nutrientes

Las primeras señales de quemaduras por nutrientes incluyen:

  • Hojas de color verde intenso con puntas casi fluorescentes
  • Puntas de las hojas dobladas o rizadas
  • Hojas y cálices de azúcar amarillentos

A medida que las quemaduras por nutrientes avanzan, estos serán los síntomas:

  • Hojas amarillas, con aspecto quemado
  • Hojas rizadas que se caen enseguida
  • Cogollos amarillentos o de color marrón

CÓMO TRATAR LAS QUEMADURAS POR NUTRIENTES

Las quemaduras por sobrefertilización es algo que querrás evitar de cualquier manera. Por fortuna, si encuentras en tu planta síntomas de esto, hay varias maneras sencillas de tratarlo:

Empieza podando cualquier hoja o cogollo afectados

Esto incluye los cálices y las hojas de azúcar. Desafortunadamente, este material se morirá y empezará a pudrirse si lo dejamos, algo que todavía nos dará más quebraderos de cabeza.

Siguiente paso, lavado de raíces

Para hacer esto, lo único que necesitas es regar tus plantas exclusivamente con agua con pH equilibrado (5,5-6,5 para hidro y 5,8-6,3 para suelo). Llena la maceta completamente, espera 15 minutos y repite el proceso dejando que el exceso de agua salga del macetero.

Para estar seguro de que tus plantas están lavadas correctamente, puedes medir el agua sobrante del suelo con un medidor de sólidos disueltos (TDS). Compara este resultado con las concentraciones habituales y sabrás más o menos la cantidad de fertilizantes disponibles en el medio de cultivo en ese momento.

Ahora es el momento de evaluar tu rutina de fertilización

Recuerda que muchos consiguen grandes resultados al cultivar marihuana usando poco más que tierra y agua de buena calidad. A veces, solo es necesario un impulso estratégico con fertilizantes para que tus plantas lleguen un poco más lejos.

Siguiente paso, asegúrate de ayudar un poco a las raíces de tus plantas

Trata a tus plantas con algún producto que ayude a mantener su salud en la zona radicular, ya sea un tónico de raíces, ácidos húmicos y fúlvicos, productos basados en enzimas y por supuesto, vitaminas y minerales para ayudar a las plantas a recuperar todo su vigor. Estos productos ayudarán a descomponer el fertilizante sobrante, mejorando así su absorción y además fomentarán el crecimiento saludable de las raíces.

Devuelve tus plantas a su rutina de fertilización

Finalmente, y una vez hayas seguido los pasos anteriores, es el momento de volver a introducir a nuestras plantas en su calendario de fertilización. Cuando empieces este proceso, asegúrate de usar solo soluciones con la mitad de potencia para empezar, aumentando esta concentración después de 2 o 3 riegos. Tus plantas están empezando a recuperarse, lo último que quieres es provocar una recaída.

Si tus plantas han sufrido quemaduras en la fase vegatativa, asegúrate de compensar el tiempo perdido antes de llevarlas a la floración. Si por desgracia han sufrido quemaduras durante la floración, no hay nada que puedas hacer para compensar el daño.

En algunos casos, las plantas pueden necesitar unos días extra para madurar completamente después de un período de estrés en la floración. Intenta reducir las dosis de fertilizantes para no aumentar el daño y ten en cuenta este error para los próximos ciclos de cultivo.

CÓMO PREVENIR LAS QUEMADURAS POR NUTRIENTES EN EL FUTURO

Cómo prevenir las quemaduras por nutrientes en el futuro

Cuando estés cultivando marihuana, la mejor ofensiva contra las quemaduras por nutrientes, infecciones o pestes es una defensa sólida. En efecto, nosotros siempre recomendamos prevenir un incidente antes de tener que tratarlo.

Para prevenir las quemaduras por nutrientes, simplemente recuerda que menos es más. No podemos enfatizar este punto lo suficiente; un suelo de calidad, agua natural y mucho sol, esto técnicamente es lo único que necesitas.

No es necesario volverse loco con los fertilizantes. De hecho, hacerlo (por lo que nosotros vemos) va a provocarte más problemas que soluciones. Es más, ten en cuenta que algunos minoristas de fertilizantes te sugerirán que aumentes las dosis para venderte más producto.

No estamos diciendo que no uses fertilizantes, solo que si lo haces, te asegures de hacerlo con moderación. Tómate tu tiempo para leer las instrucciones y las guías de los fertilizantes, y no tengas miedo de pedirle a otros cultivadores consejos.

Además, asegúrate de mezclar los fertilizantes de forma precisa con algún tipo de medidor. Empieza despacio y ve construyendo tus soluciones para que las plantas se vayan acostumbrando a los abonos adicionales y tengan tiempo de adaptarse.

Si tienes la opción de usar un medidor de EC mientras mezclas los fertilizantes, es algo que recomendamos encarecidamente al igual que ir anotando todo. La regla general dice que hay que mantener la EC alrededor de un 0,8-1,3 para la fase vegetativa y sobre el 1,7 para la floración.

Antes de que aumentes las concentraciones de fertilizantes, asegúrate de que tus plantas pueden tolerarlos, por eso es importante hacerlo de forma gradual. Algunas plantas son capaces de soportar más, pero a otras no les gustará.

PUEDES EVITAR LAS QUEMADURAS POR NUTRIENTES

En nuestra experiencia cultivando cannabis, tendemos a ver las quemaduras por nutrientes cuando los criadores intentan saltarse pasos, se emocionan demasiado, o intentan acelerar el desarrollo de sus plantas. Recuerda, cultivar cannabis debe ser una experiencia divertida, gratificante y relajante. Así que tómate tu tiempo para observar tus plantas de cerca, te garantizamos que estarás en el buen camino para evitar las quemaduras por nutrientes.