Efectos sobre la salud al fumar marihuana vs tabaco


Efectos sobre la salud al fumar marihuana vs tabaco

Algunas personas ven a los fumadores de marihuana como desechos que no producen para la sociedad, al igual que otros tampoco aprueban a los fumadores de tabaco por los efectos del humo pasivo.

Quien consume marihuana suele presumir de que su elección es mucho más segura que el tabaco, mientras que quien fuma cigarros cree que el tabaco es mejor ya que es una sustancia legal.

Es cierto que tanto el tabaco como la marihuana tienen efectos sobre la salud, pero probablemente la mayor ventaja que tiene la marihuana sobre el tabaco es que quien la consume no tiene que fumar necesariamente para disfrutar de sus beneficios. En este artículo, vamos a profundizar en los efectos de la marihuana y el tabaco sobre el cuerpo humano.

INFORMACIÓN SOBRE EL HUMO

Información sobre el humo

Durante muchos años, los humanos han trabajado con el fuego. Con el paso del tiempo, la investigación sugiere que el homo sapiens comenzó a desarrollar adaptaciones genéticas para expulsar y descomponer a un ritmo constante las toxinas del humo.[1]

Aunque parezca algo bueno, ha provocado malos hábitos en los seres humanos, como la inhalación directa en los pulmones del humo producido al quemar materia vegetal. Y dejando aparte la fuente, el humo puede causar daño a ciertos procesos celulares en el cuerpo, lo que contribuye al cáncer.

Cuando se queman diferentes sustancias, se liberan toxinas, y algunas son más dañinas que otras. La inhalación de este humo no solo debilita el sistema inmunitario y causa problemas respiratorios, sino que en algunos casos puede incluso alterar el sistema reproductivo.

FUMAR TABACO VS FUMAR MARIHUANA

Fumar tabaco vs fumar marihuana

Si confrontamos estas dos drogas, el humo de la marihuana es muy similar al del tabaco. Como muchos de nosotros sabemos, fumar tabaco tiene una historia larga y bien documentada asociada con altos riesgos de cáncer de pulmón, enfisema, enfermedades cardíacas y presión arterial alta.

En general, fumar tabaco mata a casi medio millón de personas cada año en los Estados Unidos.[2] El mayor impacto que tiene el tabaco en los pulmones es el desarrollo tan rápido de enfermedades pulmonares destructivas, que hace que fumar cigarrillos sea la tercera causa de muerte prevenible en EE.UU. Por desgracia, el humo del cigarro causa daños permanentes e irreversibles a las células del cuerpo.

A pesar de que se ha demostrado que el cannabis tiene un gran potencial para aliviar ciertos síntomas, no se queda fuera de peligro. Quien fuma marihuana suele inhalar y retener el humo en sus pulmones, lo que provoca que se depositen químicos dañinos en el cuerpo.

Como es lógico, después de inhalar materia vegetal ardiente y caliente, la marihuana puede causar trastornos respiratorios, como bronquitis e infecciones pulmonares debido al daño de las vías respiratorias. También puede aumentar las posibilidades de un ataque al corazón, ya que aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Afortunadamente, el daño puede revertirse si las personas dejan de fumar.

ALTERNATIVAS A FUMAR MARIHUANA

La mejor manera de minimizar los riesgos de fumar marihuana es dejar de fumarla o utilizar otros métodos libres de humo para poder consumirla. Afortunadamente, en los últimos años han surgido otras muchas formas para consumir cannabis.

Comestibles, vaporizadores, tinturas y dabbing (que usa vaporización y combustión). Estas son solo algunas alternativas más seguras. Cualquiera de las opciones que elijas, será siempre menos perjudicial que inhalar humo directamente en los pulmones.

Referencias

  1. ^ Oxford Academic, Divergent Ah Receptor Ligand Selectivity during Hominin Evolution, recuperado January-23-2019
    Enlazar
  2. ^ CDC, Current Cigarette Smoking Among U.S. Adults Aged 18 Years and Older, recuperado January-23-2019
    Enlazar