Explicación del método de cultivo Screen Of Green (ScrOG)


Explicación del método de cultivo Screen Of Green (ScrOG)

El método de cultivo pantalla verde, o ScrOG, por sus siglas en inglés, es una técnica de cultivo de cannabis que saca el máximo partido de la superficie de espacios reducidos. Con la ayuda de una malla, se entrenan las plantas para que crezcan horizontalmente durante la fase vegetativa, con el fin de que todas sus partes reciban la misma cantidad de luz.

En la técnica ScrOG, se coloca una malla por encima de las plantas de cannabis cuando aún son pequeñas. A medida que se van desarrollando, sus ramas se entrenan para que crezcan de forma lateral, con la ayuda de amarres de alambre o algo parecido. También se puede utilizar la propia malla, y sujetar las puntas de los brotes bajo el cable más próximo cuando las plantas adquieren suficiente altura.

El objetivo es mantener las puntas a intervalos regulares y a una altura uniforme hasta que la mayor parte de la malla esté cubierta de vegetación. Cuando se cambia al programa de luz 12/12, no hay que tocar nada.

A diferencia de otros métodos, este no produce una cola apical dominante. Todos los puntos donde nacen las flores reciben la misma cantidad de luz. La planta responde distribuyendo la hormona del crecimiento de manera uniforme por todas partes, por lo que desarrolla cogollos de un tamaño parecido.

Esta técnica se utiliza con una cantidad mínima de plantas. En un armario de un metro cuadrado, solo haría falta una planta para llenar rápidamente todo el espacio. La fase vegetativa es parecida a la de un cultivo sin modificar, ya que no se suelen aplicar podas apicales. Las ramas que normalmente se encontrarían en la parte inferior de la planta, recibiendo hormonas supresoras y menos luz, ahora están entrenadas para crecer horizontalmente y obtener la misma cantidad de luz que el resto de la planta.

QUÉ SE NECESITA

  • Semillas o esquejes de plantas de cannabis
  • Macetas de 12 litros como mínimo, pero tan grandes como quieras
  • Una malla con un espaciamiento de 5-10cm (algunos cultivadores crean su propia malla con tallos de bambú)
  • Amarres de alambre o un cordel

MÉTODO

  1. Coloca la malla unos 20cm por encima del borde de la maceta.
  2. Da a cada planta 30cm x 30cm de espacio de malla como mínimo.
  3. Guía las ramas nuevas bajo la malla para fomentar su crecimiento lateral.
  4. Sujeta las ramas con los amarres o la propia malla.
  5. Continúa entrenando las plantas hasta que el 70% de la malla esté cubierta de vegetación, e inicia el período de floración.
  6. Las plantas llenarán el resto del espacio a medida que desarrollen sus flores.
  7. Vigila que no haya brotes subdesarrollados por debajo de la malla.

CONSEJOS PARA EL SCROG:

CONSEJOS PARA EL SCROG:

FLUJO DE AIRE

El flujo de aire es muy importante para el ciclo de humedad/sequedad por medio de la evaporación y el intercambio de gases. Los estomas de las hojas, donde tiene lugar este intercambio de gases, se encuentran en su cara inferior.

El ScrOG crea una alfombra llana en lugar de varios canales entre las ramas, por lo que hará falta prestar especial atención a la circulación de aire por encima y por debajo de la malla.

MANTENIMIENTO

Elimina las hojas de abanico de la parte inferior de forma habitual, para fomentar el crecimiento del dosel. Quita todas las hojas que haya por debajo de la malla, buscando y eliminando cualquier brote nuevo. Las hojas por debajo de la malla apenas recibirán luz, y podrían contraer enfermedades.

ELIGE BIEN LA GENÉTICA

Mantenimiento

Para llevar a cabo el método ScrOG, hace falta tener algunos conocimientos sobre genética y fenotipos, y en especial saber calcular el estiramiento durante la floración.

Muchas plantas índica apenas se estiran cuando pasan de un ciclo de luz de 18/6 a 12/12, y simplemente llenan los nudos ya existentes al realizarse el cambio de fotoperíodo. Una índica pequeña y compacta necesitará casi todos los nudos posibles para desarrollar un cogollo de tamaño decente.

En el extremo opuesto de esta escala están las sativas, que pueden estirarse de forma considerable en las mismas condiciones. Si el cambio se realiza cuando tiene dos o tres nudos por encima de la malla, acabarán estirándose de forma satisfactoria.

La mayoría de variedades se desarrollan bien con el método ScrOG, y algunas responden de forma especialmente positiva. Pruébalo, no te arrepentirás.