Cannabis: A Lost History - Reseña del documental


Dirección: Chris Rice
Fecha de estreno: 2018

Cannabis: a lost history - reseña del documental

Desde la antigua China hasta la actualidad, el documental Cannabis: A Lost History profundiza en eventos históricos importantes relacionados con nuestra planta favorita: el cannabis.

Describe el consumo tradicional de esta hierba en diversas religiones y culturas, así como la forma en la que el cannabis viajó de un lugar a otro, y las políticas que rodean a la planta. Veamos algunos de los pros y contras de este reportaje.

LO BUENO

Lo bueno

Este documental es bastante largo, dura más de una hora. Sin duda, sus autores han invertido una cantidad importante de investigación y pasión en el tema. Lo mejor son todas las imágenes y los vídeos que detallan los distintos períodos en relación con el tema en cuestión. La voz del narrador es muy clara, y la música de fondo proporciona un extraño ambiente psicodélico que va muy bien con la temática.

Además, los creadores del documental han hecho un trabajo excelente investigando los numerosos aspectos de la historia del cannabis con un enfoque muy equilibrado. Lo que hace que fluya bastante bien, sin centrarse demasiado en ningún período de tiempo determinado.

Incluye el consumo de cannabis por parte de chinos, hindúes, zoroastrianos, egipcios, judíos, cristianos, musulmanes, escitas, sikhs, sadhus, sufíes, etc.

LO MALO

Todos los datos proporcionados deben tomarse con una pizca de escepticismo. Por ejemplo, comentarios como "las pruebas científicas demuestran que el cannabis destruye el cáncer", se refieren a ensayos clínicos realizados en placas de petri y con animales, pero el documental no entra en detalles.

Asimismo, las afirmaciones históricas sobre civilizaciones antiguas, y de hecho, todas ellas, deberían haberse estudiado con más profundidad antes de presentarlas como hechos.

CONCLUSIÓN

Este documental ofrece un resumen muy completo de la historia del consumo de cannabis, algo que interesa a mucha gente. Sin embargo, al igual que ocurre con la mayoría del arte y la literatura relacionados con el cannabis, debe verse con una dosis considerable de escepticismo.

Es un documental magnífico que pone imágenes a la sabiduría popular, y nos proporciona una mayor perspectiva de los miles de años de consumo de cannabis. Merece la pena verlo si te gustan este tipo de reportajes.