Main-lining: interesante método de cultivo para conseguir mejores cosechas


Main-lining: interesante método de cultivo para conseguir mejores cosechas

El mundo del cultivo de cannabis está repleto de innovación y progreso, y constantemente se desarrollan métodos y técnicas nuevos con el objetivo de obtener mejores cosechas y más grandes.

El main-lining, también conocido como fluxing, es una técnica de cultivo que ha ganado mucha popularidad en los últimos años. El objetivo del main-lining es producir los mayores rendimientos posibles, incluso en espacios relativamente pequeños. Esto se consigue manipulando el crecimiento de la planta mediante una combinación de LST (entrenamiento de bajo estrés) y topping (poda apical).

¿QUÉ ES EL MAIN-LINING?

La técnica del main-lining consiste en manipular y moldear una planta durante su etapa vegetativa. El objetivo principal de este método de cultivo es obligar a los plantones a que desarrollen tallos múltiples o en forma de Y.

Esto crea un centro o "eje" para que la energía se distribuya equitativamente de las raíces a los cogollos. El resto de la planta se desarrollará a partir de este nudo único. Este proceso se logra parcialmente mediante el topping, y se repite a medida que se van formando brotes nuevos durante la etapa vegetativa, lo que duplicará el número de puntos de donde brotan las flores (colas). Se puede repetir tantas veces como se quiera, y formar, de media, entre 4 y 32 colas. Todo dependerá del espacio disponible.

Y hablando de espacio, esta es una de las principales ventajas del main-lining, ya que es sumamente adaptable y modular. Los cultivadores que únicamente tengan acceso al espacio de un armario pequeño, también podrán utilizar esta técnica y formar un dosel con 4-8 colas. Quienes dispongan de un armario de cultivo grande o espacio al aire libre, tendrán la opción de generar hasta 32 puntos de floración.

¿Por qué escoger el main-lining entre todos los demás métodos de cultivo? ¿Qué hace que destaque por encima de los demás?

VENTAJAS DEL MAIN-LINING

Ventajas del main-lining

En primer lugar, el main-lining se realiza para obtener cosechas más grandes. La formación de nudos en forma de Y conduce a una distribución uniforme de los fertilizantes y la energía por toda la planta. Esto significa que todas las colas tendrán prácticamente el mismo tamaño, densidad y aspecto. Hay muy pocas posibilidades de que se desarrollen cogollos con poca densidad, sino que todas las flores formarán pilares de flores resinosas y de gran calidad.

Dado que el main-lining genera un dosel amplio y uniforme, todos los sitios donde nacen los cogollos estarán a la misma distancia de la fuente de luz. Otro factor que contribuye a la uniformidad de las flores. Esta similitud entre cogollos es muy beneficiosa para los cultivadores. Por una parte, facilita el manejo del dosel. El secado, curado y preparación del producto final también serán más rápidos y fáciles. Las flores del mismo tamaño tendrán cantidades parecidas de agua, y se secarán y curarán a la misma velocidad, dejando menos margen de error.

Un dosel amplio y abierto también se traduce en un menor riesgo de que aparezca el moho. Y mejora el flujo de aire, lo que también potencia el intercambio de gases en las hojas.

El main-lining permite que los cultivadores obtengan un provecho mucho mayor de los recursos que invierten en sus plantas. Con los mismos fertilizantes, agua y luz, se pueden producir cosechas mucho más abundantes que con una planta sin entrenar. Quienes cultivan, obtienen mucho más por su dinero cuando utilizan métodos como el main-lining.

Otra ventaja de este método es su sencillez. En comparación con otras técnicas de cultivo, el main-lining tiene un mantenimiento muy bajo. Una vez listo, es simplemente cuestión de mantener el dosel. El producto final también es mejor que con los métodos de cultivo estándar. Sus largas columnas de esencia cannábica son impresionantes para los amigos, y mucho más atrayentes para los clientes de quienes venden sus productos.

INCONVENIENTES DEL MAIN-LINING

Como todo en la vida, tanta ventaja sin ningún inconveniente sería demasiado bueno para ser verdad. Pero las desventajas no son demasiado negativas, ni lo bastante numerosas como para rechazar esta técnica de cultivo.

Uno de los inconvenientes del main-lining es el tiempo que se tarda. Todo dependerá de hasta qué extremo quieras desarrollarlo, ya que a algunos cultivadores les gusta dar a sus plantas formas curiosas, simplemente porque sí, aunque esto añada una o dos semanas a sus ciclos de vida. Esto sucede porque las plantas se estresan durante el topping y el entrenamiento de bajo estrés, y necesitan más tiempo para recuperarse y seguir creciendo.

Aunque en definitiva no es un problema muy grave, podría ser algo negativo para los cultivadores comerciales.

Debido al tiempo adicional que se necesita, la técnica del main-lining no es compatible con las variedades autoflorecientes. Las auto tienen ciclos de vida muy breves, por lo que para cuando se acabe de emplear esta técnica, se encontrarán en la mitad de su desarrollo. Y esto podría perjudicar a las cosechas.

CÓMO SE LLEVA A CABO EL MAIN-LINING

Cómo se lleva a cabo el main-lining

A partir de la semilla, espera hasta que tu planta haya desarrollado al menos 5 nudos. Una vez formados, poda la planta por encima del tercer nudo y elimina todos los brotes por debajo. Esto dará forma a la primera Y. Deja que tu planta se recupere del estrés durante unos días antes de pasar al siguiente paso.

La planta tendrá ahora 2 brotes principales, que deberás atar al suelo con un cordel o cable adecuados. Esto hará que crezca de forma horizontal. Ten cuidado cuando ates las ramas para que no se rompan. Hazlo con delicadeza.

Transcurrido un tiempo, tendrás 4 tallos principales. Este proceso se puede repetir tantas veces como desees, y se traduce en mayores cosechas. Pero ten en cuenta que cuantas más veces repitas el proceso, más largo será el período de vegetación.

Tan pronto como obtengas el número de separaciones deseado, solo tienes que esperar a que se desarrolle tu cosecha de cogollos uniformes. Una defoliación ligera durante el resto del ciclo de crecimiento, garantizará una distribución adecuada de la luz, y evitará que las plantas malgasten energía en desarrollar hojas grandes en forma de abanico, que no son necesarias. Elimina estas hojas cuando empiece a estar demasiado poblado.