Married To Marijuana – Reseña


Productor: Klub Kush
Fecha de estreno: 2014

Married to marijuana – reseña

Muchos artistas actuales de hip-hop son todo joyas ostentosas, "benjamines" y, por supuesto, maría. El hip-hop y la marihuana siempre han ido de la mano, pero con la expansión de la legalización, se ha convertido en un tema mucho más de moda que nunca. Hoy en día, este género musical está al mismo nivel que el reggae en lo que respecta al consumo de marihuana.

En el 2014, Klub Kush decidió hacer un documental sobre la relación entre el hip-hop y la marihuana a través de la mirada (e inspirado en el libro) de DJ Jason "Big Kush" Berry, que es quien realiza todas las entrevistas, y, por supuesto, teníamos que echarle un vistazo.

LO BUENO

Lo bueno

En este documental aparecen algunos artistas y personalidades famosas del hip-hop, como B-Real de Cypress Hill, Method Man, Chef Raekwon, Jadakiss, Devin the Dude, y unos cuantos más. Es un documental que explica la relación entre el hip-hop y el cannabis desde dentro.

A todos los entrevistados se les pregunta sobre su primera experiencia con Mary Jane, y cada uno de ellos ofrece una respuesta interesante. Hablan sobre sus variedades favoritas y comparten algunos hechos históricos interesantes en torno al hip-hop y la hierba.

Tiene gracia ver a B-Real, de Cypress Hill, alegando que California es la autoridad en cuanto a la calidad del cannabis, especialmente en comparación con Ámsterdam. Hay mucho regodeo implicado, pero ¿qué otra cosa se puede esperar de un documental sobre hip-hop?

LO MALO

La calidad del audio a veces es muy pobre, ya que el volumen entre la voz del entrevistado y el entrevistador difiere bastante. Además, la calidad del sonido varía de una toma a otra.

Si bien todas las entrevistas son interesantes, hubieran estado mejor con algunos antecedentes históricos sobre la evolución de la relación entre el hip-hop y la marihuana.

El documental también podría haberse beneficiado de una perspectiva cultural más profunda sobre los temas analizados. Algunas de las plantas que se muestran en este documental son bastante débiles en comparación con el cannabis cultivado de forma profesional, aunque Chef Raekwon parece disfrutar de ellas.

CONCLUSIÓN

El hip-hop está conquistando el mundo con su poesía impregnada de Kush. En los años 20 y 30, la marihuana se asociaba principalmente con la escena del Jazz; en los 60-80, con la del rock y el reggae. Ahora, parece que se está produciendo un cambio y el hip-hop reclama la medalla de oro por representar todo lo relacionado con el cannabis.

Aunque el documental podría haberse hecho de una forma un poco más profesional, merece la pena verlo. Compruébalo.